Diego Bosque. 24 marzo, 2016

Si el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) pretende ampliar hasta seis carriles la ruta 27 antes de que finalice la concesión con Globalvia, deberá adjudicar la nueva obra a esa misma empresa.

El acuerdo con la compañía española vence en julio de 2033.

Silvia Jiménez, secretaria técnica del Consejo Nacional de Concesiones (CNC) –ente adscrito al MOPT– explicó que el contrato establece que un eventual ensanchamiento de la carretera de 77 kilómetros, entre San José y Caldera, debe hacerse con el concesionario.

Si el Estado quisiera buscar otras opciones, como un crédito con un organismo financiero internacional o un nuevo concesionario, tendría que cancelar lo adeudado a la firma por la construcción actual más una indemnización, la cual se calcularía en el momento de finiquitar la relación entre las partes.

“Ese puede ser un escenario; pueden haber otros escenarios, pero yo no lo veo viable ni recomendable porque financieramente no es adecuado. Ya hemos cancelado bastante de lo que debemos y a la hora de tomar una decisión de esas, hay que indemnizar, y una indemnización, generalmente, es más cara”, señaló Jiménez.

Según el CNC, a la compañía se le han pagado $136 millones de los $301 millones que se le adeudan por el proyecto vial. El resto de la obligación, de acuerdo con las proyecciones de la entidad, se pagará a julio de 2033.

Jiménez agregó que en el caso de extender la vía con los españoles, Concesiones deberá definir las características de la obra, el precio, las condiciones del nuevo acuerdo y el plazo en el que se planea pagar. La legislación establece que no puede ser en un periodo mayor a 50 años.

Se estima que por algunos tramos de la carretera San José-Caldera circulan hasta 161.000 vehículos en un día, de acuerdo con información del Consejo Nacional de Concesiones. El MOPT reconoce la necesidad de ampliar la vía y ensanchar de las intersecciones. | ALBERT MARÍN
Se estima que por algunos tramos de la carretera San José-Caldera circulan hasta 161.000 vehículos en un día, de acuerdo con información del Consejo Nacional de Concesiones. El MOPT reconoce la necesidad de ampliar la vía y ensanchar de las intersecciones. | ALBERT MARÍN

Las mejoras viales son necesarias antes de la construcción del nuevo aeropuerto internacional en Orotina, Alajuela, que aún no tiene fecha.

Propuesta. Globalvia presentó desde el 2014 una oferta para ampliar la carretera. Sin embargo, aún se encuentra en análisis.

La propuesta es habilitar tres carriles por sentido en el tramo entre La Sabana y Ciudad Colón, y cuatro por sentido desde Ciudad Colón hasta Caldera. Los trabajos incluirían la construcción de nuevos puentes y el ensanchamiento de las intersecciones.

Solo entre Ciudad Colón y Orotina se necesitan cinco puentes nuevos, de acuerdo con el planteamiento del concesionario.

El costo estimado para este proyecto sería de $400 millones. No obstante, ese cálculo corresponde a un precio de referencia, pues podría aumentar cuando se precisen los diseños, los estudios técnicos y la cantidad de terrenos por expropiar.

“Esa es una cifra muy preliminar que se dio al inicio, pero no puedo decir, en este momento, que eso es lo que costaría”, enfatizó Jiménez.

De acuerdo con el CNC, a la hora de iniciar el proyecto se debería definir si se financia por completo con el cobro de peajes o el MOPT aporta una suma para no encarecerlos.

Por medio de su oficina de prensa, Globalvia informó de que lo propuesto es un “estudio preliminar” y esperan una respuesta de Concesiones para continuar con las negociaciones.

Esta empresa administra la ruta 27 desde marzo de 2014, luego de comprar la participación de Autopistas del Sol, concesionario original. Desde su apertura, la vía presenta problemas con los taludes y hundimientos.