Política

Eli Feinzaig desconoce cuánto ahorraría la fusión de ministerios que plantearía al FMI

Una de las cartas del candidato Eliécer Feinzaig para renegociar el acuerdo fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sin incluir nuevos impuestos, es fusionar 30 instituciones públicas de los sectores social, productivo y económico en solo tres ministerios.

El candidato del Partido Liberal Progresista (PLP) tiene la convicción de que el FMI aceptaría su propuesta para continuar con los giros del crédito de $1.778 millones al país. Sin embargo, Feinzaig admite desconocer, en este momento, cuánto ahorraría el país con su propuesta.

Tampoco sabe con exactitud de cuántos empleados públicos prescindiría, aunque dijo que “no muchos”. Además, desconoce la cantidad de recursos necesarios para crear un programa de movilidad laboral.

“Los vamos a tener (esos números) cuando lleguemos a gobernar. En este momento todavía tenemos seis meses para eso, verdad. Hasta ahora veníamos concentrados en la elaboración del plan de gobierno. Ahora estamos poniéndole los números a algunas de las propuestas. Usted sabe que, como partido político, no contamos con todos los recursos para hacer todo al mismo tiempo”, manifestó el candidato.

Feinzaig descartó que esa reforma del Estado desencadene una oleada de despidos en el sector público: “Yo no puedo decir que ninguno, pero tampoco tengo en este momento la estimación exacta. Ese trabajo se está haciendo, pero el objetivo no es despedir personal y si hubiera personal ocioso habrá que crear un programa de movilidad laboral”, señaló.

Según Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), las finanzas públicas necesitan un ajuste cercano al 1% del producto interno bruto (PIB) para acceder al crédito del FMI. El gobierno de Carlos Alvarado propone alcanzarlo mediante la reforma al empleo público y reformas tributarias como renta global, eliminación de exoneraciones y casas de lujo.

En lugar de los planes de impuestos, una de las propuestas de Feinzaig es fusionar, en un Ministerio de la Producción, al Ministerio de Agricultura y Ganadería, así como el Viceministerio de Energía y al Instituto Costarricense de Turismo (ICT), entre otras entidades.

En el Ministerio de Economía y Finanzas se fusionarían los ministerios de Hacienda; de Economía, Industria y Comercio; y de Planificación y Política Económica.

Mientras que en el Ministerio de Bienestar convergerían el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah), los Cen-Cinái y la Red Nacional de Cuido.

Simplificación tributaria y reducción de impuestos

La segunda carta que el candidato incluiría en la nueva negociación con el FMI, por el contrario, es una reducción en la tasa de impuestos. Eliécer Feinzaig sostiene que con esa medida aumentaría la recaudación hasta en un 80% y que ello sería suficiente para asegurar el convenio con el organismo internacional.

Consultado sobre si esa decisión generaría la confianza necesaria del Fondo para aceptar la propuesta, Feinzaig contestó: “Si uno va y le dice al FMI ‘ok, yo estoy dispuesto a hacer un ajuste de la misma magnitud, pero queremos cambiar el planteamiento y reducir los impuestos, aquí están los estudios’, el FMI la va a revisar.

“Me parece que tenemos evidencia suficientemente sólida de que este tipo de reformas da los rendimientos esperados, sino que a mediano y largo plazo produce mayor crecimiento económico y entonces no vamos a necesitar volver al Fondo dentro de 10 años y esto debería ser atractivo para el FMI”, aseguró Feinzaig.

El plan de gobierno de Feinzaig propone eliminar 90 impuestos para simplificar el modelo tributario. Asimismo, contempla reducir los impuestos sobre el valor agregado (IVA) y sobre la renta, aunque no especifica las nuevas tasas.

“Tenemos estudios independientes, no hechos por nosotros, que nos arrojan luz de que es posible aumentar significativamente la recaudación simplificando el esquema tributario, disminuyendo el IVA y disminuyendo el impuesto de la renta.

“La mayor parte de los recursos (que necesitarían para el convenio con el Fondo) vienen de ahí. El tema de la reestructuración del Estado es para ponerle un mayor control al crecimiento del gasto público, para evitar que siga creciendo”, aseguró Feinzaig.

El candidato liberal sostiene que esas reformas reemplazarían sin problema la agenda de iniciativas que impulsa Carlos Alvarado en el Congreso, como renta global, impuesto a las casas de lujo, reducción de las exoneraciones fiscales, entre otros.

Feinzaig expuso esas propuestas como respuesta a las declaraciones que realizó el presidente de la República a todos los candidatos presidenciales. El mandatario retó a los aspirantes a decir cuántos empleados públicos despedirían y cuántas instituciones estatales cerrarían para renegociar el acuerdo con el Fondo sin contemplar aumentos de impuestos.

Según Carlos Alvarado, la única forma posible de asegurar el convenio con el organismo internacional sin acudir a nuevos impuestos, sería aplicar un recorte drástico a la planilla estatal, pues todos los otros dineros están comprometidos.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.