El País

Certamen de sobrevivientes de cáncer desafía estándares de belleza y envía mensaje de prevención

12 mujeres sobrevivientes de cáncer, de entre 24 y 65 años de edad, participan en el ‘Certamen de sobrevivientes Pink Crown’ con un mensaje de prevención y solidaridad

En la imagen, de izquierda a derecha: Yorlene Serrano, actual reina, Teresita Rodríguez, Janeth Salas, Geovana Esquivel, Karina Rodríguez, Clara Salazar, Xinia Pérez, Runnia Quesada, Lucía Araya, Paula Calvo, Arelis Vargas, Lauren Cordero y María Esther Alpízar.

Doce mujeres sobrevivientes de cáncer participan en el “Certamen de sobrevivientes Pink Crown”, una iniciativa que promulga el mensaje de prevención al mismo tiempo que desafía los estándares de belleza típicos de estas actividades. Entre 24 y 65 años de edad, todas las participantes padecieron o padecen cáncer de mama, riñón, endometrio, cuello uterino, cérvix, tiroides y linfoma de Hodgkin, entre otros.

Para estas mujeres, el certamen no es una competencia y lo más importante no es su estatura o peso, sino que buscan ser testimonios vivientes de que un diagnóstico de cáncer no es sinónimo de muerte. Dicha actividad es organizada por la fundación sin fines de lucro Lluvia de Esperanza, constituida en 2010 por Marielos Corella, su actual presidenta. La organización brinda apoyo emocional, logístico, informativo y educativo a mujeres pacientes de cáncer.

La Nación conversó con tres participantes en la conferencia de prensa realizada de cara a la final del certamen. Lauren Cordero, de 24 años, María Esther Alpízar, de 45 años y Teresita Rodríguez, de 62 años, participan en el evento que en su primera edición ganó Yorlene Serrano, de 50 años, actual reina 2021.

María Esther Alpízar, además de ser sobreviviente de cáncer de riñón, es socia activa de la fundación Lluvia de Esperanza. Ella fue diagnosticada en el 2012. En el 2014 se afilió a la fundación y, en el 2015, cayó en coma producto del daño en sus riñones, que le fueron extirpados. Hoy vive con un riñón donado. Ella asegura que su mayor complejo siempre fue físico, pero que una buena causa la motivó a participar.

“A mí doña Marielos (Corella) me dijo que yo era una sobreviviente y tenía que dar testimonio. Hoy, además, trabajo como secretaria de la fundación. Mi compañero me motivó a participar, aunque mi complejo siempre ha sido mi físico, pero sé que la mayor bendición es la interna, no lo que está afuera.

“La fundación ayuda a muchos enfermitos de cáncer en la zona, ayudarle a sus familias porque es muy duro. Yo tuve a mi padre con cáncer y uno no sabe ni qué hacer. Somos un apoyo a las familias y al paciente. Entre más dinerito podamos recolectar, más podremos ayudarle a los pacientes”, declaró Alpízar.

Lauren Cordero tiene hoy 24 años, pero fue diagnosticada con cáncer de mama cuando apenas tenía 13 años. Su mensaje es concreto: la prevención no es una cuestión de edad. “Tres meses antes de cumplir 15 años perdí mi pecho. No importa la edad, el cáncer no afecta solamente a las personas mayores. Desde jóvenes nos tenemos que estar chequeando.

“Yo era muy joven, no sabía hacerme un autoexamen, en la escuela ni en el colegio nos enseñaron. Yo estaba en octavo año de colegio cuando me sentí un bulto pero me daba vergüenza hablar con mi mamá. Uno de los momentos más difíciles fue, con 13 años, ir a un médico, desvestirme y que me diagnosticara, pero la vergüenza se tiene que enfrentar y superar”, motivó la joven.

Lauren Cordero fue diagnosticada con cáncer de mama a sus 13 años, un año después uno de sus pechos le fue amputado.

Por su parte, Teresita Rodríguez es una de las participantes más longevas, con 62 años. “Hay otra atrás que están recibiendo los procesos. Yo tuve cáncer de endometrio que me hizo metástasis a los dos pulmones, recibí 40 sesiones de quimioterapia y luego 25 de radioterapia, fui diagnosticada en octubre del 2016. Le doy las gracias a Dios y a Lluvia de Esperanza porque me permitió sembrar y compartir mi testimonio de que sí se puede, la actitud positiva es indispensable”, dijo.

A la actividad de presentación de las candidatas participó Yorlene Serrano, de 50 años, quien fue la ganadora del certamen del 2021. “Yo empecé enero del 2018 quimioterapia y, dos meses y medio después, muere mi hijo mayor un Jueves Santo. Esta es mi forma de agradecerle a Dios por ayudarme a sobrellevar al mismo tiempo dos acontecimientos tan difíciles.

“Este evento es muy importante porque su fin último es colaborar con lluvias de esperanza, una institución que le ayuda a personas que están pasando este proceso tan difícil. Invitamos a la gente a participar y colaborar porque todos los fondos son para dar vida”, declaró Serrano.

El conjunto de participantes es completado por Janeth Salas de 52 años, Geovana Esquivel de 38 años, Karina Rodríguez de 53 años, Clara Salazar de 65 años, Xinia Pérez de 60 años, Runnia Quesada de 38 años, Lucía Araya de 45 años, Paula Calvo de 24 años y Arelis Vargas de 38 años. Muchas de ellas tiene hijos y hasta nietos.

La presidenta y fundadora de Lluvia de Esperanza, Marielos Corella, explicó a La Nación que su apoyo a las personas pacientes de cáncer es variado, desde prestar una silla de ruedas, hasta colaborar con el pago del pasaje de bus para ir a quimioterapia al Valle Central. Incluso, en algunas ocasiones, la persona solamente necesita un mensaje de apoyo y solidaridad.

“Tras casi doce años desde nuestra fundación hoy tenemos compañeros en toda la zona norte. Nuestro objetivo es dar ese apoyo emocional, educativo e informativo a las pacientes para que se empoderen en su proceso de lucha. Además, prestamos equipo ortopédico a quien lo necesite dentro de nuestras posibilidades. Queremos seguir ayudando”, explicó Corella.

La ceremonia final del Certamen de sobrevivientes Pink Crown se realizará el domingo 5 de junio de 2022 a las 5 p. m. en el El Tucano Resort & Thermal Spa, ubicado a 15 minutos de Ciudad Quesada, San Carlos.

Corella detalló que quien desee comprar una entrada, cuyo precio es de ¢5.000, puede hacerlo al número telefónico 88971717. Es necesario enviar la captura de pantalla vía Whatsapp a ese mismo teléfono, con el objetivo de que se le asigne un número para que participe varias rifas que se realizarán.

Sea parte este día de nuestra gala final del Certamen de sobrevivientes con objetivos de vida #pinkcrown y colabore...

Posted by Pink Crown Costa Rica on Thursday, May 19, 2022
Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.