José Andrés Céspedes. 15 junio
Según Conapam, durante el 2019 se reportaron 1.130 denuncias y consultas sobre diversos temas relacionados con las distintas formas de violencia hacia las personas adultas mayores. En lo que va del 2020, se han registrado 537 denuncias y consultas de este tipo. Foto: Mayela López
Según Conapam, durante el 2019 se reportaron 1.130 denuncias y consultas sobre diversos temas relacionados con las distintas formas de violencia hacia las personas adultas mayores. En lo que va del 2020, se han registrado 537 denuncias y consultas de este tipo. Foto: Mayela López

El presidente Carlos Alvarado firmó este lunes la Ley 9.857 que penaliza hasta con 10 años de prisión el abandono de las personas adultas mayores en Costa Rica.

El acto se realizó en el marco de la conmemoración del Día Nacional Contra El Abuso, Maltrato, Marginación y Negligencia Hacia las Personas Adultas Mayores y el Día Mundial Sobre la Toma de Conciencia Sobre el Abuso y Maltrato en la Vejez.

Esta herramienta establece penas de cárcel, ante el abandono y la negligencia en detrimento de las personas adultas mayores, que van entre un mes y 10 años de prisión, según sea el estado de afectación social, económica y sanitaria que sufra la persona abandonada.

Asimismo, la ley indica que la pena sería de 6 a 10 años de cárcel cuando el abandono lleve a la muerte de la persona adulta mayor; entre 3 y 6 años, cuando el abandono cause daños graves en su salud; y entre 6 meses y 3 años, cuando se ponga en peligro la salud física o psicológica de la misma.

La iniciativa recibió el apoyo unánime de 46 legisladores, el 2 de junio en primer debate, luego de varios días de discusión para realizar modificaciones a la propuesta original.

El expediente original, bajo número 19.438, fue presentado por el exdiputado Fabricio Alvarado, durante el periodo legislativo anterior y buscaba definir la responsabilidad en ese abandono.

Además, si bien la ley crea un nuevo artículo, específicamente sobre el abandono de adultos mayores, su redacción es, prácticamente, idéntica al vigente artículo 142 del Código Penal, donde se establecen las penas de cárcel por abandono de personas.

“La Administración Alvarado Quesada continúa fortaleciendo las acciones proactivas que le ofrezcan una mejor calidad de vida a las personas adultas mayores, una población que, históricamente, ha sido muy vulnerable. Con la firma de esta Ley saldamos una deuda histórica con esta población”, afirmó el presidente de la República.

"Las personas adultas mayores son sujetos plenos de derechos que merecen un trato digno y respetuoso para el disfrute de una vejez con calidad de vida. Todas estas acciones son de gran trascendencia frente al gran reto en el incremento demográfico de este sector la población”, agregó el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez.

La ley empezará a regir a partir de su publicación en el diario oficial La Gaceta.

Problema social

El maltrato, marginación, negligencia y abuso contra las personas adultas mayores gana visibilidad como un problema social en el país, aunque es una problemática mundial que, según Naciones Unidas, afecta a 1 de cada 6 personas mayores de 60 años.

De acuerdo con los registros del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), los cuales únicamente contemplan información recopilada, directamente, por la institución; durante el 2019, se reportaron 1.130 denuncias y consultas sobre diversos temas relacionados con las distintas formas de violencia hacia las personas adultas mayores.

En lo que va de este año, se han registrado 537 denuncias y consultas de este tipo.

Estos datos no incluyen consultas y denuncias que ingresan a otras instituciones como el 911, delegaciones de Fuerza Pública, juzgados de violencia y centros de salud.

Además, se estima que existen situaciones de violencia que no son reportadas por las personas mayores, por temor a represalias.

Asimismo, esta problemática se refleja en las 690 personas adultas mayores que la institución ha reubicado en hogares y albergues, porque fueron abordadas por el programa institucional que atiende a personas adultas mayores en situación de abandono o habitantes de calle.

Actualmente, se tiene el registro de poco más de 200 casos que están en esa condición y a quienes se les busca una alternativa para que cuenten con un espacio digno donde vivir.

De acuerdo con la presidenta de la Junta Rectora de Conapam, Teresita Aguilar Mirambell, “los datos sobre abandono a las personas adultas mayores son alarmantes, por eso es tan importante contar con herramientas que faciliten el trabajo de quienes se esfuerzan día a día por erradicar las distintas formas de violencia hacia esta población.

"Pero de manera especial esa forma de maltrato tan cruel como es el abandono a seres humanos que, en muchos casos, han dado su vida por sus familias y su país, pero al llegar a la edad mayor, simplemente son dejados en estado de indefensión”.

Línea de atención

De manera complementaria, este lunes se formalizó un acuerdo de cooperación y colaboración entre instituciones públicas, empresa privada y organizaciones de bienestar social, que permitirá arrancar con el plan piloto de la línea telefónica gratuita 800-0AMAYOR (800-0262967).

Este canal servirá para la atención de personas adultas mayores de todo el territorio nacional, con el objetivo de atender, integralmente, a las personas adultas mayores por medio de servicios articulados y dar respuestas a casos de necesidad o indigencia, situaciones de riesgo y violencia, condición de abandono o situación de calle.

Se trata de una alianza entre Conapam y la empresa Homewatch CareGivers Costa Rica, la Asociación Cartaginesa de Atención a Ciudadanos en la Tercera Edad (Ascate) y la Asociación Albergue de Rehabilitación al Alcohólico Adulto Mayor Indigente, con el respaldo del despacho de la Segunda Vicepresidencia de la República.

Presidencia también comunicó que se reforzarán las acciones de comunicación y educación para la población adulta mayor y la sociedad, en materia de derechos de las personas adultas mayores, mediante una campaña de información lanzada este lunes.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación Yamuni, y es liderada por el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor, el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social, el Instituto Mixto de Ayuda Social, la Comisión Nacional de Emergencias y el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal.