Aarón Sequeira. 6 mayo
En cadena nacional, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, comparó el manejo de la pandemia en su país con el de Costa Rica. Foto: Captura de Twitter.
En cadena nacional, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, comparó el manejo de la pandemia en su país con el de Costa Rica. Foto: Captura de Twitter.

Diputados costarricenses reaccionaron molestos por las declaraciones del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, la noche de este martes en cadena nacional en su país, donde comparó las estrategias de atención de la pandemia del coronavirus en El Salvador y Costa Rica.

Durante un monólogo televisado de poco más de una hora, Bukele criticó a los salvadoreños que, según dice, salen innecesariamente de sus casas e incumplen la cuarentena domiciliar obligatoria impuesta por el gobierno, y amenazó a la gente con imágenes de México, Perú, Bolivia, Brasil y República Dominicana.

A la mitad de la cadena, cuando mencionó el caso centroamericano, alegó que Costa Rica solo “da la percepción de haber aplanado la curva” y atribuyó eso a una “decisión política” de realizar pocas pruebas de coronavirus al día, mientras que las autoridades sanitarias salvadoreñas realizan poco más de 1.600 diariamente.

Ante esa comparación, también reflejada en la cuenta de Twitter de la Casa Presidencial salvadoreña, diputados de varias fracciones legislativas reaccionaron contra el presidente Bukele.

Paola Vega, del Partido Acción Ciudadana (PAC), fue la primera en reaccionar en su cuenta de Twitter. “La típica estrategia de los tiranos de antaño: fomentar rivalidades ficticias para desviar la atención sobre las cosas propias”, dijo la oficialista.

Añadió que en Costa Rica no se juega con percepciones, a diferencia de Bukele, “que da la percepción de jugar en democracia, y lo que está haciendo es un régimen totalitario".

El diputado liberacionista y expresidente legislativo, Carlos Ricardo Benavides, también respondió directamente al mensaje colgado por la presidencia salvadoreña.

“Costa Rica también ‘da la percepción’ de tener más de 70 años de no tener ejército, de invertir en salud y educación, de tener una seguridad social ejemplar y de trabajar todos los días para evitar el autoritarismo y proteger nuestro sistema democrático”, dijo Benavides en Twitter.

El también liberacionista Wagner Jiménez rechazó la declaración de Bukele y la calificó de provocadora y “antisistema”.

“En Costa Rica tenemos la cultura de apoyar y respetar a las autoridades competentes”, escribió Jiménez.

El jefe del PAC, Enrique Sánchez, dijo que al mandatario salvadoreño “no le basta con usar la pandemia para violar el estado de derecho y los derechos humanos de sus ciudadanos, sino que ahora necesita levantar muros entre pueblos, despertar rivalidades inexistentes y mentir”.

Roberto Thompson calificó a Bukele de “envidiosillo” y dijo que el presidente de El Salvador se debería tomar “una selfie con nuestra historia”, para entender por qué Costa Rica hace diferencia en el mundo con la atención de la pandemia.

“A lo mejor le sirva para hacer lo mismo en el suyo, que tanto lo necesita”, añadió.

Luis Fernando Chacón, vocero del PLN, indicó que las declaraciones de Bukele no son de recibo y debe “limitarse a cuidar a su país” y no ver si Costa Rica está haciendo “más o menos pruebas”.

“Estamos en manos de expertos y eso precisamente es lo que está marcando la diferencia con respecto a otros países", dijo.

Carmen Chan, coordinadora del bloque Nueva República, opinó que “lo que corresponde es que el gobierno haga una certificación de las pruebas diarias que se han hecho el último mes o cada mes".

“No podemos ser tan intolerantes como para no responder, por vía oficial, lo que un mandatario y muchos costarricenses están cuestionando. Nuestras autoridades de salud han considerado innecesario hacer pruebas masivas, como otros países del mundo”, dijo Chan.

En el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), el diputado Pedro Muñoz afirmó: “Bukele que se quede en su casa y Dios en la de todos”.

A su vez, Erwen Masís respondió: “Como diputado del parlamento costarricense, con orgullo puedo decir que los buenos resultados obtenidos en la atención de esta crisis han sido gracias a la ciencia y la técnica, y al aporte de todos, no en ocurrencias ni con populismo. Concéntrese en su pueblo”.

Este martes, el Ministerio de Salud de El Salvador informó de que los casos totales llegaron a 633, tras sumar 46 solo ese día, y la cantidad de fallecimientos llegaron a 15, para una letalidad del 2,3%. Los pacientes recuperados del coronavirus son 219 y han realizado 33.628 pruebas.

Mientras tanto, en Costa Rica, el Ministerio de Salud informó el mismo día de un acumulado de 755 contagios, pero la cifra de muertes se mantiene en seis personas. El sexto fallecimiento sucedió el 20 de abril.

Se han recuperado 413 personas y hay 336 casos activos, para un 54% de recuperación; además, se han hecho 14.121 pruebas.