Terrorismo

Cae en Bélgica presunto líder de ataques terroristas en París

Hallazgo de huella dactilar en acción previa de la Policía llevó a la detención

Bruselas. AFP. Salah Abdeslam, sospechoso clave de los atentados terroristas del 13 de noviembre en París que dejaron 130 muertos y quien era buscado desde hace cuatro meses, f ue detenido este viernes en una operación policial en Bruselas.

“Detuvimos a Salah Abdeslam” , dijo a la prensa el primer ministro belga, Charles Michel, junto al presidente francés, François Hollande.

El sospechoso, conocido como “el enemigo público número uno en Francia”, fue herido en una pierna y está hospitalizado, informó la Fiscalía belga.

“Mientras no hayamos detenido a todos los que cometieron estos terribles ataques, nuestro combate no habrá terminado”, manifestó François Hollande, que había abandonado poco antes una cumbre europea en Bruselas para seguir junto a Michel el fin de las operaciones policiales.

Anunció que había convocado para el sábado en París, “dadas las informaciones que han comunicado”, al Consejo de Defensa Nacional, que reúne a los ministros a cargo de la seguridad.

El presidente francés reveló que se dieron cuenta de que los implicados en los atentados de París eran “mucho más numerosos que lo pensado”.

Michel y la presidencia francesa anunciaron que el presidente estadounidense, Barack Obama, los había llamado para felicitarlos por el arresto.

Salah Abdeslam, de 26 años, es sospechoso de haber desempeñado un papel logístico clave en los atentados yihadistas que conmocionaron el mundo.

El joven llevaba una vida de parrandero, marcada por pequeños robos, antes de volverse yihadista en tiempo récord.

La Policía lo detuvo este viernes a media tarde en Molenbeek , barrio popular de Bruselas, a 900 metros de la casa en donde aún viven sus padres. Herido en una pierna, fue llevado a un hospital.

Golpe policial. Una vecina del barrio indicó que los operativos comenzaron al ser las 15:30 GMT (9:30 a. m. hora de Costa Rica), con la llegada de docenas de vehículos policiales.

“Escuché tres o cuatro disparos, pero después fueron amortiguados, como si estuvieran en el interior”, contó Karim, trabajadora de la ONG Oxfam.

La Fiscalía anunció que, en total, fueron cinco los detenidos: Abdeslam, un cómplice llamado Monir Ahmed Alaaj o Amin Choukri –la Policía halló papeles falsos con estos dos nombres– y tres miembros de una misma familia que los albergaban.

La Policía lanzó la operación con un día de antelación, luego de que un medio francés reveló que las autoridades habían encontrado una huella dactilar de Abdeslam en un departamento allanado el martes en la vecina comuna de Forest, en la capital belga.

Esto aceleró su búsqueda. El martes, policías belgas y franceses se aprestaban a proceder a un allanamiento presentado por las autoridades como “de rutina”.

Apenas se abrió la puerta del domicilio, estalló un “breve pero intenso tiroteo” en el que cuatro policías resultaron heridos.

La Policía lanzó entonces una operación y cerró el sector. Dos sospechosos habrían logrado huir. La Fiscalía no sabe si se trató de Abdeslam y su cómplice.

Una tercera persona fue ultimada en estas operaciones por un francotirador de las fuerzas especiales cuando se aprestaba a disparar desde una ventana, según el relato de la Fiscalía.

Junto al cuerpo del hombre –Mohamed Belkaid, argelino de 35 años–, las autoridades hallaron un fusil Kaláshnikov, un libro sobre el salafismo y una bandera del Estado Islámico.

Según la Fiscalía belga este hombre, conocido antes bajo la falsa identidad de Samir Buzid, era buscado por sospechas de apoyo logístico a los autores de los atentados de París.

Belkaid, utilizando el nombre de Samir Buzid fue controlado en la frontera austro-húngara el 9 de setiembre junto a Salah Abdeslam.

Según la televisión pública flamenca, VRT , el nombre de Mohamed Belkaid figura en las listas de combatientes de Estado Islámico reveladas la semana pasada por la prensa. El canal afirma que era voluntario para cometer un atentado suicida.

El hermano de Salah, Brahim, formaba parte del comando que atacó las terrazas de café parisinas el 13 de noviembre. Murió al accionar el chaleco explosivo que usaba.

Salah Abdeslam sería el último sobreviviente de este comando de 10 yihadistas que atacaron en París la sala de espectáculos Bataclan, restaurantes, bares y el Estadio de Francia.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.