Silvia Artavia. 18 noviembre, 2020
El diálogo multisectorial se celebra en el Centro de Convenciones en Belén, Heredia. Foto: Roberto Carlos Sánchez para LN
El diálogo multisectorial se celebra en el Centro de Convenciones en Belén, Heredia. Foto: Roberto Carlos Sánchez para LN

La mesa de diálogo entre Gobierno y sectores rechazó eliminar la exoneración del impuesto de renta que actualmente disfrutan los empleados públicos en el salario escolar.

El salario escolar es el catorceavo salario que pagan las instituciones públicas cada año. No es un ahorro, sino que es parte del salario, según determinó la Sala IV en un fallo reciente.

La exoneración la reciben todos los salarios indistintamente del monto, incluso los que superan los ¢4 millones.

El Congreso los exoneró del pago de tributos mediante una reforma legal aprobada en el 2008 al artículo 35 de la Ley de Impuesto sobre la Renta.

El planteamiento de eliminar este beneficio fue rechazado la mañana de este miércoles en el diálogo convocado con el Gobierno con distintos gremios y sectores para buscar una salida a la crisis fiscal del país.

En el foro, se lanzó a discusión la propuesta de “eliminar exoneraciones tales como renta al salario escolar, premios de lotería, a la Sutel (Superintendencia de Telecomunicaciones) y otras específicas”.

Los sindicatos del sector público manifestaron su oposición sobre gravar el salario escolar.

Entonces, finalmente, el acuerdo tomado fue “solicitar al Poder Ejecutivo la elaboración de un proyecto que elimine la exoneración de los premios de lotería superiores a ¢250.000 (medio salario base)”.

De momento, no se ha especificado de cuánto sería el porcentaje de cobro de dicho impuesto, aunque el presidente Alvarado había hablado de un porcentaje del 25%.

Entre los argumentos de los sindicatos para oponerse a un gravamen a ese privilegio, está el hecho de que no se especificó cuáles serían las otras exoneraciones.

La iniciativa de cobrar ese tributo al salario escolar la propuso la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

La propuesta inicial pretendía generar un ahorro equivalente al 0,12% del producto interno bruto (PIB) con la eliminación del beneficio escolar al salario escolar, un 0,12% con el gravamen a los premios de la lotería y un 0,03% con el de Sutel.

Un 0,12% del PIB equivale a unos ¢41.000 millones y un 0,03% a unos ¢10.000 millones.

El Gobierno ya había propuesto eliminar la exoneración del impuesto al salario escolar tanto en el Congreso como en la propuesta inicial de ajuste fiscal para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En cuanto a la Sutel, también en la primera propuesta al FMI, el Ejecutivo planteó eliminar las normas que permiten a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) estar exenta del pago en impuestos.

Actualmente, la Sutel no paga gravámenes debido a que así lo establece la Ley General de Telecomunicaciones; sin embargo, el Ejecutivo busca reformar dos artículos a favor de sus finanzas.