Michelle Campos. 16 febrero
El nuevo Presidente de EE. UU. busca acercase a la región centroamericana luego de las acciones tomadas por el expresidente Donald Trump contra el istmo. Foto: AFP
El nuevo Presidente de EE. UU. busca acercase a la región centroamericana luego de las acciones tomadas por el expresidente Donald Trump contra el istmo. Foto: AFP

Nueve destacadas figuras políticas del Istmo solicitan que el plan del presidente de Estados Unidos Joe Biden para Centroamérica incluya a toda la región y no solo a Guatemala, Honduras y El Salvador, denominados, en conjunto, el Triángulo Norte.

Actualmente el “Plan de Biden para fortalecer la seguridad y la prosperidad con los pueblos de Centroamérica”, deja por fuera a Belice, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, lo que a los ojos de los firmantes generará más fricción y desigualdad en la región.

Ese plan contaría con un financiamiento de $4.000 millones durante cuatro años para atacar los problemas que provocan la migración de centroamericanos a EE. UU., impulsar inversiones, mejorar la seguridad, combatir la corrupción, reducir la pobreza e impulsar el desarrollo económico.

Sin embargo, la exmandataria Laura Chinchilla (2010-2014) y el exembajador de Costa Rica en Naciones Unidas, Eduardo Ulibarri, junto a otras siete figuras, claman porque se incorpore a toda la región.

Laura Chinchilla y Eduardo Ulibarri en una imagen del 2012 en Nueva York, cuando ella era mandataria de Costa Rica y él embajador ante Naciones Unidas. Fotografía: Ronny Rojas
Laura Chinchilla y Eduardo Ulibarri en una imagen del 2012 en Nueva York, cuando ella era mandataria de Costa Rica y él embajador ante Naciones Unidas. Fotografía: Ronny Rojas

El documento lo firman también Isabel Saint Malo, ex vicepresidenta y exministra de Relaciones Exteriores de Panamá y María Eugenia Brizuela, exministra de Relaciones Exteriores de El Salvador.

Además, lo suscriben Eduardo Stein, ex vicepresidente de Guatemala y Fernando Carrera, exministro de Relaciones Exteriores de esa misma nación. Por Nicaragua lo impulsan Edmundo Jarquín, exministro de Cooperación Externa y ex diputado, y Cristiana Chamorro, expresidenta del Diario La Prensa.

La hondureña Gina Kawas, exdelegada de la Juventud ante la ONU, también se unió al llamado.

La propuesta plantea 10 temas claves para el desarrollo de la región centroamericana. Entre ellos, piden profundizar la integración económica y comercial, combatir la desigualdad y la exclusión mediante la educación, la lucha contra el narcotráfico y el empoderamiento femenino.

“Estamos convencidos de que una visión integral y realista de nuestros desafíos, así como una interlocución amplia y diversa, permitirán un abordaje más constructivo y eficaz hacia los problemas del Istmo, con resultados mutuamente beneficiosos”, afirmó el grupo.

Según precisaron en el nota al Gobierno estadounidense, el objetivo de la solitud es la identificación de aspectos críticos para complementar y robustecer el impacto de políticas como el Plan Biden.

“Aspiramos a que de ella emerjan objetivos, prioridades e instrumentos de una nueva hoja de ruta en beneficio del desarrollo económico, la generación de más y mejores oportunidades, la resiliencia frente al cambio climático y los desastres naturales, el combate a la inseguridad, y la superación de enraizados problemas de corrupción”, agregaron.

Dentro de los puntos propuestos para el mandatario Biden están:

1)- Considerar la realidad centroamericana en su conjunto y ampliar los canales de interlocución

Según la solicitud al Gobierno norteamericano, los diferentes problemas de cada nación del Istmo, así como la interconexión entre los países que conforman Centroamérica, requiere de una visión conjunto.

“Será difícil, sino imposible, que los cuatro objetivos específicos del Plan Biden se alcancen separando a Centroamérica en dos o más subregiones o grupos”, alertaron.

2)-Propiciar la reforma de las instituciones e instrumentos regionales para profundizar la integración económica y comercial

En el documento se solicita tomar en cuenta, como un “detonante potencial de desarrollo”, las ventajas que tendría la cooperación para propiciar una mayor interconexión regional en materia de infraestructura energética, digital, vial, portuaria y turística.

Además, sostiene que vendría a fortalecer los procesos de integración regional económica y comercialmente.

3)-Integrar la preocupación sobre la acción climática a los ejes centrales de la estrategia

Sobre este planteamiento, aseguran que aunque el Plan Biden sí menciona el tema, no le otorga la importancia que requiere la lucha contra el calentamiento climático, adaptación, mitigación y prevención de este fenómeno en Centroamérica.

4)-Articular esfuerzos de cooperación e inversión con otros socios externos

Debido a las necesidades de nuestra región y las limitaciones de los recursos de la cooperación, los centroamericanos expresaron que consideran esencial que Estados Unidos no solo sea un socio influyente de la región, sino que ayude en la atracción de otros aliados como la Unión Europea y Japón.

5)-Fortalecer la educación, y la innovación de la mano de las tecnologías de la información para combatir la desigualdad y la exclusión

Para los firmantes, aunque el Plan Biden insiste en la importancia de la capacitación para el trabajo, no considera la educación como una necesidad para contar con “mayor movilidad social, impulsar la cultura democrática y fortalecer la dignidad humana”.

Añaden que tampoco propone la motivación de emprendimientos y la innovación para romper las barreras de la marginación y diversificar los sectores.

6)-Apoyar las respuestas a emergencias de salud y combate a la inseguridad alimentaria y a la desnutrición

Aseveran que la pandemia del Covid-19 dejó al descubierto serias carencias en los sistemas nacionales de salud, así como “enormes rezagos” en materia de inseguridad alimentaria y desnutrición crónica infantil.

“Superar estos retos y debilidades no solo es un deber humano elemental, sino un requisito para el acceso de amplios sectores de la población de algunos países a la salud, la educación y el trabajo”, dijeron.

7)-Promover las libertades, el estado de derecho, el combate a la corrupción y la transparencia

En documento alerta que el activismo ciudadano, el respeto al Estado de derecho, la seguridad jurídica, la rendición de cuentas y el impulso de la institucionalidad democrática reciben fuertes embates en el Istmo.

Como ejemplo, dieron el caso de la critica situación política que viven los nicaragüenses, sometidos al mandato del presidente Daniel Ortega.

8)-Replantear de manera franca y rigurosa la política antinarcóticos

Según indicaron, la política antinarcóticos impulsada por Estados Unidos en la región ha sido un fracaso, tal como lo reveló un informe de Western Hemisphere Drug Policy Commission (Comisión de Políticas de Drogas del Hemisferio Occidental).

Asimismo, sostienen que Centroamérica ha llevado sobre sus espaldas gran parte de los esfuerzos y costos sin obtener cambios, por lo que la cooperación y la lucha conjunta es necesaria.

9)-Promover el arraigo de las más jóvenes generaciones mediante mayores oportunidades

Al respecto argumentaron que debe aprovecharse adecuadamente el bono demográfico del Istmo, dando a los jóvenes oportunidades de educación, seguridad, recreación, trabajo y emprendimiento.

“Algunos de los países más rezagados de la región podrían crecer hasta en un 35% más. De lo contrario, si seguimos haciendo las cosas como las estamos haciendo hoy, la opción seguirá siendo más violencia, miseria, desarraigo y migración”, expresaron.

10)-Incorporar en todas las acciones de cooperación el enfoque transversal de género y el empoderamiento de las mujeres

Para este punto el grupo de figuras políticas solicita que los esfuerzos de cooperación permitan impulsar mecanismos para la inclusión financiera de las mujeres, y de promoción de emprendimientos e inversiones con enfoque de género, para ayudar a los millones de hogares en pobreza jefeados por mujeres.