Salud

CCSS descubre desinfectante contaminado mientras investigaba causa de bacteria en hospitales

Entidad asegura que no encontró el microorganismo en la sustancia, pero sí otros ‘contaminantes ambientales’

La CCSS retiró de todos los hospitales el desinfectante que emplea en sus unidades luego de encontrar algunos lotes contaminados.

El hallazgo se realizó como resultado de la búsqueda del foco de infección que produjo el cierre de la maternidad del Hospital Calderón Guardia por más de un mes, debido a la presencia de la bacteria Serratia liquefaciens en algunos pacientes.

Al detectar el desinfectante contaminado, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) también decidió suspender la producción por la presencia de contaminantes ambientales, aunque no el microorganismo.

La institución informó por medio de un comunicado de que la medida se adoptó preventivamente para reducir cualquier riesgo.

José Fabio Herrera, director del Laboratorio de Reactivos Químicos de la Caja, explicó que suspendieron la producción del desinfectante con el propósito de determinar los posibles focos que produjeron la contaminación en el proceso de manufactura. No se detalló de qué estaba contaminado el desinfectante.

La investigación determinó "la presencia de alteraciones en la calidad de algunas materias primas", por lo que se informó a las autoridades médicas y logísticas el retiro del producto de todos los establecimientos.

En su lugar, añadió el comunicado, se autorizó la adquisición de otros productos, mientras se prepara una compra unificada que abastezca a todas los centros de salud y establecimientos de la entidad.

Herrera explicó que se tomaron otras disposiciones relacionadas con la producción del desinfectante como ampliar el periodo de cuarentena, mejoras en los protocolos de manufactura y el análisis de materias primas.

Se espera que la producción del desinfectante se reactive en mayo una vez que haya garantía de la inocuidad del producto. El Laboratorio de Reactivos Químicos, manufactura unos 220.000 litros anuales de desinfectante concentrado.

Xiomara Badilla, jefa de la subárea de Vigilancia Epidemiológica, dijo que tras la situación presentada en el Calderón Guardia se reforzaron todos los protocolos del lavado de manos, la aplicación correcta de los procesos de desinfección y en todos los utensilios que se emplean en los diferentes servicios, entre otras.

La especialista dijo que aún no tienen certeza de cuál fue el foco de contaminación en ese centro hospitalario, sin embargo, por las acciones efectuadas, no se han vuelto a presentar casos. Esta información la ratificó el doctor Taciano Lemus Pires, director del Calderón,

En el caso del contagio en el Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, con la bacteria Serratia marcescens, Badilla informó que las investigaciones están en proceso, pero que al igual que en el Calderón Guardia se están reforzando todas las medidas preventivas relacionadas con la desinfección de áreas afectadas.