Por: Gerardo Ruiz R..   22 enero
22/1/18/Cancilleria/ Entrevista al Dr. Majed Alkasbi, Ministro de comercio e inversion del Reino de Arabia Saudita.
22/1/18/Cancilleria/ Entrevista al Dr. Majed Alkasbi, Ministro de comercio e inversion del Reino de Arabia Saudita.

Una delegación de 13 funcionarios de alto rango del Reino de Arabia Saudita visita el país con miras a expandir las relaciones comerciales y políticas con Costa Rica como parte de la estrategia "Visión 2030" que echó a andar esa nación de Medio Oriente y que pretende reorientar desde su fuente de ingresos, hoy enfocada en el petróleo, hasta aspectos de su rígida sociedad.

El grupo de altos jerarcas saudíes inició su visita oficial de dos días a San José este lunes y está encabezado por el ministro de Comercio e Inversiones, el doctor Majed Alkasbi.

Durante una entrevista que ofreció a La Nación, el ministro afirmó que su visita es en respuesta a una invitación que el presidente Luis Guillermo Solís le cursó al príncipe heredero, Mohámed bin Salmán, durante su visita a Arabia Saudita el año pasado.

Alkasbi fue claro en que la relación entre ambas naciones todavía es incipiente. Los intercambios diplomáticos apenas iniciaron el 7 de diciembre del 2015, cuando el Gobierno de Solís estableció relaciones diplomáticas con el país más poderoso y rico de la comunidad árabe.

En materia de comercio, Alkasbi también reconoce que el intercambio bilateral es pequeño. Según la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) el comercio entre los saudíes y Costa Rica apenas rozó los $6 millones a noviembre del 2016.

El ministro afirmó que la única forma en que las relaciones bilaterales pasen pronto a una adolescencia es con visitas recíprocas porque "ver es creer".

"Por ahora estamos conociendo las oportunidades, vamos a formar equipos especializados para hacer un seguimiento de cada oportunidad identificada. Vamos a medir beneficios y riesgos y, entonces, vamos a poder seguir adelante con las oportunidades de inversión", estimó el delegado del gobierno saudí.

Alkasbi enfatizó que esta apertura hacia Costa Rica es parte de los planes del príncipe heredero bin Salmán, un verdadero reformador de 32 años, que le quiere quitar a su país el estigma de ser una economía basada en la venta de petróleo para diversificar las fuentes de ingresos ante la caída en el precio de ese commodity.

El príncipe, además, ha echado a andar reformas en lo social que incluyen hitos como que las mujeres estén por fin autorizadas a conducir vehículos o visitar estadios de fútbol, espacios hasta hace poco reservados para los hombres en la férrea práctica del islam en el reino.

Acerca de las oportunidades para eventuales exportaciones costarricenses a su país, el ministro Alkasbi mencionó que le ve potencial a productos como el café y la piña, en el sector agrícola, así como a los suministros médicos en el ámbito industrial.

"Yo pienso que Costa Rica tiene el ingrediente correcto para el éxito: buenos cerebros, buen talento, la estabilidad política, una ubicación estratégica entre Sur y Norteamérica y el tamaño exacto. Entonces, lo que tenemos que encontrar es la receta correcta para el éxito y no preocuparnos por las distancias geográficas”, comentó.

Aunque alabó las bellezas naturales costarricenses, el ministro dijo que por ahora es pronto para pensar en que los turistas árabes tengan al alcance vuelos directos que los traigan hasta Costa Rica. No obstante, manifestó que su país no descarta una negociación con las empresas europeas de aviación que ya tienen vuelos directos hacia acá para que traigan a sus conciudadanos.

"Lo más importante ahora es iniciar. Tenemos que dar el primer paso. La clave es empezar. Yo creo que el Gobierno (de Arabia Saudita) está tratando de abrirse y eso es bueno", reafirmó.

Uno de los aspectos de la economía costarricense que más impresionó al ministro saudí de Comercio Exterior es que la energía eléctrica provenga en más de un 99% de fuentes renovables, ámbito en el que el Gobierno que conduce el príncipe heredero pretende invertir los dólares que, irónicamente, el país genera gracias a la venta de petróleo para la fabricación de combustibles contaminantes.

"Lamentablemente para nosotros no hemos podido salir de la camisa del petróleo, de ahí vino la 'Visión 2030'. No queremos salirnos de esa camisa, pero queremos diversificar nuestros ingresos y, por ejemplo, tenemos el mar Rojo por donde pasa el 13% del comercio mundial y hasta ahora vamos a hacer uso de ese paso. Arabia también es un país rico en minerales y en turismo", explicó.

¿Cuáles son los pasos a dar para ampliar la relación comercial y política entre Arabia Saudita y Costa Rica?

El ministro Majed Alkasbi tiene bien dibujada la ruta en la que la Cancillería prepara una próxima visita del ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González.

"Vamos a tener un plan ejecutivo de seguimiento que incluye visitas. Tenemos que identificar con precisión las oportunidades y vamos a planear visitas a Costa Rica de inversionistas privados y estatales. Esperamos contar pronto con un reglamento de inversiones y de normas fiscales", adelantó.