Aarón Sequeira. 14 febrero
Fabricio Alvarado se despidió este miércoles de sus compañeros de Asamblea Legislativa, luego de que renunció a la curul para dedicarse a la campaña presidencial para la elección en segunda ronda. Epsy Cambpell, diputada del PAC y aspirante a vicepresidenta también se despidió de él. Foto: Alejandro Gamboa.
Fabricio Alvarado se despidió este miércoles de sus compañeros de Asamblea Legislativa, luego de que renunció a la curul para dedicarse a la campaña presidencial para la elección en segunda ronda. Epsy Cambpell, diputada del PAC y aspirante a vicepresidenta también se despidió de él. Foto: Alejandro Gamboa.

Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, afirmó este miércoles que estaría dispuesto a convocar a un referendo para que el país decida si se sale de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Esa es una de las opciones que maneja en caso de que se ponga en práctica la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), que ordenó a Costa Rica reconocer el derecho al matrimonio a las parejas homosexuales, algo con lo que este político está en desacuerdo.

(Video) Fabricio Alvarado sometería a referéndum salida de Costa Rica del sistema de derechos humanos

La otra opción para no tener que cumplir con esa opinión es una ley, dijo.

La Convención Interamericana de Derechos Humanos fue firmada en noviembre de 1969 en San José, en lo que se denominó como el Pacto de San José de Costa Rica.

En esta normativa hemisférica, 23 países se comprometen a respetar, por ejemplo, el derecho a la vida, a la integridad personal, a la no esclavitud, a la libertad personal, a la libertad de conciencia y de religión, a la libertad de pensamiento y de expresión, así como los derechos de los niños y la protección de la familia.

La Convención creó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, como órganos encargados de velar por el cumplimiento de estos derechos.

Este miércoles, el exdiputado Alvarado volvió a referirse al tema en la Asamblea Legislativa, adonde asistió a despedirse del resto de diputados:

-En el debate de la Iglesia, usted habló de salirse de ese Sistema Interamericano de Derechos Humanos y Alexandra Loría (quien lo sustituye en el Congreso) lo ha dicho en algunos programas.

-Así es.

-¿Lo reconsiderarían?

-No, en absoluto. Lo que quiero es ser prudente en el sentido de qué va a resolverse en este gobierno, en particular. Nosotros lo hemos puesto como una opción válida, como una opción en la que creemos, si es necesario llegar a ese punto, estaríamos dispuestos a ejecutar los procedimientos.

-Pero eso tendría que parar por Asamblea...

-Pasa por un procedimiento, entendemos que no es un procedimiento de la noche a la mañana. Puede ser un proyecto de ley a través de la Asamblea Legislativa...

-Tiene que serlo...

-O bien un referendum. Hay varias opciones que estamos contemplando. Sí queremos ver qué es lo que pasa en lo que resta de este gobierno. Supongo que, viendo la línea PAC, avanzarlo lo máximo posible para dejarlo establecido.

¿Cómo se hace?

Un presidente no puede convocar a referendo por sí solo. Necesita hacerlo acompañado de la mayoría absoluta de los diputados.

Existen otras dos opciones: con la aprobación de dos terceras partes del Congreso o con las firmas del 5% del padrón electoral.

Alega violación de soberanía

Según Fabricio Alvarado, le preocupa que, en un eventual segundo gobierno del PAC, se acuda de nuevo a la Corte IDH, como ocurrió con fecundación in vitro y matrimonio igualitario, con otros temas como el aborto. "No me extrañaría que, como lo hicieron con fiv y con este tema, intenten hacerlo también", dijo.

En varios foros y programas radiales, tanto Alvarado como Alexandra Loría, han planteado la denuncia (término técnico para referirse a la renuncia) de la Convención Americana de Derechos Humanos y sus instrumentos, entre ellos la Comisión Interamericana y la Corte.

El argumento de Alvarado y de otros diputados evangélicos, como los de Renovación Costarricense, es que las decisiones de los organismos multilaterales, como la emitida sobre fecundación in vitro y esta opinión de la Corte IDH sobre matrimonios entre personas del mismo sexo, violan la soberanía del país.

Por tratarse de un instrumento aprobado en la Asamblea Legislativa, en principo la denuncia solo podría aprobarse en el mismo Congreso. Según Casa Presidencial, se requeriría de mayoría calificada.

De todas formas, tal como lo establece el artículo 78 de la Convención Americana de Derechos Humanos, salirse no implica la opción de desligarse de las “obligaciones contenidas en esta Convención en lo que concierne a todo hecho que, pudiendo constituir una violación de esas obligaciones, haya sido cumplido por él anteriormente a la fecha en la cual la denuncia produce efecto".