Gerardo Ruiz R.. 23 julio, 2018

Las autoridades del Partido Liberación Nacional (PLN) denunciaron que un libro de Educación Cívica, de undécimo año, adoctrina a los jóvenes en favor del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Se trata del texto Visión Cívica 11, producido en el 2015 por el grupo editorial Eduvisión, con sede en Coronado.

El hecho que más molestó a los verdiblancos es un ejercicio que dice: “Lea el siguiente esquema: se caracteriza por evitar el despilfarro y lucha contra la corrupción". Luego, agrega para dar paso a un marque con x: “El título del esquema se completa correctamente con el nombre del partido político llamado: Partido Acción Ciudadana, Liberación Nacional, Movimiento Libertario y Unidad Social Cristiana”.

Para Fernando Zamora, secretario general del PLN, este es un ejemplo de adoctrinamiento político.

El jefe de fracción del PLN, Carlos Ricardo Benavides, dijo que mandó a comprar el libro y, en este, detectó otros contenidos que, en su criterio, van en contra del legado liberacionista y contra la historia electoral del país.

La editorial, en una respuesta que envió por escrito a este diario, rechazó cualquier intento por perjudicar o favorecer a fuerza política alguna.

“En nuestro libro, Visión Cívica 11, entre las páginas 215 y 227, se presenta lo aprobado por el Consejo Superior de Educación en el 2009 para los programas oficiales de Educación Cívica, específicamente, en el tercer proyecto o unidad (p. 170), donde se hace referencia a la comunicación política (componentes emotivos y racionales) y dentro de este tema, el mismo programa es claro en que se deben reconocer agendas políticas: congresos ideológicos de los partidos políticos más recientes y programas de gobierno”, comunicó.

Y agregó: “Por tal razón, en los libros de texto se plantea una definición de estos conceptos, académicamente válida, donde, también, se hace referencia a los fundamentos ideológicos y programas de gobierno de los partidos que participaron en el proceso electoral de 2014”.

El diputado, por su parte, agregó que la bancada le exigirá al Ministerio de Educación Pública (MEP) cuentas sobre cómo fiscaliza los contenidos de los libros de texto que se utilizan en las escuelas y colegios del país.

“Queremos saber la forma en que el Ministerio de Educación fiscaliza a las editoriales que publican libros de texto que, a su vez, se constituyen en los pilares de la educación formal costarricense".

“Este texto es de undécimo año y lo usan los muchachos que justamente harán bachillerato y que, uno o dos años después, se convertirán en electores. Son las personas que están más cercanas a la mayoría de edad. Por lo tanto, es muy preocupante lo que está sucediendo. Estamos investigando”, comentó el jefe del PLN.

Benavides afirmó que también pudo identificar algunos contenidos que deslegitiman el segundo gobierno de Óscar Arias (2006-2010).

“Se promueve una imagen determinada de un partido político y se hacen afirmaciones con respecto a entidades como la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) con un clarísimo sesgo ideológico (...). Se afirma que en Costa Rica, en el 2006, no existía un partido político para gobernar con suficiente legitimidad (...). Lo que hacen es sembrar la idea de la falta de legitimidad en este caso del presidente Arias", reclamó.

Ejemplo del libro Acción Cívica de Eduvisión.
Ejemplo del libro Acción Cívica de Eduvisión.

El MEP reaccionó a través de un comunicado de prensa en el que alegó que “no promueve posiciones políticas o ideológicas".

Asimismo, indicó que ningún libro de texto de las editoriales privadas es avalado por el Ministerio, con el argumento de que no desea tener injerencia en el mercado ni incurrir en “conflictos en materia de libertad de empresa y derecho de expresión”.

“Los libros de texto no son el programa de estudio de la asignatura. Amparados en el principio de gratuidad constitucional que rige la educación pública, el Consejo Superior de Educación (CSE), como director general del sistema educativo costarricense, y el MEP, como ejecutor de los planes y programas aprobados por el CSE, no establecen libros de textos oficiales o de uso obligatorio para los centros educativos y la población estudiantil”, se lee en declaraciones que el MEP le atribuyó a Guiselle Cruz, viceministra académica.

“El Ministerio de Educación Pública, en apego a las disposiciones contenidas en el artículo N.° 3 de la Ley N.° 7874, publica ocho meses previo al inicio de cada curso lectivo las modificaciones a los programas vigentes o nuevos programas de estudio, esto con el fin de que los escritores y las casas editoriales cuenten con el tiempo necesario para adaptar su material”, se lee también en el comunicado.