Senado estadounidense aprueba reforma financiera

Regulación financiera es la más importante desde la Gran Depresión

Washington.AFP. El Senado de Estados Unidos confirmó ayer un nuevo y crucial triunfo político para el presidente Barack Obama, a pocos meses de elecciones legislativas, al aprobar la más amplia reforma de la regulación financiera desde la Gran Depresión del 29.

Obama manifestó horas después que la medida pondrá fin a los “negocios oscuros” que en parte generaron la crisis financiera del 2008.

Detalló que la Ley, que se espera promulgue la próxima semana, construirá una economía “innovadora, creativa, competitiva” que tenderá menos al pánico y significará que los contribuyentes no tendrán que rescatar firmas en problemas.

La votación se produjo prácticamente de acuerdo con la distribución partidaria en la Cámara Alta, con un resultado 60-39 para enviar el proyecto de ley de 2.300 páginas al escritorio de Obama para lo que se espera sea una rápida promulgación.

Mayor control. La reforma está diseñada para controlar las prácticas riesgosas de los grandes bancos estadounidenses, responsabilizadas por la crisis financiera mundial que se inició en el 2008.

Solo tres republicanos se unieron a 55 demócratas y dos independientes para aprobar la medida. Un demócrata se opuso.

La Cámara de Representantes ya había aprobado el texto a fines de junio.

Se trata de la segunda e histórica ley que obtiene el gobierno de Obama tras lograr pasar por el Congreso la reforma del sistema de salud en marzo.

Llega en un momento crucial para el Gobierno, que pierde popularidad y confianza entre los estadounidenses por la desaceleración económica y el desempleo.

Los demócratas se juegan el control del Congreso en las elecciones legislativas de medio período de noviembre.

Diversos indicadores divulgados ayer revelaron que la actividad industrial de Estados Unidos se desacelera, al tiempo que no decae el desempleo –actualmente en 9,5%–, en tanto la Reserva Federal (FED) rebajó sus previsiones sobre crecimiento y empleo el miércoles.

Ayer el presidente de la FED, Ben Bernanke, saludó el “importante avance” logrado con la aprobación de la reforma.

Lo mismo hizo el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, arquitecto de la reforma, quien estimó que esta “va a recompensar la prudencia y castigar la imprudencia”.

El texto definitivo de la ley “Dodd-Frank” –por el nombre de sus dos principales autores, el senador Chris Dodd y el representante Barney Frank– fue concebido para intentar impedir una nueva crisis como la del 2008, que precipitó la economía de EE. UU. al abismo.

El texto, que extenderá el control de los reguladores a secciones enteras de las finanzas que se le escapaban, prevé la creación de un ente de protección del consumidor financiero dentro de la FED, e impide el rescate de grandes instituciones financieras a costa de los contribuyentes.