Política

Feinzaig retira proyecto que pretendía reactivar comercio de flora y fauna silvestres

Diputado aseguró que el proyecto ‘nunca pretendió permitir ni facilitar la venta de nuestra riqueza natural’

El jefe de fracción del Partido Liberal Progresista (PLP), el diputado Eliécer Feinzaig, anunció este lunes el retiro del proyecto de ley que buscaba reactivar la exportación, importación y comercio de fauna y flora silvestres, así como sus productos, partes o derivados

“Hemos tomado la decisión de retirar el proyecto 23.276 que pretendía cambiar algunos artículos de la Ley de Vida Silvestre. Es importante señalar que este proyecto no cambiaba de forma sustancial la ley vigente, como lamentablemente ha sido malinterpretado y nosotros mismos no hemos podido explicar con claridad”, manifestó el legislador en un video publicado en su cuenta de Facebook.

De acuerdo con Feinzaing, su propuesta buscaba “facilitar la operación de algunos refugios y centros de reproducción para la reintroducción de especies a su hábitat natural, para ayudar a las especies amenazadas y en peligro de extinción”.

El proyecto habría modificado el artículo 79 de la Ley de Vida Silvestre. Actualmente, este numeral dice así: “Se prohíbe la exportación, la importación o el trasiego de la fauna y la flora, sus productos o subproductos incluidos en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), con países no miembros de la Convención”.

El texto de Feinzaing pretendía que el artículo quedara de esta manera: “Se permite la exportación, importación o tráfico de la fauna y la flora, sus productos, partes o derivados, incluidos en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) con países que apliquen medidas iguales o equivalentes a las establecidas por la Convención”.

Pese a esto, en su video, el diputado aseguró que el proyecto “nunca pretendió permitir ni facilitar la venta de nuestra riqueza natural, la venta de nuestra flora y fauna para uso o consumo de los seres humanos o para artículos de ropa ni ninguna de las cosas que lamentablemente se dijeron por ahí”.

El proyecto también planteaba un párrafo según el cual las especies, sus productos y derivados habrían quedado “autorizados para su comercialización y venta a otros sitios de manejo, comercios autorizados, particulares y el mercado nacional e internacional siempre y cuando provengan de un sitio autorizado para la comercialización de estos”.

Además, el plan habría excluido, de la definición de vida silvestre, los “organismos cultivados o criados y nacidos en cautiverio provenientes de especímenes silvestres, sus partes, productos y derivados”. El argumento era que estos “necesitan del ser humano para su supervivencia”

Contra este proyecto, anteriormente se pronunciaron los jefes de fracción y representantes de otros partidos políticos de la Asamblea Legislativa.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.