Víctor Hugo Murillo S.. 23 febrero
Preparativos para la inauguración de una casa materna en el edificio que albergó la redacción de 'Confidencial'. Confidencial/Nicaragua
Preparativos para la inauguración de una casa materna en el edificio que albergó la redacción de 'Confidencial'. Confidencial/Nicaragua

El edificio que albergó las oficinas del diario digital Confidencial, la Revista Niú y los programas de televisión Esta Semana y Esta Noche, ocupado desde diciembre del 2018 por las autoridades de Nicaragua, será -a partir de este martes- la sede de una “casa materna” del Ministerio de Salud (Minsa).

En el mismo inmueble funcionaba la empresa consultora Cabal, informó Confidencial, que calificó la medida como “el último acto de la confiscación”.

Según Confidencial, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, la inauguración de la casa materna en el barrio Planes de Altamira, en Managua, tendrá lugar este martes.

Las redacciones de esos medios y espacios fueron ocupadas por la Policía Nacional en momentos cuando el gobierno de Daniel Ortega enfrentaba protestas en demanda de la renuncia del presidente y de la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo.

La decisión de incautarse definitivamente de las instalaciones de Confidencial dio lugar a cambios en el edificio, que fue pintado de “rosado chicha”, color característico de las publicaciones del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El diario informó de que como parte de los preparativos de la apertura de la casa materna, el Minsa instaló el lunes “tres carpas en las afueras del local, con equipos de sonido, y llegaron diez vehículos entre carros y camionetas”.

Propósito verdadero

Para Chamorro, detrás de lo que el gobierno presenta como infraestructura sanitaria, “se pretende sellar el cierre de dos medios de comunicación, ejecutado manu militari, y la clausura de varias organizaciones no gubernamentales que promueven los derechos humanos y la cultura de valores democráticos y derechos ciudadanos”.

“Estamos ante un burdo intento de lavar un crimen de Estado contra las libertades de prensa, de expresión, y de asociación, con la complicidad del Ministerio de Salud”, denunció.

El periodista agregó que la estocada final a las oficinas constituye una medida para distraer la atención sobre la magnitud de la pandemia de covid-19 en Nicaragua, que de acuerdo con las cifras oficiales ha causado 172 muertos y 6.398 contagiados.

Un policía previno al fotógrafo de 'Confidencial' que no se acercara a la antigua sede del periódico digital en Managua. Confidencial/Nicaragua
Un policía previno al fotógrafo de 'Confidencial' que no se acercara a la antigua sede del periódico digital en Managua. Confidencial/Nicaragua

“En el 2020, en Nicaragua murieron más de 7.600 personas a causa de neumonía, infarto al miocardio, diabetes e hipertensión, cuatro enfermedades agravadas por el coronavirus, cuya letalidad se disparó de forma exponencial con la pandemia. Las estadísticas oficiales demuestran que nunca había ocurrido algo similar en los últimos 25 años”, escribió el periodista en su periódico.

En enero, el Ministerio de Salud empezó la ocupación del edificio de 100% Noticias y de las sedes de varias ONG, entre ellas el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Fundación Popol Na, el Instituto para la Democracia y el Desarrollo (Ipade) y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).