Aarón Sequeira. 10 septiembre
La magistrada Julia Varela, de la Sala Segunda de la Corte Suprema, recibió la venia legislativa para un tercer periodo en ese tribunal, con lo que ajustaría 24 años en la magistratura. A su lado, Orlando Aguirre, presidente de ese órgano judicial. Foto: Alejandro Gamboa.
La magistrada Julia Varela, de la Sala Segunda de la Corte Suprema, recibió la venia legislativa para un tercer periodo en ese tribunal, con lo que ajustaría 24 años en la magistratura. A su lado, Orlando Aguirre, presidente de ese órgano judicial. Foto: Alejandro Gamboa.

Los diputados reeligieron, este lunes, a Julia Varela Araya como magistrada de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, pese a que existía un informe negativo de mayoría firmado por cuatro de los siete miembros de la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa.

La decisión se tomó en el plenario del Congreso, donde diputados como Rodolfo Peña, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC, expusieron las razones que ellos tenían en contra de la continuidad de Varela como jueza en la Corte.

La magistrada ya ha cumplido dos periodos en la Sala Segunda, con lo que acumula 16 años como miembro de ese tribunal de casación de los asuntos laborales, de familia, sucesorios y de ejecución de las penas civiles, principalmente.

Aunque el informe negativo de mayoría emitido por la Comisión de Nombramientos tenía firmas de legisladores de Restauración Nacional (PRN), Republicano Social Cristiano (PRSC) y la Unidad Social Cristiana (PUSC), apenas alcanzó en el plenario 22 votos en contra. A favor de su continuidad, votaron 30 personas.

Para rechazar una reelección como la de Varela, se requerían 38 votos en contra. Con el aval parlamentario obtenido, la jueza de la Sala Segunda podría llegar a los 75 años en la magistratura, pues actualmente tiene 67 años.

Según el diputado Peña, la posición de la Unidad es que consideran inconveniente que una persona ocupe “tantos años en un mismo puesto”.

“Han pasado muchas cosas en el Poder Judicial y ella no se ha manifestado. Ella estuvo en los incrementos salariales del 2008 y del 2010, el aumento gerencial que incrementó el sueldo de los magistrados, es defensora de los salarios de lujo”, dijo el socialcristiano.

El diputado agregó que se les debe dar oportunidad a otras personas que tengan idoneidad y transparencia.

El criterio de los restauracionistas para votar contra la reelección de Varela es que la Corte Suprema “debe renovarse”. Floria Segreda, una de las dos diputadas del PRN en la Comisión de Nombramientos, coincidió con Peña en que ya la magistrada ha ocupado ese cargo por dos periodos.

“El mecanismo de reelección le permitirá alcanzar 24 años en ese cargo. No es sano para la institucionalidad del país tener magistrados vitalicios”, comentó Segreda.

La congresista agregó que a Julia Varela se le siguen dos causas, una por incumplimientos de deberes y otra por prevaricato.

“Aunque prive en nuestro ordenamiento el principio de inocencia, el solo cuestionamiento ante los tribunales pone en tela de duda su honorabilidad, comprometiéndose así la imagen institucional. A mi pregunta, sobre la veracidad de esas causas, contestó que estaba a la espera de sus respectivas desestimaciones”, dijo Segreda a través de un comunicado de prensa.

Luego de que se debatió y votó la reelección de Julia Varela Araya, la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, estableció que la juramentación de la magistrada para un nuevo periodo de ocho años se realizará al inicio de la sesión plenaria del miércoles.