Por: Natasha Cambronero 31 marzo, 2015
El expresidente, Óscar Arias, se sometió a una cirugía en la Clínica Bíblica en San José, para colocarse un marcapasos.
El expresidente, Óscar Arias, se sometió a una cirugía en la Clínica Bíblica en San José, para colocarse un marcapasos.

El expresidente de la República, Óscar Arias, no se referirá a las disculpas públicas que le ofreció el mandatario Luis Guillermo Solís el sábado pasado.

El representante de Arias ante el Directorio Político del Partido Liberación Nacional (PLN), Alfredo Ortuño, aseguró tras una consulta de este medio, que el exmandatario le dijo que prefería no opinar sobre ese tema.

Solís afirmó durante una reunión con la diputada del Frente Amplio, Ligia Fallas, el miércoles de la semana pasada, que el expresidente estuvo inmerso en "negocios" durante la concesión del megapuerto de contenedores de Moín, la cual quedó en manos de la firma holandesa, APM Terminals.

Así consta en un video que la legisladora colgó en YouTube, pues ella tiene la costumbre de grabar y publicar el contenido de todos los encuentros oficiales que sostiene.

El comentario fue reproducido por el periódico digital La Prensa Libre el viernes, a las 5:03 p. m., 19 horas después el mandatario publicó el siguiente comunicado: "Le ofrezco a don Óscar una disculpa sincera por el descuido y la ligereza de mis palabras, que también podrían afectar a la empresa APM Terminals. El pueblo de Costa Rica debe saber que mi opinión estuvo fuera de lugar y carece de fundamento. Cuando uno se equivoca y cuestiona el honor y la honestidad de las personas, debe prevalecer la entereza de reconocerlo".