Coghi reveló ante diputados textos que le envió viceministro tras autorizar desalmacenaje. ¿De quién habla?, preguntaron diputados en alusión a "gran jefe". "Entendí que se refiere al presidente", contestó.

Por: Aarón Sequeira 3 octubre, 2017
El exdirector de Aduanas, Benito Coghi, durante su comparecencia en la Comisión Especial Investigadora de Créditos Bancarios.
El exdirector de Aduanas, Benito Coghi, durante su comparecencia en la Comisión Especial Investigadora de Créditos Bancarios.

El exdirector de Aduanas Benito Coghi reveló la noche de este martes que el viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, lo felicitó, por vía electrónica, por haber logrado el desalmacenaje de un cargamento de cemento chino del polémico importador Juan Carlos Bolaños, en julio del 2016.

Según relató ante los diputados, Rodríguez le dijo por correo electrónico que, con sus acciones, "el gran jefe" iba a estar muy contento y, por un mensaje de WhatsApp, le mencionó que había ganado puntos ante Casa Presidencial.

Cuando el diputado Ronny Monge le consultó a quién cree él que se refería el viceministro con la frase "el gran jefe", el exdirector de Aduanas respondió que, por el contexto, él entendió que se refería al presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

En ese momento, el viceministro Rodríguez era su superior. El exfuncionario dijo que él interpretó que se refería al mandatario Solís, "porque no hay otro jefe, el jefe superior es el presidente".

Según un correo electrónico que el exdirector de Aduanas aportó a la comisión investigadora del Congreso, el 23 de julio del 2016, Fernando Rodríguez le escribió, bajo el título "Caso cemento de China": "Hagamos un esfuerzo para que esto salga el martes, el Big Chief está a la espera de que se aclare el tema".

Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.
Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.

Coghi, quien insistió en que sus acciones se apegaron a la norma vigente, precisó que recibió dos mensajes de Fernando Rodríguez después del desalmacenaje.

"Son dos correos, uno es donde indican que en Casa Presidencial, no dicen nombre, van a estar muy contentos cuando se resuelva lo del cemento. El gran jefe va estar muy contento. Y el otro es de puntos que se han ganado por la forma como se resolvió (...). Por el contexto de la coordinación que se estaba haciendo, yo entendí que se refiere al presidente", declaró.

Precisó que uno de los mensajes se produjo en un "chat que tenemos en WhatsApp donde indican que ante Casa Presidencial he tenido unos puntos".

Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.
Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.

"Hubo dos afirmaciones relacionadas, cuando me indican por correo 'el gran jefe va a estar contento o satisfecho', no recuerdo la palabra. La de los puntos, más o menos fue 'te has ganado unos puntos en Casa Presidencial'", dijo en otra parte de la comparecencia.

Asimismo, reveló que, en otro mensaje de WhatsApp, Fernando Rodríguez le pidió un informe sobre la situación del cemento para el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro. Él se lo entregó al viceministro.

Coghi añadió que los diputados Otto Guevara (Libertario) y Víctor Morales Zapata (en ese entonces de Acción Ciudadana) le enviaron felicitaciones por el ingreso del cemento. En el caso de Guevara, se trató de una llamada que él registró en un correo electrónico que le envió a Fernando Rodríguez.

Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.
Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.

Todos estos mensajes giraron en torno a un cargamento de 20.000 toneladas de cemento que ingresó al país el 13 de mayo del 2016 y que no podía desalmacenarse porque no existía una "nota técnica", de parte del MEIC, que describiera el cemento que Costa Rica permite para que Aduanas pudiera verificarlo y permitir su ingreso.

El producto, entonces, fue trasladado a tres bodegas distintas, una en Guachipelín de Escazú (en oficinas de Sinocem), a otra en Caldera, Puntarenas, y a una tercera en Liberia, Guanacaste.

Fue llevado a esos lugares, sin antes realizar el pago de impuestos, mediante una figura denominada "habilitación temporal de la zona primaria y su ubicación temporal para el almacenamiento temporal".

Los impuestos se pagaron después de la nacionalización de la mercancía una vez que estuvo lista la nota técnica.

La reunión en la oficina de Morales Zapata

Benito Coghi relató que también tiene respaldada una reunión a la que el viceministro Fernando Rodríguez lo convocó en el despacho del diputado Víctor Hugo Morales Zapata, el 27 de julio del 2016, para discutir el "caso de importación de cemento".

Dijo que a él lo convocaron mediante un reenvío de una solicitud de encuentro que Morales Zapata le hizo a Rodríguez.

"Eso era lo que yo conocía de previo. Cuando llego, se presenta Wélmer Ramos (entonces ministro de Economía y actual candidato a diputado por el PAC) y Víctor Morales Zapata plantea que le han informado que, en el ingreso del cemento en julio del 2016, Aduanas estaba poniendo obstáculos para el ingreso del cemento", relató Coghi.

"Había mala información, porque no se estaban poniendo restricciones, porque no existen", dijo.

Ante consultas de la diputada Nidia Jiménez, Coghi respondió que Morales Zapata le pidió que se buscara una salida, técnica, legal, responsable, para el ingreso del cemento al país.

¿Cuál fue la solución? "En ese momento, en la reunión trasciende de que, ante la situación que nos plantea don Víctor Morales Zapata, era buscar una solución. De parte del MEIC (Ministerio de Economía, Industria y Comercio) se dijo que, cumpliendo los requisitos, se daba la autorización. Les informo que, analizada la situación, iba a determinar qué se podía hacer".

Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.
Correspondencia entregada por Benito Coghi a la comisión legislativa.

Ante una pregunta de Ottón Solís, Coghi apuntó que nunca se hizo una referencia directa a la Casa Presidencial, pero que él sí relaciona lo sucedido con la intención del Gobierno de abrir el mercado del cemento.

¿Cuál fue el papel de Welmer Ramos en la reunión? "La presencia es porque la nota técnica le correspondía al MEIC, del cual Wélmer era el rector", dijo Coghi, quien precisó que el problema para ese cargamento de cemento tenía que ver con la "nota técnica".

"La nota técnica (del cemento) no quedó estructurada de la mejor forma posible, en el contexto de la situación comercial que tenemos".

"Al existir el requisito de que la mercancía estuviera dentro del país, planteaba dificultad para el análisis, pero no eran temas de aduanas".

La diputada Nidia Jiménez, del PAC, le preguntó si hubo presiones y llamadas. Benito Coghi respondió: "Hubo un mensaje de WhatsApp para ver cómo se había resuelto lo conversado en la reunión".

"No hubo presión, pero sí hubo un seguimiento de parte de don Víctor".

"Antes de que se resolviera, hubo una serie de coordinaciones con don Fernando Rodríguez. Él trata de convocar una reunión interna, me pregunta por WhatsApp cómo iba el tema del cemento y luego se hacen una serie de afirmaciones sobre cómo se resolvió".

"Él me solicita, Fernando, que le informe a don Wélmer Ramos y a don Víctor Morales Zapata. El planteamiento de don Víctor Morales Zapata fue muy concreto: que se buscara la forma de agilizar el ingreso de esa mercancía, ante la aclaración que yo hice de que no había ninguna restricción".

"Les dije que se requería la nota técnica y yo le dije a don Wélmer que ellos debían trabajar con celeridad. Así lo visualizamos siempre, cada uno tenía nuestro rol. Don Fernando, mi jefe entonces, pidió darle seguimiento a esa solicitud que hizo don Víctor Morales Zapata".

"Quien solicita el informe es don Fernando Rodríguez, así lo indico en documentos, fue por un correo, nos manejábamos mucho por WhatsApp y le informaba a don Fernando cómo se resolvían los temas".

Morales Zapata ha sido cuestionado porque un director de sociedades del importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, le gestionó unas vacaciones en Guanacaste y porque el diputado intercedió por un pago atrasado a Bolaños en la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Pese a estas reuniones, Coghi insistió en que se trató al importador como cualquier otro y que la decisión de permitir el ingreso del cemento fue acertada.

Para esa fecha, ya el Gobierno había reformado el reglamento del cemento, de manera que se permitiera la comercialización de producto con más de 45 días de fabricación. Esa reforma la firmó, precisamente, Wélmer Ramos.

La reunión con Juan Carlos Bolaños

Al día siguiente de la reunión con Morales Zapata, Coghi afirmó que sostuvo una reunión con Juan Carlos Bolaños, en la Dirección de Aduanas, en la que escucharon recursos y gestiones de su parte. Participaron técnicos de Aduanas.

Dijo que, en julio del 2016, él le pidió a los gerentes que analizaran lo que planteaba el dueño del producto y que se decidió utilizar la figura de "habilitación temporal", que insistió "es muy utilizada".

"La habilitación temporal está en la norma, la concreta el gerente de Aduanas".

Cuando se le consultó si Juan Carlos Bolaños la sugirió, Coghi dijo que "el asesor en el tema aduanero es la agencia de aduanas".

¿Por qué otro embarque no fue admitido este año? "En el caso reciente es porque a quien correspondía en la Dirección General de Aduanas no tomó esa decisión, se reservó la decisión".

El diputado socialcristiano William Alvarado le preguntó si su cese se debió al tema del cemento. El exfuncionario respondió que nunca le mencionaron el tema.

El despido

Coghi, quien fue nombrado director de Aduanas en esta administración, relató que cuando lo despidieron en marzo del 2017, primero lo llamó Fernando Rodríguez para decirle que había perdido la confianza y plantearle una serie de quejas sobre lealtad, entre otras cosas.

Luego, él pidió una reunión con el ministro de Hacienda, Helio Fallas, y este le argumentó que "recibió una llamada telefónica donde alguien muy cercano le dice que escuchó que le contaron que yo no fui cortés con una persona". A esa persona no se la identificaron.

El legislador Julio Rojas mencionó que, para esa fecha, Diario Extra publicó que Juan Carlos Bolaños denunció en Casa Presidencial, en una cita con el director jurídico Marvin Carvajal, que Aduanas evitaba la importación de cemento desde China.

Sobre eso, Coghi dijo: "Yo me entero que andaba con esa información equivocada en Casa Presidencial". Para Julio Rojas, es muy probable que fuese Juan Carlos Bolaños quien se quejó de él.

Coghi relató: "Lo que me preocupa es cuando me dicen que ya no me pueden sostener más. En el campo en que yo trabajo, ese tipo de afirmaciones son peligrosas, porque estamos enfrentándonos a una serie de riesgos y peligros, yo pienso en la familia, cuando le pregunto a Fernado Rodríguez que me explique, me dice que hable con don Helio (Fallas, ministro de Hacienda), si estaba en peligro yo o mi familia. Helio entra en situación muy incómoda para él y me dijo que una persona escuchó que le dijeron que no fui cortés con alguien y que eso fue para evitarme que me abrireran un órgano director".

Benito insistió en que no sabe a quién se referían. "Puede haber sido cualquier tipo de situaciones", dijo.

De acuerdo con lo que dijo, esta es una figura que existe desde hace mucho tiempo y que no constituye ilegalidad alguna. Apuntó que se optó por ese mecanismo porque se trataba de mercancía perecedera y porque ese cargamento llegó en momentos en que se estaba definiendo el mecanismo de ingreso tras la reforma aprobada en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), para permitir la comercialización de cemento con más de 45 días de fabricación.

"Las mercancías llegan a las bodegas de Sinocem, que habían sido autorizadas por los gerentes de las Aduanas, porque estaban en el momento del ingreso de las mercancías, en ese momento todavía no hay un pago de impuestos porque la ley lo permite, porque están en la etapa de formulación de todos los requisitos para la nacionalización de las mercancías".

"La figura ha existido en el país siempre, eso está en la norma", reiteró Coghi.