Aarón Sequeira. Hace 17 horas
El diputado Óscar Cascante, del PUSC, hizo gestiones en favor de tres sospechosos de narcotráfico ante al menos cuatro instituciones públicas. Foto: John Durán
El diputado Óscar Cascante, del PUSC, hizo gestiones en favor de tres sospechosos de narcotráfico ante al menos cuatro instituciones públicas. Foto: John Durán

La Fiscalía General de la República investiga por presunto tráfico de influencias al diputado Óscar Cascante Cascante, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), desde el 2019.

Así lo dio a conocer este jueves ameliarueda.com y lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público, cuando explicó que, derivado de la investigación a un grupo delictivo que enviaba cocaína a Europa, se obtuvo información sobre la “presunta participación del señor Cascante en un delito”.

La alerta se produjo dentro del expediente 18-000092-1219-PE, que empezó en el 2018 y que derivó en la detención de 23 miembros ligados a esa banda narco el pasado 25 de mayo.

Por el campanazo que dio la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos, en el 2019, la Fiscalía General abrió la causa 19-000050-0033-PE contra el legislador del PUSC.

Al tratarse de un miembro de un supremo poder, un funcionario con fuero de inmunidad, la responsable de dirigir la investigación es la fiscala general, Emilia Navas.

Aunque la investigación contra Cascante se realiza desde el 2019, la información sobre ese proceso se tuvo bajo reserva, “con el fin de no entorpecer la recolección de indicios llevada a cabo por la Fiscalía de Narcotráfico y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que culminó el pasado 25 de mayo con los operativos y detenciones”, informó esa oficina.

El Ministerio Público añadió que eso sucede así con todos los casos en que se investigan presuntos delitos de narcotráfico o asociados a esa actividad criminal.

El 28 de mayo, La Nación había consultado si la Fiscalía abriría alguna investigación a los diputados que fueron visitados por los sospechosos de narcotráfico, pero en ese momento se indicó lo siguiente:

“Se analizará toda la información relacionada con el tema y si procediera la apertura de una investigación en contra de una persona diputada, se hará, pero, en este momento, se está estudiando todo lo recabado en las diligencias de allanamiento.”

La oficina de prensa de la Fiscalía añadió que, aunque la investigación sobre el diputado es sobre un presunto tráfico de influencias, “el tipo penal puede variar con el desarrollo de la investigación”.

Luego de la detención de varias personas ligadas con ese grupo sospechoso de narcotráfico, La Nación dio a conocer que tres investigados visitaron, en más de 30 ocasiones, unos 13 despachos de diputados.

La oficina de Cascante registraba 13 visitas de los sospechosos Luis Guillermo Cartín Herrera, hoy fallecido, así como Alejandro José Cartín Ramírez y Robert Fernando Soto Rivera, quienes hoy están en prisión de manera preventiva.

Estos dos últimos, incluso, visitaron la oficina del congresista de la Unidad un día antes de que las autoridades judiciales desarticularan el grupo.

Cascante hizo numerosas gestiones en favor de proyectos de esos sospechosos de narcotráfico, ante el Banco Hipotecario de la Vivienca (Banhvi), el Banco Popular, el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

El legislador no ha renunciado a su inmunidad para ser investigado y la Fiscalía General tampoco ha solicitado, a través de la Corte Suprema de Justicia, que la Asamblea Legislativa le retire su fuero de inmunidad.

Por el momento, el parlamentario solamente se apartó de la bancada del PUSC, partido con el que llegó al Congreso en mayo del 2018 y desistió de participar como miembro de la comisión investigadora de la penetración del narcotráfico en las municipalidades de la zona sur, que pretendía integrar.