Salud

Funcionarios de CCSS que rechazan vacunarse recibirán advertencia y charla antes de posible sanción

Lineamientos dados a conocer por entidad establecen la apertura de un procedimiento disciplinario como último recurso

Los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que se nieguen a recibir la vacuna contra la covid-19 recibirán una nota de advertencia, una charla y un análisis de caso antes de que se abra un procedimiento disciplinario.

Así lo establecen los lineamientos dados a conocer por la entidad, este viernes.

“La posibilidad de tomar medidas más importantes debe ser valoradas por las jefaturas como el recurso final, deben haberse agotado las opciones educativas”, dijo Roberto Cervantes, gerente general de la CCSS, en un comunicado.

La aplicación de las dosis para los trabajadores de la salud es obligatoria desde el 11 de marzo, cuando se publicó el decreto N° 42889-S. Sin embargo, para poder implementar esa orden era necesario que la Caja estableciera un procedimiento a seguir.

Según esa normativa, quienes se nieguen a vacunarse recibirán una nota preventiva, en la que se les darán cinco días hábiles para cumplir con la obligación, o bien, para aportar los motivos médicos que les imposibilitan a protegerse con el fármaco.

Un médico laboral y los encargados de inmunizaciones de la institución revisarán las razones de cada persona. En caso de no existir razones médicas para negarse, se recomendarán medidas alternativas de índole administrativo por parte de la jefatura.

Estas personas también recibirán una charla sobre la importancia de la inoculación.

Si se verifica la ausencia de justificación y la negativa a vacunarse persiste, la jefatura valorará si se debe abrir un procedimiento administrativo con el fin de establecer una eventual responsabilidad disciplinaria. Los procedimientos administrativos pueden prolongarse por meses.

Los últimos datos revelados por la institución señalaban que 374 trabajadores habían rechazado la inoculación contra el nuevo coronavirus.

En febrero pasado, el ministro de Salud, Daniel Salas, afirmó que inocularse significa cumplir el primer mandato del juramento hipocrático (”No hacer daño”), para el personal que atiende pacientes con covid-19 y que podría poner en riesgo la vida de otros individuos y la propia.

“Esto va a permitir la reactivación de servicios. Esto se hace necesario”, aseveró Salas en aquella ocasión, al anunciar la obligatoriedad de vacunación para los funcionarios de salud.

A inicios de abril se dio a conocer que una pediatra del Hospital Nacional de Niños había dado positivo por covid-19. Esta situación obligó a aislar a tres pacientes ante la posibilidad de que hubieran sido contagiados, aunque al final dieron negativo.

Sin embargo, como confirmó la directora médica de ese centro, Olga Arguedas, el caso reflejó el impacto negativo de decisiones equivocadas.

Paso a paso

¿Cómo se procederá si un funcionario de la CCSS es llamado a vacunar y este se niega?

1- Aviso de cinco días. Se le da cinco días hábiles para vacunarse o brindar los motivos médicos por los cuales tiene contraindicada la inoculación.

2- Charla educativa. La jefatura de cada persona remitirá el caso al médico laboral y al encargado de inmunizaciones del establecimiento de trabajo.

Estas personas le explicarán en un lenguaje acorde para su comprensión la necesidad de aplicación de la vacuna, su eficacia, seguridad y posibles efectos secundarios, así como los beneficios o ventajas.

3- Análisis. El médico laboral y el encargado de inmunizaciones analizan cada caso de forma individual, comunican a la jefatura del trabajador si existe o no contraindicación médica para la vacuna contra covid-19. También se valorará el riesgo de las personas de infectarse del virus y de infectar a otros.

4- Determinación de responsabilidades administrativas y disciplinarias. Si se verifica que no hay justificación que amerite el no vacunarse y si la negativa persiste, la jefatura valorará si se instaura un procedimiento administrativo tendiente a establecer la eventual responsabilidad disciplinaria.

En ese caso la jefatura deberá ajustarse a la Normativa de Relaciones Laborales. En esto debe resguardarse el principio de debido proceso, proporcionalidad y razonabilidad en materia sancionatoria.

Un eventual procedimiento debe ser notificado dentro del plazo de un mes.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.