Rebeca Madrigal Q.. Hace 1 día
El mandatario Carlos Alvarado cuestionó este martes los proyectos fallidos de la CNFL como el de Balsa Inferior. Foto: La Nación
El mandatario Carlos Alvarado cuestionó este martes los proyectos fallidos de la CNFL como el de Balsa Inferior. Foto: La Nación

El presidente de la República, Carlos Alvarado, advirtió que las malas decisiones de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) ponen en riesgo la situación financiera del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) como corporación.

Entre esas malas decisiones señaló la ejecución de proyectos eléctricos “mal planificados y ruinosos” como Balsa Inferior y Eólico Valle Central.

Así lo reconoció Alvarado en su tercer informe de labores frente al Congreso, este martes.

Esos proyectos llevaron a la CNFL a recurrir a un exceso de deudas por sus costos finales. Balsa Inferior pasó de un estimado inicial de $75 millones a uno real de $361 millones, mientras que el parque eólico de $21 millones a $54 millones.

(Video) Rendición de cuentas del presidente Carlos Alvarado

El mandatario señaló que esas iniciativas sumieron a todo el Grupo ICE en una situación muy compleja por los altos costos financieros y porque las inversiones hechas no fueron reconocidas por completo en las tarifas.

El gobernante sostuvo que, en una empresa privada, esos manejos hubieran provocado el despido de los jerarcas, pero que en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz tales acciones no tuvieron repercusiones.

“Si como país no tomamos acciones drásticas, las malas decisiones tomadas en el pasado en la CNFL van a comprometer la sostenibilidad financiera del ICE”, manifestó.

Al respecto y sin dar mayor detalle, anunció haber instruido a su jerarca, Irene Cañas, para que tome acciones que, según indicó, serán comunicadas en junio.

En un estudio reciente del Ministerio de Hacienda, la institución apuntó preocupaciones con respecto a las finanzas de la CNFL por los altos costos de la electricidad por abonado.

Entre otras malas decisiones en Grupo ICE, el mandatario mencionó la compra de Cable Visión, una empresa que acumulaba pérdidas al momento de su adquisición, situación que se encuentra en investigación.

Posterior al discurso de Alvarado, la presidenta ejecutiva, reaccionó en redes sociales y reconoció que la mejora de la situación financiera de la CNFL sigue “siendo un reto para la Corporación”.

“Como lo indicó el mandatario, hemos venido identificando acciones estratégicas que permitan mejorar los indicadores financieros y la competitividad de las tarifas de esta empresa pública”, señaló Cañas.

Japdeva

En cuanto al manejo de las empresas estatales, el mandatario también criticó los problemas financieros y estructurales de otras entidades, entre ellas la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

El presidente de la República consideró que la institución enfrenta problemas hoy debido a malas decisiones administrativas y el proceso seguido para concesionar el manejo de carga en Limón.

“Se cedió un negocio público a un privado sin una compensación adecuada, y sin garantías de mejores tarifas y mejor operación. Además sin un plan claro de transición.

“Hoy la realidad es que las tarifas de la TCM son más caras que antes y la terminal, a dos años de su entrada en operación, está ya llegando a su saturación operativa”, dijo.

Por otro lado, Alvarado sostuvo que la Junta no fue manejada en los últimos 20 años con criterios de eficiencia y valor público.

Indicó que entre 2002 y 2019, la plantilla de dicha entidad tuvo un peso del 60% sobre el presupuesto, mientras en otros puertos del Istmo el personal representaba entre el 20% y el 30%.

“Lo anterior revela que en Japdeva la planilla se convirtió en un fin en sí misma; no se contaba con criterios de eficiencia o con el desarrollo de Limón en la mira”, aseveró.

Los diputados aprobaron un plan de modernización en el 2019, pero la institución enfrentó un embargo preventivo por parte del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).

Desde marzo del 2020 hasta abril del 2021, dicha organización mantuvo embargada las cuentas de Japdeva e impidió el cese de un grupo de trabajadores por falta de dinero para pagar prestaciones.

“El mayor riesgo de un cierre técnico de Japdeva lo generó su propio sindicato”, mencionó el mandatario.

Frente a este panorama, el mandatario anunció que su gobierno seguirá impulsando acciones para que Japdeva pueda transformarse con un enfoque centrado en el desarrollo de Limón.

En ese sentido, reiteró su intención de impulsar la construcción de una terminal de cruceros, una marina y una estación logística intermodal, así como para la ejecución del canon que deja la operación del megapuerto y la supervisión de la TCM.

Pese a las críticas y la situación de estas empresas, Alvarado expresó su intención de ayudarlas.

“Ante instituciones enfermas, tenemos que actuar para modernizarlas y para asegurarnos de que las lideren personas de buen actuar”, señaló el mandatario durante su tercer informe de labores.