Josué Bravo. 10 septiembre
El ministro de Salud, Daniel Salas, afirmó que la institución que encabeza se encuentra realizando las
El ministro de Salud, Daniel Salas, afirmó que la institución que encabeza se encuentra realizando las "últimas revisiones" de la norma técnica sobre abortos terapéuticos. Foto: Cortesía de Casa Presidencial.

El último borrador de la norma técnica para regular el aborto terapéutico establece que, en casos de peligro, los médicos tendrán que hacer todo lo posible para salvar la vida de la madre y el bebé antes de practicar una interrupción justificada y consentida por el riesgo que implica para la mujer.

Así lo explicó esta tarde el ministro de Salud, Daniel Salas, al anunciar que de momento se están realizando, en ese ministerio, las “últimas revisiones” de lo que sería la versión definitiva de dicha norma.

“Hay profesionales comprometidos que han tratado de encontrar ese balance de una interpretación genuina de lo que establece el Código Penal con respecto a la excepción de que, cuando al vida de la mujer está en peligro, vamos hacer todo lo posible para salvar las dos vidas y, si no se puede, pues la mujer sí podría optar por una interrupción del embarazo”, adelantó el jerarca.

Actualmente, el artículo 121 del Código Penal despenaliza el aborto de la siguiente forma:

“No es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y este no ha podido ser evitado por otros medios".

Sin embargo, el Gobierno consideró necesario promulgar una norma técnica que regule la práctica de este artículo, luego de que dos mujeres llevaron a Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque se vieron obligadas a parir y a ver morir a sus hijos por enfermedades advertidas desde meses atrás.

En criterio de Salas, el artículo 121 el Código Penal es claro al establecer que la interrupción del embarazo de manera consentida se aplica solo cuando la salud y la vida de la madre no ha podido ser garantizada “por otros medios”.

En ese sentido, el jerarca explicó que, durante el embarazo, tanto el bebé como su madre constituyen un “binomio”, una sola “unidad de vida”.

“El bebé está inmerso en ella. Si yo hago todo lo posible por salvarle la vida a ella, estoy tratando también de salvar la vida del bebé, porque en el momento en que se pone en riesgo al vida de ella, también se pone en riesgo la vida del bebé.

“Entonces, se le dan todas las posibilidades a la mamá. La ciencia dice 'a usted le puede aplicar esto, se le puede hacer lo otro’ y ella no puede negarlo. Se le dice ‘se le va a hacer esto, vamos a tratar de salvarlo con esto, vamos con esta otra opción’. Pero cuando yo le digo ‘trato de salvarla a usted’, trato de salvar al bebé también.

“Nosotros no podemos salirnos del artículo 121. Otra cosa diferente a eso requiere de una ley”, aseguró Salas.

El ministro indicó que el presidente todavía no ha revisado esta última versión de lo que sería la norma, la cual será emitida en “cualquier momento” del año.

A finales de enero, la Asamblea Legislativa aprobó una moción en la que le solicitó a Casa Presidencial poner en conocimiento a los congresistas del documento, que en ese momento se encontraba en estudio en el Poder Ejecutivo. Los diputados también instaron a Casa Presidencial a no concretar la emisión de la norma.

Pero en marzo, el presidente Carlos Alvarado descartó que el borrador se fuera a someter a escrutinio público, por tratarse de un tema técnico.

El compromiso del mandatario es firmar la norma antes de que termine el 2019.