Salud

Costa Rica registra baja en tasa de mortalidad de niños menores de un año

Para 2018 estaba en 8,37 por cada 1.000 nacimientos, en 2019 bajó a 8,25, según datos de INEC. Fecundidad sigue en descenso

La tasa de muerte en niños menores de un año registró una disminución el año pasado en relación con el 2018, de acuerdo con los datos que dio a conocer este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Para 2018, la tasa estaba en 8,37 mientras que para 2019 se produjo una baja a 8,25. De enero a diciembre del año pasado hubo 64.274 nacimientos y 530 muertes infantiles, lo que significa 4 .175 nacimientos y 43 muertes infantiles menos que en 2018.

“Del total de muertes de menores de un año, las defunciones neonatales, es decir, las ocurridas en los primeros 28 días de vida, representan el 75,5 %, lo que da como resultado una tasa de mortalidad neonatal de 6,22, por 1.000 nacimientos. Esta tasa muestra una disminución de 2,5 % con respecto a 2018, que fue de 6,38″, agrega el Instituto.

A pesar de la baja en la tasa de mortalidad infantil con respecto al 2018, no llega a cifras de otros años. Para 2015 estaba en 7,74 muertes por cada 1.000 nacimientos; para 2016 en 7,93; y en 2017, en 7,92.

Nacimientos, defunciones y tasa de mortalidad infantil

FUENTE: INEC. ESTADÍSTICAS VITALES    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

Según el informe, las afecciones originadas en el período perinatal (que va de la semana 28 de gestación y el día 7 después de nacido), representan el 51,3% del total de defunciones. Las muertes cuya causa es inmaturidad extrema (recién nacidos con un periodo de gestación menor a 28 semanas) representan el 39,0 %.

Al comparar las causas, señala el INEC, las afecciones en el periodo perinatal pasaron de representar un aporte relativo de 48,2 en 2018 a 51,3 en 2019. Por el contrario, las malformaciones congénitas presentan una disminución de un año a otro; al pasar de 35,1 al 33.

Un análisis por provincias revela que Cartago, Limón y Puntarenas presentan tasas de mortalidad infantil superiores a la nacional. Estas son de 9,55; 9,13; y 8,90, respectivamente, por cada 1.000 nacimientos.

“Cartago es la provincia con el mayor deterioro entre 2018 y 2019, ya que pasó de una tasa de 7,75, a una tasa de 9,55, es decir, aproximadamente dos muertes infantiles más, por 1.000 nacimientos”, informó el Instituto.

Entretanto, la provincia con la menor tasa es Heredia con 7,09, es decir, una muerte menos por cada 1.000 nacimientos en relación con el indicador a nivel nacional. Además, esta provincia bajó 5,1% con respecto a las cifras de 2018.

Según el INEC, aunque hay una baja en relación con el 2018, la mortalidad infantil muestra fluctuaciones muy leves, a partir de 2015 con un ligero aumento.

La mortalidad neonatal y la mortalidad posneonatal, los dos componentes de la mortalidad infantil, presentan también un leve aumento para 2019, en concordancia con el indicador nacional de mortalidad infantil.

“Se mantiene el predominio de la mortalidad neonatal, es decir, la que acontece en los primeros 28 días de vida, con un valor de 6,22 por 1.000 nacimientos, mientras que la posneonatal, que acontece posterior a los 28 días y previo al año de edad, presenta un valor de aproximadamente 2 muertes por 1.000 nacimientos”, concluye.

Olga Araya, coordinadora de la Unidad de Estadísticas Demográficas del INEC, llamó la atención sobre una particularidad del año pasado.

“Generalmente, se presenta una tasa mayor en los hombres que en las mujeres. Sin embargo, a nivel nacional, la tasa de mortalidad infantil de las muejres para 2019 fue mayor que la de los hombres. Este comportamiento se mantiene en todas las provincias, excepto en Alajuela, donde las tasas son iguales, y en Cartago y Heredia donde el patrón se invierte”, expresó.

Fecundidad sigue en descenso

El INEC también dio a conocer indicadores demográficos.

De acuerdo con estos, la fecundidad sigue en descenso. Así, mientras que para 2009, las mujeres tenían 1,95 hijos en promedio al final de su periodo fértil, al año pasado, el número era de 1,56.

De esta forma, el nivel de fecundidad es menor que la tasa de reemplazo, que es 2,1 hijos por mujer.

En cuanto a mortalidad, señala el Instituto, se mantiene estable con una tendencia al aumento, hecho vinculado al envejecimiento de la población, que resulta de la reducción de la fecundidad y el incremento en la esperanza de vida.

A lo largo del 2019 fallecieron 13 mujeres durante el embarazo, parto y puerperio, lo que representa 2,02 defunciones maternas por 10.000 nacimientos.

Estos indicadores, explicó el INEC, se obtienen con base en el registro de estadísticas vitales, que incluyen nacimientos, defunciones y matrimonios. Además, se utilizó la población proyectada al 30 de junio para el total del país.

Irene Vizcaíno

Irene Vizcaíno

Editora de Sociedad y Servicios Públicos. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.