Juan Diego Córdoba González. 12 diciembre, 2019
El presidente de la República, Carlos Alvarado, llamó a los sectores a no usar el tema para polarizar el país. Fotografía José Cordero
El presidente de la República, Carlos Alvarado, llamó a los sectores a no usar el tema para polarizar el país. Fotografía José Cordero

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó la noche de este jueves, la norma técnica que permite la interrupción del embarazo cuando peligra la salud o la vida de la madre.

El anuncio lo hizo el mandatario a través de sus cuentas de redes sociales.

“En cumplimiento con el compromiso que asumí con la vida y la salud de las mujeres, junto al Ministerio de Salud, he firmado la norma técnica”, publicó Alvarado.

A partir de este momento, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene seis meses para implementarla según lo establecido por el Ministerio de Salud. No obstante, para hacerlo deberá crear un protocolo para sus centros de salud.

También los hospitales privados deberán crear y comunicar a Salud sus mecanismos.

““Con esto buscamos saldar una deuda histórica con las mujeres de este país. Esta decisión es para salvar la vida de las mujeres y resguardar su salud”, añadió.

Alvarado estampó su firma en la norma técnica 19 meses después de asumir la Presidencia de la República. A lo largo de la gestión sostuvo que cumpliría con ese compromiso en el momento que considerara correcto.

La rúbrica, además, ocurre dos días después de que el Ministerio de Salud divulgara el contenido de la norma, el pasado martes. Ese mismo día, fue enviado a consulta a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La mañana de este jueves, la Junta Directiva de la institución aprobó de forma unánime el protocolo médico, con algunas recomendaciones.

Aunque la opinión de la CCSS no era vinculante, Alvarado esperó el pronunciamiento de esa entidad para después firmar la norma técnica.

El presidente insistió en que este protocolo no legalizará el aborto libre en Costa Rica, sino que solo busca estandarizar el abordaje médico de un procedimiento establecido por el Código Penal desde 1970, el cual permite interrumpir el embarazo cuando la vida o la salud de la mujer corra peligro.

Alvarado también llamó a los sectores a no utilizar este tema para “generar una polarización dañina para nuestro país”.

“Costa Rica ha sabido llevar adelante su democracia a través del respeto de las instituciones constitucionales, nuestro compromiso como Gobierno es que se cumpla la ley y se garantice y respete los derechos de las personas”, añadió el mandatario.

Según la norma emitida, la interrupción del embarazo para proteger la salud y vida de la madre deberá pasar por un proceso de revisión que incluye el criterio colegiado de ginecoobstetras y especialistas en la enfermedad de fondo que motiva la consulta, y en la firma de un consentimiento informado de la mujer.

FUENTE: Ministerio de Salud    || créditos / LA NACIÓN.