Patricia Recio. 11 octubre

Gobierno y Asamblea Legislativa convocan diálogo nacional para construir soluciones ante crisis

El presidente de la República, Carlos Alvarado, y el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, convocaron la noche de este domingo a una mesa de diálogo multisectorial a fin de buscar acuerdos para atender la situación fiscal y la crisis económica que encara el país.

Mediante una cadena nacional, los jerarcas anunciaron que este proceso de cuatro semanas comenzará el próximo sábado con la partipación de 25 representantes de la sociedad civil y bajo la moderación del Programa del Estado de la Nación.

"Nuestro país enfrenta el reto más importante de su historia moderna. Necesitamos tomar medidas para generar empleo y crecimiento económico, y en lo inmediato evitar una crisis económica y fiscal.

“Hoy, junto al presidente del Poder Legislativo, convocamos a una mesa multisectorial de diálogo para lograr acuerdos como país”, manifestó el mandatario.

“Este espacio que hoy los presidentes de los poderes Ejecutivo y Legislativo estamos convocando será la herramienta para consensuar los grandes acuerdos que hoy demanda la realidad nacional en materia fiscal, de crecimiento económico, y consecuentemente de empleo”, añadió Cruickshank,

En su mensaje, el jerarca legislativo hizo un llamado a los diversos sectores y a las fracciones legislativas para que se sumen “y respalden este esfuerzo”.

En tanto, Alvarado dijo que los acuerdos tendrán como fin atender las necesidades de estabilidad económica y fiscal como “prioridad inmediata”.

"Necesitamos cuidar a las personas del país. Necesitamos urgentemente recuperar los empleos que perdimos por la pandemia, que las personas puedan hacer frente a sus necesidades y deudas y que no se disparen las tasas de interés que pagan.

“Necesitamos mantener el costo de vida controlado y la inflación baja para que la gente pueda comprar lo que necesita, así como cuidar la inversión. También requerimos que el tipo de cambio del dólar permanezca estable para no afectar a quienes tienen créditos en esta moneda. Para mantener la estabilidad de todo lo anterior, es que debemos tomar medidas en lo fiscal”, puntualizó.

De acuerdo con el detalle dado a conocer por el presidente de la República, luego de que se logren los acuerdos, se convocaría una segunda mesa de diálogo para tratar los temas de empleo, crecimiento y recuperación económica.

Asimismo, Alvarado se comprometió durante la cadena nacional, a que todas las acciones de política que diseñe el Gobierno en adelante, tendrán en consideración los acuerdos logrados por medio de ese diálogo multisectorial.

“Si quiero ser claro en lo siguiente: en los asuntos en los que no haya sido posible una recomendación de la mayoría de los integrantes de la mesa, el Poder Ejecutivo tendrá la libertad y el deber para proceder según sus criterios.

"Lo mismo ocurrirá si con los acuerdos no se logran alcanzar demostradamente los objetivos de política que ambos presidentes de los Poderes de la República hemos propuesto para que el diálogo resuelva. Pero estoy convencido de que lo lograremos”, concluyó.

Cruickshank, por su parte, anunció que el director del Programa Estado de la Nación, Jorge Vargas Cullel, fungirá como facilitador del diálogo y construcción de acuerdos.

A Vargas, dijo, le solicitaron diseñar las reglas del proceso y que él sea el único encargado de asegurar el cumplimiento metodológico por parte de todos los actores.

¿Cómo será el proceso?

De acuerdo con Vargas Cullel, el diálogo convocado deberá resolver un problema político y técnico, que encierra el dilema de la emergencia fiscal que vivimos.

Dicho problema fue planteado de la siguiente manera:

“¿Cómo lograr una mejora permanente de al menos 2,5 puntos porcentuales del PIB en el déficit primario del Gobierno Central y una disminución a corto plazo del monto de la deuda pública (de unos 8 puntos porcentuales del PIB), mediante una mezcla de acciones de ingresos, gastos y gestión del endeudamiento público, para evitar que el Estado caiga en una cesación de pagos?”

Según detalló, la mesa de diálogo tiene un carácter bipartito (Ejecutivo y sociedad civil), con acompañamiento del Poder Legislativo. Constará de 29 miembros.

Por el Poder Ejecutivo participarán cuatro jerarcas del equipo social y económico del Gobierno: Los ministros de Hacienda, Trabajo, Desarrollo Humano y Planificación y Política Económica.

Los representantes del legislativo acompañarán como observadores permanentes.

Por parte de la sociedad civil habrá 25 representantes. Los grupos citados son: empresarios, sindicatos, cooperativas, asociaciones solidaristas, comunales, productores agrícolas, mujeres, iglesias, estudiantes universitarios, agencias de desarrollo y municipalidades

Los tres primeros sectores van a tener cuatro delegados cada uno.

Cada uno de los sectores tendrá la responsabilidad de designar a sus representantes.

La sesión inaugural de instalación se celebrará el próximo sábado 17 de octubre a las 10 a.m. en la sede del Consejo Nacional de Rectores (Conare).

Llamado de paz

Alvarado finalizó el mensaje haciendo alusión a los hechos violentos y los bloqueos que ha enfrentado el país en las últimas semanas.

"En días pasados el Gobierno de la República dedicó enormes esfuerzos para restituir la paz en el país. Representantes del Gobierno dialogaron con dirigentes en distintas zonas, con el fin de encontrar puntos comunes que dieran fin a los bloqueos y garantizar el libre tránsito. También, la Fuerza Pública intervino donde se requirió.

“Hago un llamado por la paz y porque esté de primero el interés del país. Costa Rica es un país diferente, de trabajo y paz, honremos nuestras raíces en este momento. Agradezco las oraciones que hacen por las autoridades del país, por Costa Rica, y ahora también por el éxito de este proceso de diálogo”, finalizó.