Rebeca Madrigal Q.. 8 agosto, 2019
El Gobierno recibe a los representantes del Encuentro Social Multisectorial (ESM). En la imagen, de izquierda a derecha, Nancy Marín (de gris), ministra de Comunicación; Catalina Crespo, defensora de los Habitantes; Juan Alfaro, viceministro de la Presidencia; Víctor Morales, ministro de la Presidencia; y el presidente Carlos Alvarado. Foto: Rebeca Madrigal
El Gobierno recibe a los representantes del Encuentro Social Multisectorial (ESM). En la imagen, de izquierda a derecha, Nancy Marín (de gris), ministra de Comunicación; Catalina Crespo, defensora de los Habitantes; Juan Alfaro, viceministro de la Presidencia; Víctor Morales, ministro de la Presidencia; y el presidente Carlos Alvarado. Foto: Rebeca Madrigal

El gobierno y los representantes del Encuentro Social Multisectorial (ESM), liderado por el sindicalista Albino Vargas, acordaron ser eficientes en en el diálogo que se oficializó este jueves con la presentación de la metodología para estas conversaciones.

Un lista de temas y el uso racional de la palabra son parte de las reglas de este diálogo ciudadano que deberá concretar avances en los proximos tres meses.

Otra de las reglas es que cada uno de los representantes debe contar con la legimitación del sector.

El diálogo contará como observadores a la Iglesia católica y la Defensoria de los Habitantes.

En un acto de formalización realizado este jueves en Casa Presidencial, el presidente Carlos Alvarado señaló a los representantes “que no somos extraños” y que, durante los encuentros previos, el Gobierno ha tenido que dilucidar información que no es cierta.

Además, aclaró que este diálogo no tiene nada que ver con las exigencias de los sindicatos de la Caja Costarricense de Seguro Social, que es un tema "salarial", lo que los mueve en la huelga de esta semana.

Asimismo se solidarizó con las personas que no han sido atendidas en los centros médicos por este movimiento.

Por su parte el sindicalista Albino Vargas pidió al Gobierno, entre otras cosas, retirar el proyecto de educación dual y consultarlo a la Sala Constitucional, así como claridad con el sector cooperativo, defender la autonomía municipal, ratificar la exoneración del impuesto de valor agregado (IVA) para los transportistas de carga y regular las tasas usura de las tarjetas de crédito.

Sobre la educación dual, el viceministro de la Presidencia, Juan Alfaro, respondió que ese es un tema en manos del Congreso, en donde el plan ya superó el primer debate.

Las mesas de diálogo representadas serán las de los sectores agropecuario, ruralidad, transporte y pesquero.

También, se abrirá un espacio bilateral para temas específicos como el fortalecimiento del Consejo Nacional de la Producción, entidad sobre la cual el presidente Alvarado reafirmó que no tiene interés en cerrar.

El diálogo bilateral también incluirá otros temas como empleo público, reactivación económica y cooperativas.

Asimismo, se instaló un espacio diferenciado sobre la autonomía municipal.