Patricia Recio. 5 junio, 2019
La enfermedad es transmitida por el mosquito anófeles.
La enfermedad es transmitida por el mosquito anófeles.

Cuatro vecinos de los barrios Pacuare y Villa del Mar en Limón, fueron internados en el Hospital Tony Facio, de esa ciudad, tras confirmarse que sufrían de malaria.

Se trata de tres hombres y una mujer de entre 25 y 48 años, quienes enfermaron luego de que dos de ellos viajaran a un país suramericano, donde contrajeron el parásito Plasmodium falciparum por la picadura del mosquito del género anófeles.

Rodrigo Marín, director de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud, explicó que si bien esta puede ser una enfermedad grave, en este caso hubo un diagnóstico y atención oportuna. Por esa razón, dijo, no fue necesario trasladar a los pacientes a un centro médico capitalino.

No obstante, se realiza una búsqueda de casos probables entre amigos y familiares, a tiempo que se realizarán fumigaciones en los barrios mencionados para eliminar posibles criaderos de este mosquito.

La malaria o paludismo es una enfermedad tropical que provoca fiebres muy altas, escalofríos y anemia. Los primeros síntomas surgen de forma repentina.

En los casos más graves, destruye células sanguíneas y daña circulación, hígado y riñones, por lo que podría causar la muerte.

Desde 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a Costa Rica como una de las 21 naciones del mundo con expectativas para erradicar esta enfermedad en el 2020 (grupo de países llamados E-2020).

Sin embargo, la meta de erradicación se ha visto en riesgo en años anteriores, pues si bien entre el 2013 y el 2015 el país no reportó casos autóctonos (es decir, casos de contagio en el propio país), en el 2016 y el 2017 sí se registraron afectados.