Aarón Sequeira. 16 enero, 2018
Foro con los candidatos a la presidencia, sobre el futuro del sector agropecuario. En la foto Juan Diego Castro, Partido Integración Nacional. Fotos Melissa Fernández
Foro con los candidatos a la presidencia, sobre el futuro del sector agropecuario. En la foto Juan Diego Castro, Partido Integración Nacional. Fotos Melissa Fernández

El candidato presidencial del Partido Integración Nacional (PIN), Juan Diego Castro, aseguró, este martes, que en un gobierno suyo se explotaría el petróleo y la minería de oro si existen yacimientos.

El abogado hizo la declaración durante un foro realizado por varias organizaciones del sector agropecuario, donde participaron cinco candidatos presidenciales.

Al responder una consulta sobre si se podrían comprometer en no apoyar a los “extremistas ambientalistas” que “pretenden imponer a la fuerza sus tesis”, Castro respondió que él, como gobernante, no se va a ceder ante los “grupitos ecoterroristas”.

Además, dijo que impulsaría el desarrollo “sin ningún miedo”, incluso en la minería.

“Vamos a proteger y conservar el ambiente, vamos a reconstruir lo que hemos destruido, pero vamos a impulsar el desarrollo, la productividad, sin ningún miedo, como lo hacen los países del primer mundo, en muchas cosas que aquí nos asustan, como la minería”, comentó Juan Diego Castro.

Entonces, añadió literalmente: “Si vivimos sobre un tesoro de oro, de petróleo, vamos a explotarlo como corresponde”.

Según el candidato del Partido Integración Nacional, su propuesta “ambiental” parte de los principios de la encíclica papal de Francisco, Laudato Si: “el bien común, la casa común”.

“Los seres humanos somos los seres más importantes de la creación y no vamos a supeditar a los caprichos, los negocios o las artimañas de los grupitos ecoteroristas, el desarrollo y la producción de este país”, indicó Castro Fernández.

La proposición del candidato del PIN se contrapone a la situación actual del país, donde está vigente una moratoria para la extracción de hidrocarburos hasta el año 2021, primero firmada por la expresidenta Laura Chinchilla durante la administración anterior y luego ratificada por el presidente, Luis Guillermo Solís.

El Congreso, además, prohibió la exploración de la minería a cielo abierto.

Para el presidente de la Fundación Neotrópica, Bernardo Aguilar, no es nuevo que los políticos costarricenses hagan manifestaciones complacientes hacia los representantes de la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA), organizadora del foro de este martes.

“Especialmente en un periodo de campaña política donde buscan votos y contribuciones. En ese sentido, puede reflexionarse críticamente sobre las manifestaciones de Castro, Antonio Álvarez y Rodolfo Piza”, comentó Aguilar.

Según el vocero de Neotrópica, los candidatos pueden prometer “lo que quieran”, menos la violación de la legalidad del país.

"Ya los tribunales han frenado las aspiraciones de aquellos que toman, con la excusa de la productividad del país, la bandera del otorgamiento de permisos ilegales para ‘facilitar’ el desarrollo, como en el caso Crucitas" (durante la administración de Óscar Arias, 2006-2010), explicó Aguilar.

Bernardo Aguilar incluyó en su reacción a Antonio Álvarez, pues el candidato liberacionista alegó que los productores agropecuarios ya están totalmente regulados por los servicios de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y aseguró que el sector agropecuario vive el “fanatismo de grupos extremistas” que no creen en la producción y no les interesa que esta exista.

“Eso hay que pararlo, en este gobierno han sacado pecho, porque les han permitido que levanten la voz y eso ha parado la producción. No vamos a permitir que extremistas vengan a decir cómo tenemos que proteger el ambiente”, indicó Álvarez Desanti.

De acuerdo con Aguilar, la “sociedad civil conoce y sabe actuar para frenar esos abusos y lo seguirá haciendo”.

“Respecto al petróleo, las últimas dos administraciones han coincidido en que no es compatible con el modelo de desarrollo costarricense el explotarlo. El derogar la moratoria antes de su expiración tendría que enfrentar los retos por regresión ambiental que indudablemente se plantearán ante los tribunales de la República”, manifestó el vocero de Neotrópica.

Aunque la solicitud de los representantes del sector agropecuario implicaba que los candidatos se comprometieran a darles apoyo frente a los “extremistas ambientalistas”, Carlos Alvarado prefirió solamente comprometerse a que haya producción “en paz y en balance con el entorno ambiental”.

“Es algo que tenemos que hacer día con día”, aseguró el candidato del PAC y añadió que eso ya sucedió con la Ley de Aguas, pues recordó que fue una negociación entre sectores productivo y ambiental.

En el caso de Rodolfo Piza, apoyó la petición de los agricultores al decir que haría lo necesario, desde el Poder Ejecutivo, para garantizar que no haya hostigamiento y que se garantice la responsabilidad ambiental y la protección “lo más amplia, pero lo más permisiva con la producción agrícola”.

“Una cosa es garantizar el desarrollo sostenible y la protección del ambiente y otra muy distinta hostigar a los productores que cumplen las reglas ambientales básicas y que son los más interesados en la protección del ambiente, de sus tierras y su producción”, indicó Piza.