El País

Alcalde Mario Redondo molesto por supuesta boda en Ruinas de Cartago

Jerarca manifestó su enojo por una aparente ceremonia en el sitio religioso; organizadores dicen que se trató de una sesión de fotos autorizada

“Altamente indignado ante lo que parece ser un abuso y engaño de parte de una organización que ingresó un domingo de agosto a las Ruinas de Cartago. Han circulado fotografías, en redes sociales, de lo que parece ser una boda en este emblemático inmueble propiedad de la Iglesia católica.

“Al respecto, debo indicar, clara y contundentemente que esta Alcaldía nunca ha brindado autorización alguna, a ninguna persona u organización, para llevar a cabo eventos o actividades particulares, ni mucho menos una boda de ninguna naturaleza”.

De esa manera se expresó el alcalde cartaginés Mario Redondo, en su cuenta de Facebook, al criticar una aparente sesión de fotos que se realizó el 8 de agosto en las Ruinas de Cartago.

La actividad fue organizada por la directora del Costa Rica Fashion Week, Karina Díaz Vargas, quien dice haber solicitado los permisos correspondientes a la Municipalidad de Cartago y al Ministerio de Cultura.

Consultada por La Nación, la experta en moda indicó que los protagonistas de la sesión fueron dos hombres que realizaron su boda en otro lugar, pero que decidieron tomar sus fotografías en las Ruinas de Cartago.

Además, destacó que varios invitados asistieron a la sesión con la línea de ropa de uno de los novios, un diseñador español de apellido Mesa, quien colgó las imágenes en su Instagram.

Mario Redondo observó esas fotografías y asumió que la pareja había realizado la boda en las Ruinas, por lo que se molestó al decir que nunca autorizó un evento de ese tipo allí.

“No importa que haya sido una boda heterosexual o un bautizo o cualquier cosa, eso no tiene importancia. El tema es el abuso de desarrollar un evento que no estaba autorizado. (...) Eso es de la Iglesia y ahí no se autorizan actividades de esa naturaleza”, dijo el alcalde a este diario.

El jerarca afirmó que la organización se aprovechó de “la buena voluntad” de la vicealcaldesa, porque solo le dijeron que iban a a hacer “unas tomas”, pero que cuando ella llegó observó que era “algo más”.

Redondo también calificó el acto como un “irrespeto”, sin embargo, no detalló por qué razón.

El alcalde se comunicó con el obispo de la diócesis de Cartago, Mario Enrique Quirós, para ofrecerle disculpas por la actividad.

El prelado ratificó la llamada del jerarca municipal, pero prefirió no ahondar más en el caso.

La organización Costa Rica Fashion Week criticó que el alcalde Mario Redondo haya publicado el documento que le remitieron para disculparse por la situación, ya que contenía datos personales de uno de los esposos.

“No hubo consentimiento de que él iba a publicar esta información privada. Inclusive esto (la sesión) fue hace un mes y ya había quedado arreglado. Obviamente, el diseñador iba a publicar las fotografías”, indicó, a través de su encargado de prensa.

El comunicador señaló que, en las Ruinas, se hicieron fotografías de la pareja en las que se “simulaba la boda”, pero que no se llevó a cabo ninguna ceremonia ni nada similar.

Y alegó que, de acuerdo con la legislación actual, el uso de ese inmueble es determinado por el Ministerio de Cultura y no por la Iglesia. Sin embargo, Redondo indicó que eso es falso, ya que el uso de las Ruinas solo puede ser autorizado por la Municipalidad.

“Nosotros ni siquiera pusimos disculpas de nada en ninguna red social. Nosotros pusimos la carta aclarándole a él directamente porque él estaba diciendo que nosotros estábamos blasfemando a la Iglesia católica”, indicó la organización.

La agrupación negó haber cometido un engaño para realizar la actividad, ya que en todo momento indicó que se trataba de una sesión de fotos, la cual, según aseguró, fue debidamente autorizada.

Altamente indignado ante lo que parece ser un abuso y engaño de parte de una organización que ingresó un domingo de...

Posted by Mario Redondo on Thursday, September 2, 2021

La actividad ocurrió hace casi un mes, pero el alcalde aseguró que en ese momento no quiso hacer “más bulla” sobre la situación, porque no quería que se dijera que su accionar “respondía a otra cosa”.

Empero, señaló que cuando vio las fotografías que circularon en redes sociales, se sintió “burlado” y que, por eso, quiso hacer un descargo de molestia en su cuenta de Facebook personal.

“De comprobarse ahora de que nos engañaron, estaremos tomando las acciones correspondientes. Por cuanto de haber actuado así, estaríamos, evidentemente, ante un abuso inaceptable de su parte, ya que nunca se les autorizó a ello”, puso el alcalde en su publicación, acompañada de un documento enviado por Karina Díaz.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.