Por: Aarón Sequeira.   17 enero
Miguel Villegas, curador de los créditos de la Corporación Yanber, compareció ante la Comisión Investigadora para detallar el Cinvenio de Acreedores por el que Samuel Yankelewitz evitó la quiebra de la firma. Foto: Diana Méndez.
Miguel Villegas, curador de los créditos de la Corporación Yanber, compareció ante la Comisión Investigadora para detallar el Cinvenio de Acreedores por el que Samuel Yankelewitz evitó la quiebra de la firma. Foto: Diana Méndez.

El curador de los créditos de la empresa Yanber, Miguel Villegas, reveló este miércoles ante la Comisión Investigadora de Créditos de la Asamblea Legislativa, que el exdueño de esa compañía, Samuel Yankelewitz, intentó legalizar un préstamo por $7 millones y sumarse como uno más de los acreedores de la firma.

Sin embargo, aunque Yankelewitz intentó que con la legalización de ese préstamo él pudiera cobrar, eventualmente, la deuda, la Junta de Acreedores que acogió el Convenio Preventivo rechazó esa pretensión.

"Era un crédito por $7 millones, pero en la Junta de Acreedores se tomó el acuerdo de que, para tener un buen finiquito, él tenía que retirar eso, lo que efectivamente hizo. Él indicaba que la empresa tenía deudas por $7 millones y trató de legalizar eso, como un acreedor más", comentó Villegas.

Desde esta semana, los diputados llevan a cabo las investigaciones de los créditos por $56 millones que Yanber tenía a la fecha de su entrega a los acreedores, particularmente porque el 45% de sus deudas las tenía con la banca estatal.

Además de esa deuda que Yankelewitz intentó cobrar, Villegas informó a los congresistas sobre las deudas de Yanber con los bancos estatales, en particular sobre los montos que no tenían garantía.

De los $10 millones que la empresa de productos plásticos tenía con el Banco Nacional, $6 millones no tenían garantía real, o sea, no se podían redimir con bienes inmuebles, sino con pagarés "y otros documentos", dijo el curador.

De igual forma, la deuda que Yanber tenía con el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), que ascendía a ¢1.142 millones, también carecía de garantía real, o sea, igualmente se preveía cubrir con pagarés y otra documentación.

En el caso de la deuda con el Banco de Costa Rica, esta sí se basaba en "propiedades y bienes inmuebles", que siguen siendo parte del fideicomiso que hoy está administrado por Francis Durman y Allan Rodríguez, y que mantiene en operación a la empresa Yanber, afirmó el curador.

Con el BCR, esa empresa tenía tres préstamos, todos en colones, uno por ¢3.582 millones, otro por ¢1.880 millones y el último por ¢900 millones.

En su declaración ante los parlamentarios del foro investigador, Miguel Villegas explicó que, para pedir el Convenio Preventivo de Acreedores, Yanber alegó que su situación había empeorado por tener mucha competencia, por las cargas sociales de los empleados y por los altos costos de la electricidad para sus operaciones.

"El endeudamiento de Yanber en los meses anteriores al Convenio (que se dio en mayo del 2015) era muy grande y los administradores no podían seguir operando, porque querían seguir sus operaciones sin enfrentar las obligaciones con los acreedores", indicó Villegas.

Según explicó el curador a los congresistas, dentro de los más de 40 acreedores, hay principalmente bancos privados y los proveedores de la compañía de plástico.

Para sus funciones de revisión de cada uno de los créditos de Yanber, Villegas fue nombrado por el Juzgado Concursal de San José y entró en funciones en junio del 2015, para emitir un informe sobre la propuesta que evitaría el estado de quiebra.

Villegas dijo que ese Convenio actualmente está saliendo adelante y que el 29 de enero se cumple el plazo que se dio para hacer "todas las diligencias para buscar la venta de la empresa".


En ese sentido, recordó que hay un acuerdo de los acreedores con Francis Durman y Allan Rodríguez de que ellos pueden ser los propietarios de la compañía, pero añadió que no se descarta la posibilidad de hacer la venta a un tercero.

Sobre las condiciones de reestructuración de las deudas con los bancos estatales, Villegas comentó que se dieron plazos más largos y menores tasas de interés.

Específicamente, se trata de una tasa flat del 2%, por los primeros dos años, 3% por los siguientes tres años y a partir del quinto año, una tasa Libor más el 4%, con un plazo de 25 años.

El curador procesal de Yanber destacó, ante el interés de los parlamentarios, que durante los siete meses anteriores al traspado de la empresa a los acreedores, esa firma había obtenido créditos por $35 millones, principalmente con bancos privados, casi todas ellas con garantías no reales, o sea, pagarés y documentación similar.

Samuel Yankelewitz, exdueño de Yanber, deberá comparecer ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa.
Samuel Yankelewitz, exdueño de Yanber, deberá comparecer ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa.

Ante consulta de Patricia Mora, del Frente Amplio, Villegas negó que los bancos estatales pudieran haber previsto una eventual quiebra de esa compañía, pues los estados financieros que se presentaron incluso para los últimos créditos eran los del 2014, de los cuales no se sabía que tenían irregularidades.

Dentro de la investigación sobre los préstamos de Yanber, los diputados aprobaron, luego de la comparecencia de Miguel Villegas, convocar en audiencia al expropietario de esa compañía, Samuel Yankelewitz, en una fecha por definir.

Igualmente se aprobó llamar a cuentas al exauditor externo de Yanber, Albán Ugarte Brenes, el responsable de la firma contable Ugarte y Asociados, la responsable de revisar los estados financieros con que la empresa pudo solicitar los créditos de los últimos meses al mando de Yankelewitz, entre 2014 y 2015.

Además, se recibirá al auditor forense de Yanber, Ronald Artavia, y al hijo de Samuel Yankelewitz, Andrés, para que se refieran a esos préstamos bancarios.

Así mismo, se aprobó convocar a los comités de crédito de los tres bancos estatales que le habían prestado a dicha compañía, Nacional, BCR y Bancrédito, así como al administrador del fideicomiso de Yanber, Mario Gómez.

Los legisladores también recibirán al gerente de Yanber, Ronald Soto, y al actual administrador de la compañía, Francis Durman Esquivel.