Natasha Cambronero. 15 marzo
El jefe de campaña de Fabricio Alvarado, Juan Carlos Campos. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal
El jefe de campaña de Fabricio Alvarado, Juan Carlos Campos. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal

Él dice ser el creador del eslogan 'con las manos limpias' del candidato de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado. Sin embargo, este lema de campaña no es nuevo en la política costarricense. Ya había sido utilizado con éxito por el expresidente José Joaquín Trejos Fernández (1966-1970).

Juan Carlos Campos Hernández, productor de conciertos de 42 años, es el jefe de campaña de Fabricio Alvarado. Según explica, él lleva las riendas en la parte de comunicación, mientras que el candidato a vicepresidente, Francisco Prendas, se encarga de la parte política.

Campos asegura que la campaña de Restauración no se ha enfocado, ni se enfocará, en atacar al rival del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado. Si alguien interpreta que sí han salido ataques, se debe a que solo han respondido con “la verdad” cuando les preguntan.

No existe un solo anuncio atacando al contrincante, asegura. "De eso se va a encargar Dios, ahora sí, de que la gente se recuerde en su cabeza todo lo malo que ha hecho este gobierno y nosotros nos vamos a dedicar a decir todo lo bueno que podemos hacer juntos", insistió.

A continuación, un extracto de la entrevista concedida por Campos sobre su primera experiencia directa en la política, aunque en el pasado tuvo acercamientos cuando su papá, Óscar Campos Orozco, fue diputado de Liberación Nacional (PLN) entre 1970 y 1974 y cuando el esposo de su suegra, el alcalde de San José, Johnny Araya, se postuló a la Presidencia de la República hace cuatro años.

– ¿Cómo llegó a la campaña de Fabricio Alvarado? ¿Quién busca a quién?

– Nos encontramos por una razón, en octubre (del 2017) más o menos, él tiene interés en hacer una entrevista con Adal Ramones, para ver varios temas, y como yo manejo la carrera de Adal para toda Latinoamérica, ahí nos conocimos. Digamos que fue el primer acercamiento. No se dio la reunión por un tema de agenda de Fabricio y que Adal tenía que salir del país, pero a partir de ahí se da el primer contacto.

"Posterior, ellos se dan cuenta que yo manejo la parte de imagen y me piden hacer una propuesta para remozar el logo, entonces les hago el logo y la campaña 'Con las manos limpias', y ahí empezamos el acercamiento, más con Francisco Prendas, que es el vicepresidente e Ivón (Acuña, candidata a vicepresidenta), y con Fabricio. Entonces, yo comienzo a ver un líder impresionante, me motiva mucho y empiezo a ayudarle desde la parte de comunicación y mercadeo".

– ¿Sus empresas qué participación tienen en la campaña?

– Ninguna, yo hubiese podido hacer, cosa que no es pecado, hacer toda la parte digital, cosa en la cual tengo mucha experiencia, en la parte de marketing, en la parte de BTL, pero tomé la decisión de que, si realmente queríamos ser consecuentes con el mensaje, no tuviera ningún vínculo con la campaña. Entonces, estoy como estratega y como coordinador de la campaña.

– ¿Recibe algún sueldo?

– Nada, esto es por mis tres hijas.

– ¿Mantiene sus clientes?

– Sí claro, tengo mi oficina que está manteniendo mis clientes normales.

– ¿Algunos expertos en comunicación política apuestan por sondeos para medir el pulso a la campaña? ¿Usted no comparte esta visión?

– Sí por supuesto que creo, pero vamos a ver, somos un movimiento que ha venido creciendo, que ha venido tomando herramientas importantes, el tracking lo vamos a tener eventualmente, pero posiblemente para las últimas dos semanas, que es cuando los indecisos comienzan a tomar su decisión.

– Los debates cambiaron la intención de voto hace cuatro años, ¿usted coincide en esa apreciación o no cree que sean tan importantes, o solo le dan importancia a los últimos dos, los de los canales 6 y 7?

– Es importante, pero también la gente debería entender y ahí el Tribunal (Supremo de Elecciones) debería tomar parte, porque imagínese: nosotros tenemos 43 solicitudes de debate. Ni aunque quisiéramos ir a todos, podríamos ir. Es imposible quedar a todos bien, es imposible confirmar todos, entonces optamos por ir a los 12 de mayor alcance para la población, para que puedan escuchar nuestras ideas y no dejar de escuchar a la gente que es nuestra prioridad.

“Los debates sí son importantes, pero es más importante para nosotros escuchar a la gente. Las mismas ideas que vamos a exponer en los debates, las vamos a exponer en cada población con más tiempo, no con un minuto y un minuto de réplica. Es difícil en un debate exponer realmente cuál es el plan. Si yo llego a Desamparados y le digo cuál es el plan para solucionar, no se lo puedo explicar en un minuto, puedo usar 15 minutos y explicarlo, para que vos lo debatás y para que busquemos una solución”.

– ¿Pero el mensaje se llevaría de una forma unilateral a pequeños nichos, no tienen la magnitud de un debate?

– Sí pero es más real. Yo creo que los debates son un poco irreales porque los debates, de alguna manera, te dan un minuto para hacer una propuesta y es un poco difícil comunicar en un minuto cuál es esa propuesta para este país. Son muy importantes, pero la gente debe tomar conciencia, y ojalá el Tribunal tome parte, que es humanamente imposible atenderlos todos. Los 43 debates más 11 conversatorios, más los compromisos, es imposible atenderlos.

– ¿Qué es más importante el candidato, el mensaje o el partido?

– Yo creo que el candidato, el mensaje y el equipo. El candidato sin mensaje no sería fuerte, y mensaje sin equipo tampoco.

– Pero tiene que haber una razón para que el movimiento haya crecido.

– La gente.

– Pero la gente no se mueve sola, tiene que haber una persona, un mensaje o un partido que lo haga.

– Yo creo que no podemos descomponer o darle todo el crédito a solo una parte, es un todo lo que ha movido a la gente. Uno, encontraron un candidato honesto que los escucha, que no tiene interés en ir a lanzar mensajes falsos solo por ganar votos.

"Es un candidato coherente, consecuente, que viene de la gente, que sabe lo que es vivir con necesidad y, por lo tanto, viene a atender a los de mayores necesidades. Con un mensaje transparente va a defender la familia, la vida como su eje central, que ha logrado unir a los partidos y a muchas personas, y que nunca atacó a nadie.

"Una persona así es lo que yo quisiera para mi país, como una persona que no se dedicó a atacar para crecer, que se ha valido de sus méritos propios para llegar a donde está y, por supuesto, un movimiento importante de todos los jugadores del equipo".

– Usted habla de coherencia, pero a don Fabricio le han cuestionado eso, el cambio con su postura con la Corte IDH y con el ICE constructor, por decir algunos ejemplos.

– Le digo lo que ha sucedido, con mucho respeto a la prensa. La prensa también ha cambiado, la prensa pasó de informar a vender, entonces, a la prensa no le vende una noticia normal, le vende una noticia amarilla o rosada y creo que hemos hasta cierto punto también cambiado el estilo de la prensa y sacan de contexto los textos.

"¿Qué fue lo que dijo Fabricio desde el día de la Corte IDH? Que él iba a agotar todas las vías diplomáticas, que hemos sido exitosos y por ellos tenemos un premio nobel de la Paz…

Yo he escuchado esos mensajes y él no dijo eso desde el día uno.

– La interpretación fue extrema, yo creo que él no ha cambiado de discurso. Y de igual forma le digo, si el hubiera en algún momento variado una opinión en favor de la opinión de la mayoría, tendríamos una de las personas más humildes y abiertas a escuchar que yo he conocido.

"Yo no sé cuántos líderes usted ha escuchado salir a disculparse y decir ‘bueno, hoy iba a hacer esta cosa, pero para el pueblo me parece que es mejor esta otra, yo no me acuerdo de ningún líder así”.

Pero él tampoco ha salido a pedir disculpas, no ha reconocido que se equivocó.

– Él lo saldrá a decir, pero como todavía no se ha equivocado, no lo ha hecho. Sí podes tener señas de una persona humilde, que no es de posiciones extremas o cerradas. Si en algún momento hay que moderar algo, por el bien de la mayoría, lo va a moderar y lo va a manejar en otro sentido.

¿Cuán distinto es organizar una campaña a un concierto?

– En un concierto vos tenes que poner de acuerdo a más o menos 450 personas para que el resultado sea un artista en el escenario brindando una emoción única a todos los asistentes; en una campaña política, vos tenés que lograr transmitir el mensaje de la forma más coherente y fiel a lo que es el candidato compitiendo contra mucha información falsa que ha tratado de cambiar esa realidad y la oposición ha hecho su trabajo de meter ruido y de tratar de desacreditar.

¿Usted cree que la elección ya está resulta o se va a definir hasta las últimas dos semanas?

– Hasta las últimas dos semanas, no hay que bajar la bandera y hay que trabajar más que nunca. Esta elección es en la que más hay que trabajar, le puedo garantizar eso. En las otras usted podía tener tendencia que ya sabía por donde iba más o menos la votación, en esta es la elección histórica que más habrá que trabajar.

-¿Cuánto ha incidido la organización de las iglesias?

– Mire, las iglesias para nosotros son sumamente importantes, pero se ha también tergiversado la participación por la prensa. La Iglesia católica y la Iglesia cristiana no es desde esta campaña que les están ayudando a la gente, es quizás el grupo solidario, más todas las comunidades del país.

“Usted puede ir a preguntar ‘¿a usted desde cuándo le ayudan?' 'Desde siempre’, o sea, es el principio de solidaridad, la prensa lo quiso poner que, por la campaña política, le estaban ayudando a la gente, eso es mentira, le han ayudando desde siempre.

“Para hacer sus propias banderas, sus propias camisas no han incidido en absolutamente nada, esto ha sido un movimiento orgánico de la propia gente, porque si vos realmente sentís amor, lo haces, sin que te lo pidan”.

¿Han tenido participación organizando a la gente?

– Son organizaciones grandes pero no están involucradas en el proselitismo político. En Pérez Zeledón, por ejemplo, yo no vi ninguna iglesia. Yo puedo llevar a Fabricio a una iglesia y meter a 25.000 personas fácilmente.

“Nosotros hemos guardado, por respecto al TSE, que también ha pedido de forma extraña que se mantengan al margen la Iglesia católica y la Iglesia cristiana, hemos sido respetuosos. Si alguien ha sido respetuoso, transparente y bueno en esta campaña hemos sido nosotros. Usted a nosotros no nos ve sacándole directamente en contra algo al partido de gobierno, o sea, nosotros nos hemos dedicado a construir nuestra propia campaña”.

Yo escuche el debate del CFIA y el de la U Latina y sí se lanzaron ataques, no me puede decir lo contrario.

– Porque si vos me preguntas yo voy a tener que dar mi posición sobre X tema. Si no me lo preguntas, yo no la estoy usando en redes sociales para hacer de eso el tema de la campaña, que es una gran diferencia. Pero si me lo preguntas y lo trae a debate, lo voy a decir, porque hay que decir que este gobierno no ha sido capaz de solucionar la mayoría de los problemas de los costarricenses.

Pero son ataque, aunque sean en un debate.

– No, son la verdad. La verdad no es un ataque, un ataque sería cuando yo uso una cosa para que sea mi punta de lanza de la campaña, pero no, sino mi comercial sería ‘vamos a acabar con el gobierno más corrupto de los últimos años, vamos a acabar con el cementazo, vamos a acabar con la mayor invasión a los tres poderes de la República que ha existido en este país’. Usted no ha visto un comercial de esos.

"Nosotros estamos lejos, de eso se va a encargar Dios, ahora sí, de que la gente se recuerde en su cabeza todo lo malo que ha hecho este gobierno y nosotros nos vamos a dedicar a decir todo lo bueno que podemos hacer juntos".

¿Usted comparte los principios y valores de don Fabricio en cuanto a matrimonio entre personas del mismo sexo, guías sexuales, fertilización in vitro?

– Al 1.000%.