Yeryis Salas. 4 octubre, 2020
Oscar Campos, también fue director ejecutivo de Conarroz. Foto: Mayela López
Oscar Campos, también fue director ejecutivo de Conarroz. Foto: Mayela López

Óscar Campos Chavarría, organizador de los bloqueos en las calles ocurridos en los últimos días, gestiona la fundación de un partido político a escala nacional ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Según un acta constitutiva, con fecha del 7 de agosto, el partido se llamará Encuentro Nacional y Campos aparece como el presidente provisional.

El acta fue levantada en San Mateo de Alajuela por parte del abogado Daniel Ángel Fernández Zamora.

Campos, exdiputado del Partido Liberación Nacional (1998-2002), evitó referirse al tema, aunque señaló que mantiene un proyecto en stand-by mientras organiza los bloqueos en calles de todo el país.

Entre los fines del partido, cita el documento, se encuentran “ser un partido de colectivismo democrático participativo”, dirigir sus fuerzas “a buscar que se restituya la santidad y la autoridad en el hogar", así como “fortalecer los valores morales, espirituales, culturales, intelectuales y cívicos".

El exdiputado, quien también presidió la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) y la cooperativa Coocafé, se ha mantenido activo en movimientos en contra del Gobierno tanto en las calles como en redes sociales.

En el 2019, asesoró a grupos de estudiantes en protestas contra el proyecto de educación dual y pidiendo la renuncia del exministro de Educación, Édgar Mora.

Junto a Campos, esas manifestaciones estaban impulsadas por el dirigente sindicalista Albino Vargas, una página de Facebook con contenido xenofóbico y un sitio anónimo identificado con banderas del Partido Nueva República.

El exdiputado luego afirmó a La Nación que el plan de educación dual, eventualmente aprobado por el Congreso, no era “el proyecto terrible que le han querido vender a la gente”.

Campos también administra una página de Facebook con 20.000 seguidores llamada Diputado58, la cual ha utilizado para publicar noticias falsas.

Por ejemplo, en enero pasado afirmó falsamente que la boxeadora Hanna Gabriels ganaba dinero y estaba vinculada con el Gobierno por apoyar campañas de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Asimismo, en agosto publicó la fotografía de una supuesta manifestación en Berlín, Alemania, contra las restricciones por la covid-19.

La publicación decía: “Berlín, París el mundo empieza a ver la estafa y la mentira de la pandemia, lo tendrán que pagar los banqueros y los partidos corruptos... los estafadores”.

No obstante, la imagen en realidad era de un festival de música electrónica en Zúrich, Suiza.

Luego de su paso por el Congreso, Campos ocupó entre 2006 y 2014 la presidencia de Conarroz, la cual es una entidad pública de derecho privado con representación de productores, industriales y Gobierno en su junta directiva, que regula todo lo relacionado al sector arrocero.

Esta es la única organización puede hacer pedidos de importaciones de arroz sin arancel, mediante un estudio de mercado que le presentan al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La organización importa el producto sin arancel, pero vende el arroz internamente con el precio regulado, lo que les permite a los miembros dejarse la diferencia.

Todos los demás que deseen importar arroz deben pagar un 35% de arancel.

Durante su periodo como diputado, Campos participó en reuniones con arroceros que, en abril del 2002, bloqueaban el ingreso de arroz importado por el puerto de Caldera.

Semanas después, recién iniciado el gobierno de Abel Pacheco, los diputados sucesores aprobaron el proyecto de ley de creación de Conarroz, que había avanzado durante la legislatura de Campos.

El exdiputado, posteriormente, ocupó un alto cargo en esta organización.