En el sexto corte que entregó del TSE, a las 9:23 p. m., Rodolfo Piza, tenía el 16,04% de los votos válidos, lo cual lo deja fuera de la segunda ronda

Por: Aarón Sequeira, Esteban Ramírez C. 4 febrero

El candidato socialcristiano, Rodolfo Piza, salió la noche de este domingo a pronunciar el discurso donde aceptaba la derrota de su partido en la elección presidencial, pero, a la vez, celebró el aumento en el caudal de votos que logró atraer su agrupación en comparación con los comicios de hace cuatro años.

A las 9:40 p. m., Piza subió a la tarima para dar su discurso donde aceptó la derrota en las elecciones del 2018, frente a parte de sus seguidores, que se concentraron en las inmediaciones del parque Francia, en Barrio Escalante.

"La tendencia electoral indica que no nos tocará participar en la segunda ronda", expresó Piza durante su discurso.

Sin embargo, matizó la derrota y resaltó que el Partido Unidad Social Cristina (PUSC) logró aumentar los votos para presidente que obtuvieron en el 2014, y aseguró que aumentarán el número de diputados en la próxima Asamblea Legislativa.

"Hemos aumentado los votos para presidente; más que duplicado la votación que tuvimos hace cuatro años, y aumentaremos de nuevo el número de diputados en la Asamblea Legislativa. Y hoy tenemos un Partido Unidad Social Cristina que otra vez se entusiasma y que otra vez levanta la bandera rojo y azul. Un partido que sigue la tarea de renovarse, que sigue la tarea de crecimiento aunque esta vez no alcanzó", aseveró Piza.

Rodolfo Piza salió a las 9:40 p. m. a dar su discurso para aceptar la derrota, frente a parte de sus seguidores, que se concentraron en las inmediaciones del Parque Francia en Barrio Escalante.
Rodolfo Piza salió a las 9:40 p. m. a dar su discurso para aceptar la derrota, frente a parte de sus seguidores, que se concentraron en las inmediaciones del Parque Francia en Barrio Escalante.

En el sexto corte que entregó del Tribunal Supremo de Elecciones, a las 9:23 p. m., Rodolfo Piza, tenía 226.984, el 16,04% de los votos, lo cual lo deja fuera de la segunda ronda electoral.

De acuerdo con datos históricos del Tribunal Supremo de Elecciones, en las presidenciales del 2014, en la primera ronda, el Partido Unidad Social Cristiana alcanzó 123.653 votos válidos, lo que representó el 6,06% de los sufragios.

"Aumentaremos una vez más el número de diputados a la Asamblea y hoy tenemos un Partido Unidad que otra vez entusiasma y levanta con orgullo la bandera rojo y azul", añadió Rodolfo Piza, en su discurso de derrota.

El candidato añadió que la Unidad es un partido que sigue la tarea de renovarse, que sigue la tarea del crecimiento, "aunque esta vez no alcanzó".

Piza aseguró que la campaña que enfrentó fue muy difícil, un proceso electoral donde siguió contando la diatriba, el insulto o la mentira, pero indicó que "el pueblo tomó una decisión, porque la razón de la democracia es formar un gobierno electo por el pueblo".

"Felicito a los candidatos que pasan a la segunda ronda y les deseo lo mejor, lo mejor para Costa Rica. Tendrán mi respeto y el de los socialcristianos, pero seremos vigilantes de que no se desvíen de los principios que han sostenido a Costa Rica", comentó el candidato del PUSC.

Piza alegó que no se arrepiente de haber tocado puertas, de haber escuchado a campesinos, pescadores, mujeres laboriosas, emprendedores, muchachos, muchachas, indígenas y personas con discapacidad, "que todavía necesitan mucho de nuestro apoyo y de nuestro compromiso", porque añadió que tiene un compromiso con Costa Rica.

El socialcristiano añadió que ahora se dedicará a descansar y que, más adelante, retomará sus tareas universitarias y el ejercicio de su profesión, que es abogado constitucionalista.

El diputado y expresidente de la Asamblea Legislativa, Rafael Ortiz, agregó que el punto de quiebre para esta elección presidencial es la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, anunciada el 9 de enero, que obliga al país a permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

"Hay una realidad política, un factor que nadie previó. Cuando se escriba la historia de esta elección, hay ahí un antes y un después del 9 de enero. No hay duda de que ese fue el factor de distorsión. El candidato que hoy está en primer lugar, cuando llegó las 12 de la noche del 31 de diciembre, tenía si acaso tres puntos", comentó el legislador.

Ortiz agregó que la opinión consultiva de la Corte marcó, en pocas semanas, la decisión de los costarricenses e hizo que el grupo de Fabricio Alvarado creciera; también, no podemos dejar de reconocer que él supo manejar el estar en esa situación.

"Quedan por analizar muchas cosas. Los dos partidos tradicionales, del antiguo bipartidismo, quedarán afuera. Llegará un espacio, donde los que no estamos tenemos que pensar muy bien cuál es el siguiente paso, que debemos dar, si permanecer afuera, o condicionar una participación y apoyo con base en acuerdos importantes que el país necesita", comentó el legislador del PUSC.

Ortiz dijo que vienen muchos temas, como el fiscal y el de infraestructura, donde se tienen que lograr grandes acuerdos y donde la Unidad tiene que jugar un papel fundamental.