El Mundo

Terremoto devasta Haití

 Destrucción alcanzó a edificios de gobierno, hospitales, escuelas y viviendas

Puerto Príncipe. Reuters Haití fue sacudido ayer por un feroz terremoto que derribó edificios y dejó gran cantidad de muertos y heridos en la capital del país, el más pobre del hemisferio occidental.

El terremoto, de magnitud 7,0 y cuyo epicentro estuvo en tierra firme a solo 16 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, hizo entrar en pánico a la población en las calles de la ciudad, mientras una nube de polvo y humo se elevaba hacia el cielo desde los edificios que se desplomaban.

El poderoso movimiento se sintió en la cercana isla de Cuba, donde las autoridades evacuaron a quienes viven cerca de la costa por temor a un tsunami .

Mientras la oscuridad caía en medio de escenas de caos y gritos de las víctimas, los habitantes trataban desesperadamente de desenterrar a los sobrevivientes o buscaban a sus familiares desaparecidos entre los escombros.

El palacio presidencial se encontraba entre los edificios dañados, dijo a la cadena CNN el embajador de Haití en Estados Unidos, Raymond Alcide Joseph.

“Mi país enfrenta una importante catástrofe”, declaró.

Vuelve el caos. Haití tiene una historia de desastres naturales y caos político. Unos 9.000 policías y soldados de la ONU están desplegados en su territorio para mantener el orden. La ONU confirmó en Nueva York que varios de sus edificios colapsaron y cientos de empleados están desaparecidos.

“Todo comenzó a temblar, la gente gritaba, y las casas comenzaron a derrumbarse (...) Es un caos total”, dijo el periodista de Reuters Joseph Guyler Delva en Puerto Príncipe.

“Vi gente bajo los escombros y gente muerta”, agregó, indicando que vio decenas de víctimas.

Varios países anunciaron el envío inmediato de grupos de socorro y ayuda al devastado país.

El presidente de EE. UU., Barack Obama dijo que su país proveerá ayuda.

Polvo y humo. Un empleado local de la organización de caridad Food for the Poor dijo que vio sucumbir un edificio de cinco pisos en Puerto Príncipe, según Kathy Skipper, la portavoz del grupo.

Otro empleado de la organización dijo que vio más casas destruidas que en pie en Delmas Road, una importante vía pública.

“A un minuto de comenzado el sismo, tierra, polvo y humo se elevaron sobre la ciudad, una capa que cubrió la ciudad y la oscureció por unos 12 minutos hasta que las condiciones atmosféricas disiparon el polvo”, dijo a CNN Mike Godfrey, quien trabaja para USAID.

“El aeropuerto internacional parece estar funcionando”, agregó, y dijo que un avión despegó después del terremoto.

Expertos dijeron que el epicentro del sismo fue muy superficial, a apenas 10 kilómetros de profundidad, lo que posiblemente incrementó la destrucción.

Dale Grant, un geofísico del Servicio Geológico de Estados Unidos en Golden, Colorado, dijo que no se han registrado sismos tan grandes en Haití por más de 200 años.

Hablando a CNN desde Puerto Príncipe, Ian Rogers de la organización de caridad Save the Children dijo que podía escuchar los gritos y lamentos a través de la ciudad en penumbras.

Las viviendas construidas en laderas de colinas se vinieron abajo en medio de tierra y escombros.

“Todas las vías están bloqueadas actualmente por escombros”, dijo Rogers. “La gente grita ‘Jesús, Jesús’ y corre en todas direcciones”, relató.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.