Educación

Tribunal prohíbe al MEP destruir pruebas FARO

Solicita al Ministerio entregar la totalidad de los cuestionarios para que sean custodiados judicialmente

El Tribunal Contencioso Administrativo ordenó al Ministerio de Educación Pública (MEP) abstenerse de destruir los cuestionarios de Factores Asociados de FARO que aplicó el viernes a 77.000 niños de quinto grado, en los que les pidió contestar preguntas sensibles sobre su entorno socioeconómico.

El Tribunal acogió una solicitud de medida cautelar interpuesta por el Sindicato de la Judicatura (Sindijud) e instruyó al MEP entregar al Tribunal la totalidad de los cuestionarios para que sean custodiados judicialmente.

Sindijud solicitó una medida cautelar provisionalísima planteando la “incautación inmediata y devolución” de la prueba. La orden fue emitida por el juez Alex Rojas.

“Se le ordena al Ministerio de Educación Pública (MEP) que se abstenga de extraer información sensible obtenida de los estudiantes y de utilizarla en cualquier archivo informático. Finalmente, se ordena al MEP que, de forma inmediata y una vez notificada está resolución, entregue a este Tribunal, para su resguardo y custodia, los cuestionarios Factores Asociados, los cuales serán custodiados en forma confidencial por este Tribunal”, indica la resolución.

Al mediodía de este lunes, el Ministerio de Educación informó de que acatará la medida cautelar dispuesta por el Tribunal Contencioso y que entregará los cuestionarios a ese despacho.

Según argumentó el Sindicato, el MEP vulneró derechos propios de los menores de edad, de la intimidad personal y de los propios padres, por los cuestionarios con preguntas que abordan datos sensibles y privados que lesionan la intimidad de sus agremiados “y que atentan contra los derechos elementales de sus hijos e hijas menores de edad”.

La resolución se produjo luego de que el MEP ordenó a los directores regionales y de centros educativos entregar a los padres de familia el cuestionario de Factores Asociados de Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO), si ellos lo solicitan.

En caso de que los padres no los requirieran, la institución dio a conocer el paso a paso para destruir los documentos. Sin embargo, ahora deberá entregarlos al Tribunal

La polémica por el extenso cuestionario de cuatro folletos, en el que se les pidió a los estudiantes más de 600 respuestas, con eventuales vulneraciones a la protección de datos, provocó la renuncia de Giselle Cruz Maduro al cargo de ministra de Educación la noche de este domingo.

También, dimitieron Melania Brenes, viceministra académica; y Pablo Mena, Director de Gestión y Evaluación de la Calidad.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, aceptó la dimisión y designó como nuevo jerarca a Steven González Cortés, quien se ha desempeñado como viceministro administrativo.

El cuestionario de Factores Asociados pretendía identificar variables que podrían incidir en el rendimiento de los estudiantes en las materias evaluadas en FARO (Español, Matemáticas y Ciencias). El test tenía una parte de “información familiar” en la que se les consultó a los niños el estado de las paredes, piso y techo de la casa. Además, se les pidió a los alumnos indicar si la vivienda era propia, completamente pagada, si se pagaba en cuotas o era prestada.

Además, los menores debían decir si las paredes eran de su casa eran de block o ladrillos, de cemento, madera o prefabricadas y si el piso era de mosaico, cerámica, terrazo, cemento o madera. También, se les consultó si la casa tenían Internet, telefonía fija o móvil, electricidad, empleada doméstica, televisión por cable, agua potable, calle pavimentada, recolección de basura y servicio de bus.

El cuestionario solicitó información sobre bienes de la familia, como motocicletas, carros, computadoras, lavadoras, cocinas, agua caliente, hornos de microondas, radios o equipos de sonido. Además, se consultó cuántos cuartos tenía la vivienda y cuántas personas vivían en ella.

Vea los cuatro cuestionarios completos en este enlace.

Daniela Cerdas E.

Daniela Cerdas E.

Bachiller en periodismo, estudiante de Derecho. Cobertura de la temática educativa del país desde 2015. Redactora del año La Nación, 2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.