Salud

Hospital de Niños dejaría de recibir a estudiantes de internado que fueron a fiesta clandestina

Supervisor de alumnos de la Ucimed dijo a ‘La Nación’ que de comprobarse que asistieron al evento, ‘probablemente’ no los admitirá más en el centro médico

El Hospital Nacional de Niños (HNN) dejaría de recibir a los estudiantes de Medicina que asistieron a una fiesta clandestina el sábado anterior en una urbanización en El Alto de las Palomas, Escazú. Se trata de dos alumnos de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed), de apellidos Picado y Montero, ambos de 25 años, que realizan su internado en este centro médico desde setiembre.

Arturo Solís, supervisor de los practicantes en el HNN, dijo a La Nación que de comprobarse que ambos asistieron al evento no los aceptaría más en las instalaciones hospitalarias. “Probablemente no (los reciba). Yo creo que parte de las enseñanzas que uno tiene es el ‘dime con quién andas y te diré quién eres’. Se incurrió en una falta y uno no desearía que personas que tienen esos antecedentes regresen al hospital. Honestamente no”, respondió el médico ante la consulta de este medio.

Según reportes policiales, a las 3:35 a. m. del domingo, el estudiante de apellido Picado salió caminando de la fiesta con dificultad para mantener el equilibrio, sin mascarilla y con un fuerte olor a licor. Cuando fue interceptado por los oficiales, obstruyó y cuestionó en varias ocasiones la actuación policial, dijo no portar la cédula cuando se le solicitó identificarse, además de que manifestó ser médico del HNN para que lo dejaran irse con el argumento de que debía estar presente en el hospital dos horas después para atender pacientes.

La Policía Municipal de Escazú publicó un video en su página de Facebook donde se observa al muchacho discutiendo con los oficiales, material que motivó a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a abrir una investigación por el hecho, con el fin de “se apliquen las medidas legales correspondientes”.

En ese sentido, Solís manifestó que esperarán los resultados pertinentes para tomar una decisión en firme, pero que sin lugar a dudas la situación es lamentable y que de comprobarse amerita una sanción.

“Por supuesto me parece muy mal (que vayan a fiestas clandestinas). No es correcto y eso constituye una falta a lo que se les ha solicitado y explicado. Es una situación muy lamentable; es frustrante que cuando se ha invertido tantísimo en los últimos 18 meses o más en términos de educación, prevención y mensaje a la comunidad, pues ocurra esto. No se puede aceptar esta conducta. Si usted es un estudiante de Medicina, tiene que actuar consecuentemente, tanto dentro del hospital como fuera de él.

“Nosotros les insistimos que ellos son responsables de sí mismos, que no vienen acá a contagiarse, por lo que tienen la obligación de asumir esa responsabilidad y de implementar todas estas medidas en su práctica, porque tienen un alto riesgo de contagiarse en actividades extracurriculares y en sus casas. No nos pueden traer el virus aquí a la comunidad hospitalaria”, aseveró el médico.

Solís aclaró que desconocen si los estudiantes llegaron el domingo a completar su turno a las 7 a. m. (hora que inicia la guardia), luego de participar en la fiesta ilegal.

La directora del Hospital Nacional de Niños, Olga Arguedas, dijo a este medio que actualmente están “en la ejecución de las acciones legales” para tomar una decisión. Por su parte, el rector de la Ucimed, Pablo Guzmán Stein, señaló que el tema aún está en investigación y que respetarán el debido proceso. “Yo no puedo en este momento decirle que vamos a actuar ya o que se va a hacer suspensión (de los estudiantes) o no. Estamos analizando todas las pruebas”, detalló el jerarca universitario.

Mientras tanto, el Hospital México confirmó que estudia la apertura de un proceso administrativo a un médico residente que también habría asistido a la citada fiesta. El joven de 27 años es de apellidos Marín Baraquiso y el pasado 1.° de febrero ingresó al Programa de Posgrado en Especialidades Médicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), bajo la especialidad de Ginecología y Obstetricia, con formación en el Hospital México.

“Procedería una investigación administrativa para ver si incurrió en algún daño con respecto a las normas y reglas que tiene la institución”, dijo a La Nación el director del centro médico, Douglas Montero, al destacar que el residente se presentó al hospital horas después de la fiesta y tuvo contacto con pacientes y demás funcionarios. “Es una actividad contrasentido de lo que hace, es un problema de lealtad y de compromiso también con la institución”, aseveró.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.