Patricia Recio. 31 mayo, 2018
Según los profesionales en psicología las secuelas del bullying se pueden presentar hasta 40 años después. (imagen con fines ilustrativos). Fotografía: Thinkstock
Según los profesionales en psicología las secuelas del bullying se pueden presentar hasta 40 años después. (imagen con fines ilustrativos). Fotografía: Thinkstock

Desde el preescolar hasta la universidad. El bullying afecta al 60% de los estudiantes del país, lo que convierte a Costa Rica en la segunda nación de América Latina con mayor acoso escolar.

Así lo dieron a conocer este jueves autoridades del Colegio de Psicólogos, durante el lanzamiento de una campaña que busca combatir esta problemática. Los datos provienen de un estudio realizado entre 2014 y 2016 por el Instituto de Estudios Interdisciplinarios de la Niñez y Adolescencia (Ineina) de la Universidad Nacional y otras informaciones recogidas por el mismo Colegio de Psicólogos.

Ya no solo son las agresiones verbales o físicas, sino también el bullying cibernético que se convirtió en un martirio para el 20% de los niños y adolescentes, según Ingrid Naranjo, psicóloga especialista en el tema.

"La característica por la que se migró a este espacio es porque ahí están los jóvenes y los niños y se sostiene por el anonimato", dijo la experta.

Otra de las preocupaciones del gremio radica en las secuelas que provoca este tipo de violencia, las cuales se prolongan por décadas, pues han podido documentar las que sufren personas que vivieron estas situaciones de abuso hace 40 años.

"Hoy tenemos adultos que están teniendo visibles secuelas de las situaciones que sufrieron en centros de estudio, que siguen costando mucho en vidas y personas altamente productivas que se integran a la sociedad con sus lesiones", afirmó.

Según dijo, casi la mitad de estas personas que sufrieron bullying presentan en la adultez condiciones como fobias, crisis de pánico y problemas de ansiedad.

Datos de la Secretaría Técnica de Salud Mental del Ministerio de Salud incluso revelaron que en 21 casos de suicidio ocurridos en un período de 10 años, se atribuyó al bullying como la causa.

En las aulas

De acuerdo con el informe del Colegio de Psicólogos, es dentro de los salones de clase donde los estudiantes afirman sufrir la mayoría de estos casos de violencia.

“Hoy tenemos adultos que están teniendo visibles secuelas de las situaciones que sufrieron en centros de estudio”, Ingrid Naranjo, Colegio de Psicólogos

El dato, sin embargo, no coincide con el que dieron autoridades del Ministerio de Educación y del Colegio de Orientadores en marzo, cuando señalaron los recreos como el momento en que ocurren estas situaciones.

Según una investigación médica, 56% de los estudiantes consultados dijeron sufrir acoso en el salón de clases, 22% en los corredores del colegio, el 7% en los baños del colegio, un 3% en el gimnasio, 9% en los alrededores del colegio y 3% en la ruta al centro educativo.

Además solo el 7% de las víctimas acude a profesores para pedir ayuda, mientras que el 27% busca al director y el 20% a la secretaría del centro educativo.

De acuerdo con los profesionales, esto obedece a que la mayoría de situaciones ocurren en la misma aula.

Nunca se puede ignorar la queja sobre la violencia
Nunca se puede ignorar la queja sobre la violencia
Contra homofobia

Para la directora de vida estudiantil del MEP, Kattia Grosser, parte de lo que se ha trabajado en los centros educativos se fundamenta en evidenciar la violencia y evitar que esta se naturalice.

"El bullying es una forma de violencia, que a veces pasa como un chiste porque no es la agresión evidente de un golpe fuerte que uno ve, es un gesto que empuja a un chico, una palabra, una mirada, un apodo y es fácil decirle 'no les hagas caso'.

"Eso, sistemático y permanente es violencia, y esa persona no está siendo parte de un chiste, un chiste es aquel en que todos nos reímos, si alguien está sufriendo, no es un chiste", dijo la funcionaria.

Las autoridades del MEP anunciaron que para este 2018, lanzarán un protocolo para la actuación en situaciones contra el bullying homofóbico y, además, presentará una guía preventiva denominada “Cole sin bullying”, en coordinación con la Dirección de Promoción de la Paz y Convivencia Ciudadana (Digepaz) del Ministerio de Justicia y con apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Grosser añadió que los adultos de las instituciones son los llamados a mantener la cultura de paz y procurar la resolución de conflictos, pues la persona que está en posición de víctima, muchas veces no es capaz de ser la que denuncia.

"Eso, sistemático y permanente es violencia, y esa persona no está siendo parte de un chiste, un chiste es aquel en que todos nos reímos, si alguien está sufriendo, no es un chiste", Kattia Grosser, MEP

"Señalar y combatir el bullying es una acción de todos los días y siempre, nunca vamos a llegar a violencia cero, vivimos en una sociedad violenta (...) y es de esperar que la institución educativa eso se reproduzca, pero nosotros le mostramos a nuestros chicos que otras formas de convivir son posibles", agregó.

Según los datos del MEP, del 2014 al 2016 los casos de violencia presentados en los centros educativos pasaron de 48.457 a 41.370.

Muerte de Sebastián no fue por ‘bullying’

Kattia Grosser se refirió este jueves a la muerte de Sebastián Díaz, el estudiante de sétimo año del Liceo de Costa Rica que murió atropellado por el tren, el 28 de febrero.

Supuestamente, el niño de 13 años se habría lanzado a las vías cuando se acercaba una locomotora, por un aparente reto lanzado por otros colegiales. Por esa razón, el caso se manejó como un probable caso de acoso escolar.

No obstante, según la funcionaria, la investigación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinó que no se trató de un caso de bullying.

"El OIJ la información que brindó a nivel nacional y a nosotros es que se determinó que no era un asunto de bullying ni de reto dentro del centro educativo. Ellos tenían videos que demostraron que el chico estaba solo y la investigación se orientó fuera de la institución educativa", explicó Grosser.