Aarón Sequeira. 18 diciembre, 2020
El jefe del PLN, Luis Fernando Chacón (segundo de izquierda a derecha), ha defendido las posiciones de la mayoría de Liberación contra el préstamo el BID, pese a que él mismo estuvo a favor de que el crédito avanzara en el Congreso. Foto: Cortesía de Randall García/PLN
El jefe del PLN, Luis Fernando Chacón (segundo de izquierda a derecha), ha defendido las posiciones de la mayoría de Liberación contra el préstamo el BID, pese a que él mismo estuvo a favor de que el crédito avanzara en el Congreso. Foto: Cortesía de Randall García/PLN

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) defendió este viernes el bloqueo que aplicó al préstamo por $250 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pese a las críticas que les lanzaron los expresidentes Óscar Arias y José María Figueres.

El pasado lunes, Liberación hizo bloque con el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y los diputados independientes de Nueva República para impedir que el crédito fuera votado antes de que el Congreso saliera a receso.

La intención del Poder Ejecutivo era utilizar el empréstito para mejorar la calidad de la deuda pública, con tasas mucho más bajas que las del mercado interno y con un periodo de gracia de tres años.

Arias publicó este jueves un comentario en Facebook en el que calificó de “error” la decisión tomada por muchos diputados de la oposición, incluidos los del PLN, de no aprobar un empréstito en condiciones tan favorables.

Un par de días antes, Figueres había expresado un cuestionamiento similar a través de sus redes sociales.

“¿Cuál es el país en el que, para subir impuestos, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo SÍ logran ponerse de acuerdo, pero NO lo hacen para aprobar un préstamo de $250 millones del BID, a menos del 3% de interés, que ayudaría a las necesitadas finanzas públicas? Salir de la crisis y reconstruir el país, requiere de todos”, escribió Figueres.

Ante las críticas, el jefe verdiblanco, Luis Fernando Chacón, acusó este viernes al Partido Acción Ciudadana (PAC) y al Gobierno de no incluir en el proyecto el monto que se destina en todos los créditos a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Chacón reaccionó de esta forma ante un comunicado emitido por PAC que le atribuye a la verdiblanca Silvia Hernández, presidenta de la comisión legislativa de Asuntos Hacendarios, dar información sesgada a medios de comunicación.

Al respecto, el jefe del PLN aseguró que el oficialismo insiste en dinamitar todos los puentes con la oposición.

Error y solución

En setiembre pasado, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, afirmó que “por error” no habían destinado el 10% de los $250 millones del préstamo del BID para amortizar la deuda con la Caja.

En el comunicado emitido este viernes por el oficialismo se afirma que la tercera moción de fondo presentada a ese proyecto resolvía dicho error.

“Lamentablemente no fue posible tramitar esas mociones, debido en parte a la obstaculización promovida por la legisladora Hernández, quien desoyó las recomendación de varios líderes de su propio partido de actuar responsablemente y colaborar en la aprobación del préstamo”, señala el comunicado del PAC.

En su pronunciamiento, Chacón aseguró que la posición oficialista rompe los puentes de diálogo “al mentirle al país y ocultar la realidad”, haciendo referencia al momento en que Villegas había reconocido, en agosto, que “por error” se había omitido el pago a la Caja.

“Liberación ha sido claro en que no va a endeudar más al país, mientras no estén definidas las medidas y la ruta del Gobierno para que dichos recursos impacten en mejor calidad de vida de la familia costarricense, en especial de los más frágiles de la sociedad”, sostuvo.

Añadió que la bancada del PLN “sigue esperando seriedad por parte de las autoridades del PAC y del Gobierno”.

“Y solo esperamos que la discusión en temas tan delicados como estos se realice de la forma correcta, pensando en el bienestar de los costarricenses, de forma madura, serena y con la veracidad que los datos otorgan”, aseveró.

Entre las mociones de fondo presentadas al proyecto y que nunca llegaron a discutirse en el plenario, por el bloqueo opositor, las dos primeras, firmadas por los socialcristianos Rodolfo Peña y María Inés Solís, precisamente planteaban darle el 10% de los recursos ($25 millones) a la CCSS.

Lo mismo planteaba la tercera, con firmas de los oficialistas Laura Guido, Nielsen Pérez y Víctor Morales Mora.

Las otras tres mociones de fondo buscaban evitar que el Gobierno pudiera utilizar el ahorro que hiciera, al sustituir deuda cara por deuda barata, con los recursos financiados por el BID.

Sin embargo, ya ninguna de esas mociones importa, porque el proyecto quedó sepultado.