Aarón Sequeira. 25 noviembre, 2019
Yorleni León, del PLN, presidió el foro que tramitó el proyecto de ley que recorta las pensiones de lujo. Fotografía: Jose Diaz/Agencia Ojo por Ojo.
Yorleni León, del PLN, presidió el foro que tramitó el proyecto de ley que recorta las pensiones de lujo. Fotografía: Jose Diaz/Agencia Ojo por Ojo.

En medio de la discusión final del proyecto para recortar las pensiones de lujo, la presidenta de la Comisión de Sociales del Congreso, la liberacionista Yorleny León, anunció que vendrán más proyectos de ley para regular los sistemas de pensiones y jubilaciones, con miras a homogeneizar sus condiciones.

La legisladora no solo alabó la iniciativa aprobada este lunes en segundo debate, con el voto unánime de 46 legisladores, sino que también explicó que hay otras iniciativa haciendo fila en la Asamblea Legislativa.

“Este proyecto consolida el sistema de pensiones, en la variable de la sostenibilidad. Es un paso importante, pero insuficiente. Está pendiente de realizarse la homogeneización de los regímenes jubilatorios”, vaticinó la verdiblanca.

León agregó que, actualmente, cada uno de los regímenes jubilatorios se maneja de una forma diferente y eso debe reformarse. Además, añadió que también deben pensar los legisladores en el cierre de varios regímenes que aún perviven y que, por sus condiciones, pueden generar la tentación de meter gente allí.

‘Insuficiente’

Si bien la presidenta de la Comisión de Sociales consideró el plan de Xiomara Rodríguez como importante, dijo que es insuficiente cuando, a la vez, el Estado realiza un aporte mensual del 14,36% sobre el salario de cada funcionario del Poder Judicial, como, mientras que los patronos afiliados al IVM aportan un 5,08%.

“Ese aporte es totalmente superior al que se hace para el resto de los regímenes. Hoy podemos hacerlo, porque las condiciones aún lo permiten, pero la pregunta es si el Estado podrá sostener por mucho más tiempo ese aporte”, indicó.

Según León, no es relevante quién administra cada régimen, sino que todas las variables sean las mismas para los regímenes. “Una de esas variables clave es el del Estado”, dijo.

Añadió que también es relevante la posibilidad de retirar esas pensiones, una vez que la persona ha concluido su etapa laboral, así como el traslado de esa pensión cuando el beneficiario fallece.

Texto presentado

La liberacionista también enfatizó que hay un proyecto del ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, para solucionar eso. Se trata de un proyecto que cerraría las puertas al otorgamiento de nuevas pensiones de los regímenes del Gobierno.

El problema de esas pensiones es que son muy costosas, por las amplias ventajas que ofrecen a sus beneficiarios.

Por ejemplo, para calcular una pensión de ese tipo, se toma como referencia el promedio de los 12 mejores salarios mensuales entre los últimos 24.

La iniciativa de Morales propone que los futuros beneficiarios de los regímenes contributivos que tiene la Dirección Nacional de Pensiones pasen al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

León añadió que el recorte aprobado este lunes alcanzaría para que 9.000 adultos mayores pobres reciban una pensión del régimen no contributivo. No obstante, el plan no prevé ese destino para el ahorro que se genere.

La verdiblanca añadió que, el año anterior, había 23.000 personas esperando una de esas pensiones para población en condición de pobreza. Aseguró que, si bien es un monto insuficiente, permite resolver algunas cosas.