Salud

Lanzan campaña para repatriar a más de 250 ticos varados en el extranjero

La Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio y la Alianza Empresarial para el Desarrollo esperan recaudar $150.000 para contratar vuelos humanitarios que realicen el rescate

La Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) y la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED) contratarán vuelos humanitarios para repatriar a 250 costarricenses que se encuentran varados en otros países, debido a los cierres de fronteras provocados por la pandemia del nuevo coronavirus.

“Tenemos cientos de costarricenses varados en otros países y sin posibilidad de regresar a Costa Rica pronto. Muchos de estos hermanos están sufriendo de enfermedades, son adultos mayores o corren el riesgo de perder sus empleos si no regresan pronto al país”, señaló AmCham en un comunicado.

El proyecto pretende traer de regreso a 250 ticos atrapados en Argentina, Brasil, México, Colombia y Panamá.

Para lograrlo, AmCham y AED necesitan recaudar un total de $150.000, a fin de pagar vuelos tipo chárter a la compañía panameña de aviación Copa Airlines.

Este dinero se recaudará por medio de una campaña.

Las empresas o personas que quieran contribuir pueden acceder a devueltaalhogar.cr, donde encontrarán la información sobre el proyecto y las cuentas bancarias para realizar las donaciones.

De acuerdo con la presidenta de AmCham, Gisela Sánchez, “este es un ejemplo muy claro de que las alianzas público-privadas son clave no solo para atender esta pandemia, sino para sacar adelante a Costa Rica".

"Hoy más que nunca queremos que todos los ticos puedan regresar a su país y estar con sus familias”, dijo Sánchez.

La presidenta afirmó que comenzarán con las personas que se encuentran en América.

Agregó que algunas compañías se unieron a la iniciativa y donarán $1 por cada $1 que donen las empresas y personas a la campaña.

“Nos dimos cuenta que tenemos cientos de ticos que, lamentablemente, ya sea porque fueron a hacer algo de trabajo o porque fueron a pasear, se quedaron varados en otros países, prácticamente en todo el mundo, pero tenemos grupos de más de 80 personas en algunos de esos países".

“Yo me enteré del caso de una señora, doña Marcela Rocha, que está en Buenos Aires de Argentina.

"Ella fue con su hija para algo de estudios y, como lamentablemente en Argentina cerraron fronteras para vuelos comerciales hasta septiembre, por el tema de covid-19, no pudo devolverse. Luego, ella se enteró de que a su esposo le diagnostican un cáncer y que está en el hospital, entonces ella se preocupó todavía más”, manifestó.

Por su parte, el presidente honorario de AED, Luis Javier Castro, comentó que “la pandemia nos tomó a todos por sorpresa al igual que cientos de hermanos compatriotas que continúan lejos de su hogar".

“Traerlos de regreso no solo es lo humano de hacer, sino que representa nuestros más profundos valores como costarricenses”, comentó.

Para la operación, la Cancillería se encargará de realizar todos los trámites migratorios con el fin de que estas personas puedan volver a Costa Rica sin ningún problema, mientras que AmCham y AED negociarán la contratación de los vuelos.

El jefe del Departamento Consular de Cancillería, Rodolfo Rodríguez, calculó que hay un total de 737 costarricenses varados en todo el mundo, pero que ese es un dato móvil, pues puede variar por distintas razones como la movilidad entre naciones.

Sánchez destacó que la idea es traer de vuelta a todos los costarricenses por etapas, ya que en algunos países es más complicado porque se encuentran grupos muy reducidos de personas.

“En total hay más de 700 ticos en diferentes lugares del mundo. El problema es que hay, por ejemplo, dos ticos en Croacia o dos en Emiratos Árabes Unidos; entonces, el problema con estos grupos tan pequeños es que es muy difícil poder tener un vuelo para dos personas; esa segunda etapa es un poco más compleja, pero el objetivo es traerlos a todos de vuelta”, aseveró.

Un caso como el que comenta la presidenta de AmCham es el de José Rodríguez, un piloto que quedó atrapado en la India. Desde el 17 de marzo, por la emergencia suscitada por el nuevo coronavirus y el cierre de fronteras decretado en ese país, este costarricense fue despedido de la aerolínea en la que trabajaba desde hace varios meses.

Él se quedó en la India sin que se le pagara el salario del mes de marzo, la liquidación y el estipendio empresarial para pagar su apartamento.

Se trata de una situación complicada, ya que Rodriguez no está solo en Asia, pues vive en la India con su esposa Gabriela y sus dos hijas, de tan solo 11 y 12 años.

Estan varados en la ciudad de Kannur; no pueden salir del país por el toque de queda y su precaria situación económica. Los Rodríguez sobreviven comprando alimentos con tarjeta de crédito y unos pocos ahorros. Calculan que, dentro de un mes, ya no tendrán recursos para mantenerse.

“Nuestra preocupación por momentos incrementa, ya que el lockdown (toque de queda) se extiende continuamente y no tenemos información clara. Además, muestras posibilidades de regresar al país son prácticamente nulas... Estamos tristes, tenemos miedo y preocupación. Emocionalmente, es muy difícil. Veníamos a empezar una vida nueva y ahora estamos encerrados aquí”, expresó vía WhatsApp Gabriela Soto, esposa del piloto tico.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.