Política

OIJ recomienda peritaje económico sobre fundaciones de MECO domiciliadas en Panamá

En expediente judicial del Caso Cochinilla, la policía judicial sospecha que un esquema de ese tipo podría ser ‘un claro indicio de evasión fiscal’

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recomendó que un perito especializado en delitos económicos y financieros investigue si dos fundaciones privadas, domiciliadas en Panamá, son las propietarias de todas las ganancias y activos de la constructora MECO.

En el expediente judicial del Caso Cochinilla, sobre presunta corrupción en obras viales, la policía judicial sospecha que un esquema de ese tipo podría ser “un claro indicio de evasión fiscal”.

Para el OIJ, es necesario determinar “cuál es el fin de trabajar bajo esa modalidad” y, además, esclarecer “si puede estar relacionada a un posible esquema de evasión fiscal”.

“Es conocido que las fundaciones de origen privado en Panamá son la última estrategia de protección de activos, ya que se consideran la mejor opción en privacidad, anonimato y protección a los fundadores y beneficiarios de la misma fundación”, asevera el expediente.

Y agrega: “Al parecer, todas sus ganancias y activos (de MECO) terminan en la figura de fundaciones privadas ubicadas fuera del territorio nacional y que puedan verse como un claro indicio de evasión fiscal”.

En manos de dos fundaciones

El documento judicial detalla que la verdadera dueña de Constructora MECO S. A. sería la empresa MECO-ICSA International Corporation, la cual, a su vez, es propiedad de la Sociedad Conley Ownership S. A.

Esta última, constituida en las Islas Vírgenes Británicas, sería propiedad de Fundación Legado CCA y de Fundación Legado Sánchez Monge, ambas constituidas y domiciliadas en Panamá y cuyos beneficiarios son Carlos Cerdas Araya (dueño de MECO) y José Alfredo Sánchez Zumbado (presidente de la constructora).

Sociedad Conley Ownership S. A. fue fundada con un capital social de $50.000 exactos, representados por 1.250.000 acciones de $0,04 cada una.

Esas acciones estarían repartidas de la siguiente manera: 1.227.500 de ellas (el 98,20%) en Fundación Legado CCA y 22.500 (el 1,80%) en Fundación Legado Sánchez Monge.

La intervención de conversaciones telefónicas permitió a las autoridades judiciales conocer la supuesta estructura empresarial mediante la cual operaría la constructora.

Uno de esos intercambios se produjo entre Óscar Martínez Martínez y Patricia Murillo Hidalgo, personeros de la empresa Ingeniería Técnica de Proyectos ITP, el 27 de marzo de 2020, a las 10:24 a. m.

Dicha conversación, asegura el OIJ en el expediente, revela “cómo se lleva a cabo el manejo de la Constructora MECO, tanto a lo interno como también en el manejo de las sociedades en el exterior, explicando, de manera amplia y clara, el modelo de negocios que utilizan con fines de manipular los dineros sin que estos se vean comprometidos”.

Según el documento judicial, tanto Martínez Martínez como Murillo Hidalgo, estaban al tanto y conocían los movimientos que se realizan a lo interno de la constructora.

Durante la llamada interceptada, los dos funcionarios de Ingeniería Técnica de Proyectos ITP realizan afirmaciones con respecto a las empresas propietarias de MECO.

Por ejemplo, dice el expediente, “Martínez le mencionó a Patricia que lo habían metido en fundaciones (la empresa) porque las mismas eran inembargables o intocables”.

Además, cita el documento, “Martínez le hizo ver a Patricia que esos dos (Carlos Cerdas y José Alfredo Sánchez) la tenían bien cuadrada”.

A continuación, la transcripción de parte de esa conversación telefónica:

Patricia Murillo: ¿Sabés cómo se llama MECO ahora?

Óscar Martínez: ¿Cómo?

Patricia Murillo: MECO ITSA International Corporation.

Óscar Martínez: ¿De verdad?

Patricia Murillo: Dice que el dueño de MECO Costa Rica es MECO ITSA International Corporation, sociedad constituida bajo las leyes de Costa Rica, bla, bla, bla. El dueño es MECO Infraestructuras Iberia SL, constituida y existente bajo las leyes de España.

Óscar Martínez: ¡Hijueputa! ¿Sabés por qué hicieron eso? Para evitar toda la mierda esta de cuando se estaba divorciando Magda de Carlos.

Patricia Murillo: Sí, sí.

Óscar Martínez: ¿Entonces, Carlos no aparece como dueño de MECO, de nada?

Patricia Murillo: No, pero sí aparece. MECO Infraestructura International S. A. son las dos dueñas de MECO, y ambas son Fundación Legado SCA, que el beneficiario es Carlos Enrique Cerdas Araya y Fundación Legado, Sánchez Monge.

Óscar Martínez: Ah, sí, pero las metieron en las fundaciones. Las fundaciones son algo así como inembargables, intocables.

Patricia Murillo: Ajá, exacto.

Óscar Martínez: Registradas en Panamá, de casualidad.

Patricia Murillo: Las dos de Panamá, pero es que ahora el dueño de Fundación Legado CCA y Fundación Legado Sánchez Monge, el beneficiario es José Alfredo Sánchez Zumbado.

Óscar Martínez: ¡Hijueputa!

Patricia Murillo: Ajá. Esos son los beneficiarios finales.

Óscar Martínez: Sí la tienen bien cuadrada.

Patricia Murillo: Exactamente, pero recuadrada.

Silvia Artavia

Silvia Artavia

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Periodismo Social de la Universidad Internacional de las Américas (UIA).