José Andrés Céspedes. 25 enero
Fachada del hospital Max Peralta, en Cartago. Foto: Rafael Pacheco (Imagen con fines ilustrativos).
Fachada del hospital Max Peralta, en Cartago. Foto: Rafael Pacheco (Imagen con fines ilustrativos).

Una joven de 19 años denunció a través de sus redes sociales que un doctor del hospital Max Peralta, en Cartago, abusó sexualmente de ella cuando fue a buscar atención médica por un ataque de ansiedad.

La paciente se llama Mariela Bonilla De Franco e indicó a La Nación que este lunes se apersonó a los tribunales de justicia para presentar una denuncia penal contra el sospechoso, quien, según dijo, es un hombre de unos 38 años.

“De hecho hoy yo fui a hacer la denuncia y la fiscal que me atendió me dijo que ya él tiene varias denuncias por el mismo problema.

“Ahorita por el tema de la ansiedad la verdad es que me siento bien, pero sí me afecta mucho el aspecto de lo que me sucedió con el doctor, ya que como mujer me sentí denigrada”, aseguró la joven.

(Video) Paciente de 19 años denuncia que fue abusada sexualmente por doctor del Max Peralta

Bonilla comenta que la noche del viernes 22 de enero sufrió un ataque de ansiedad y se trasladó al hospital Max Peralta, en donde la atendió un médico.

“Él me dice que me vaya a acostar a la camilla, que me va a revisar. No entiendo el por qué, si yo venía por algo mental, pero bueno, yo hice caso. Yo noto que él cierra ambas puertas del consultorio y me dice ‘acuéstese boca arriba’.

“Me desabrocha el pantalón, me sube la blusa y me empieza a palpar el estómago. Él me dice ‘ahora sí, acuéstese boca abajo y se hace a la orilla porque la camilla es muy grande y no llego a revisarla’. Luego me sube la blusa de nuevo, me baja el pantalón y después me empieza a tocar las nalgas.

“Obviamente yo me sentí muy incómoda, entonces él subió las manos y en un momento me dice ‘ponga las manos a los lados’ y ahí yo sentí el pene de él en mi mano. En ese momento yo reaccioné y me levanté histérica”, relató Bonilla en un video.

La joven mencionó que luego de que ella se levantara de la camilla, una enfermera entró al consultorio y le dijo que la tenían que internar, sin darle tiempo de expresar lo que le había sucedido.

Minutos después, la mamá de la paciente se enteró de la situación e intentó buscar al doctor, pero no logró encontrarlo.

Posteriormente, según contó la joven, dos enfermeros le entregaron un formulario del hospital para registrar la denuncia por el caso.

La muchacha destacó que ningún funcionario administrativo intentó ayudarla, a pesar de que se encontraba muy afectada y llorando en medio de todo el personal.

“A mí me internaron en la noche y mi mamá tuvo que estar entrando cada hora para ella corroborar que ese doctor no estuviera cerca mío, pero de igual manera, él desapareció.

“Al día siguiente me vio la psiquiatra y ella me dijo que me iba a dar la salida por comodidad mía para no tener que toparme al doctor porque él iba a entrar en la tarde”, afirmó Bonilla a La Nación.

La paciente dijo que realizó una denuncia pública con el fin de que otras mujeres no sufran la misma situación.

Además, resaltó que se dio cuenta que no había sido la única persona que había vivido algo similar con el mismo doctor.

“Mi mamá también hizo la denuncia pública vía Facebook y a ella le escribió una muchacha para decirle que a ella le pasó lo mismo con el mismo doctor en el hospital de Quepos y que por eso fue que a él lo trasladaron al hospital de Cartago, en donde también ha hecho sus cochinadas, pero no le han hecho nada al respecto”, manifestó la joven.

Este lunes, el hospital Max Peralta confirmó que recibió una denuncia formal de la situación y que, de acuerdo con la Normativa Institucional, se instruyó el procedimiento administrativo correspondiente.

Precisó que el proceso es confidencial y que se le estará informando a la denunciante como parte del mismo, por lo que no se pueden “referir a detalles ni de la denuncia ni de la investigación”.