15 enero, 1998

Jason (cuyo verdadero nombre era José Fermín González), integrante del grupo dominicano de merenhouse Los Ilegales falleció ayer, en la noche, en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas y la Policía en Santo Domingo de República Dominicana, dijeron fuentes médicas y familiares a la agencia de noticias Reuters.

El deceso fue confirmado por el médico que lo atendía, coronel Braulio Mateo.

Jason, de 21 años, se encontraba en estado crítico desde el 13 de diciembre cuando sufrió un accidente automovilístico que le provocó la fractura de la sexta vértebra cervical y una contusión en la médula espinal, lo cual lo dejó postrado en una cama.

Un portavoz del hospital militar dijo que el deceso de Jason se había producido a las 6:50 de la tarde, hora local (4:50 p. m. hora de Costa Rica) .

González se mantuvo durante toda su enfermedad en la unidad de cuidados intensivos ayudado de un respirador artificial, pues la falta de movimiento le provocó una complicación respiratoria.

A inicios de este año, el joven casi no podía articular palabra y sus movimientos eran nulos, según comentó Antony, otro de los integrantes del grupo en una entrevista concedida a La Nación, la semana pasada.

Jason había ingresado originalmente en el Centro Médico de la Universidad Central del Este, pero el viernes pasado fue transferido al hospital donde murió.

El presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, lo visitó en su lecho de enfermo. Los médicos dominicanos descartaron sacarlo del país, debido a la condición crítica en que se mantenía.

Antolyn Ferry, vocero de Mesoamérica -empresa promotora que trae a Los Ilegales a Costa Rica-, manifestó que hasta el momento (ayer en la noche) el concierto del viernes en Puntarenas y del domingo en Guápiles se iban a realizar, pues el grupo estaba consciente de la gravedad de su amigo.

Ferry se comunicó a República Dominicana y en la oficina de la agrupación le dijeron que las presentaciones no se cancelarían, sino que se las dedicarían a Jason.