3 febrero, 2010
 El alcalde Johnny Araya y el exdiputado Mario Álvarez acompañaron a Chinchilla en una caminanta por la avenida central josefina. | JORGE CASTILLO
El alcalde Johnny Araya y el exdiputado Mario Álvarez acompañaron a Chinchilla en una caminanta por la avenida central josefina. | JORGE CASTILLO

Un no rotundo al matrimonio entre homosexuales, el aborto y a la eliminación de la religión católica como culto oficial del Estado dio ayer la candidata a la presidencia del Partido Liberación Nacional (PLN), Laura Chinchilla.

La aspirante verdiblanca defendió sus posiciones en dos programas de radio y uno de televisión, todos evangélicos, en una serie de visitas que hizo ayer en la mañana.

“Mi visión es a favor de la vida, yo no entiendo cómo hay padres que enseñan a sus hijos a respetar los animalitos y cuanta planta encuentran en la naturaleza, pero están prestos a sacrificar la vida humana”, dijo Chinchilla en el programa Panorama Político , en la emisora evangélica Radio Unción.

Además, recalcó que enviará una directriz a la bancada del PLN para que se opongan a los proyectos de ley que pretendan legalizar el aborto más allá de la interrupción por prescripción médica del embarazo, que está vigente en el país.

“Lo más importante es que la bancada nuestra, que confío en que va a ser mayoritaria, se oponga a la base de estos proyectos de ley.

“Sí estamos preocupados de que algunos colectivos lésbico-gay en el país sienten que están sufriendo discriminación, que lo hablemos, que veamos por cuál vía se puede mejorar”, expresó.

Luego, la candidata se trasladó a la televisora evangélica canal 31 Cristo Visión, donde recalcó su oposición al matrimonio gay.

En ambos programas, la ministra de Seguridad en la administración Figueres (1994-1998) se expresó en contra de eliminar la palabra Dios de la Constitución Política.

Chinchilla finalizó sus visitas a medios en la emisora católica La Paz del Dial.

Aproximadamente a la 1:15 p. m., la verdiblanca inició su recorrido por la avenida central capitalina, en la esquina del Mercado Central. Allí la esperaba un nutrido grupo de dirigentes que repartió volantes, calcomanías y banderas.

Entre los liberacionistas que aplaudían y vitoreaban a Chinchilla destacó la figura del alcalde Johnny Araya, quien dijo que se había dado “la tarde libre” para apoyar a la verdiblanca.