AFP. 28 julio
Luis Enrique (derecha) y Ricardo Martinelli Linares tras ser arrestados en Ciudad de Guatemala, el 6 de julio del 2020. AFP
Luis Enrique (derecha) y Ricardo Martinelli Linares tras ser arrestados en Ciudad de Guatemala, el 6 de julio del 2020. AFP

Ciudad de Guatemala. El Parlamento Centroamericano (Parlacén) descartó este martes juramentar como diputados a dos hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), requeridos en Estados Unidos por blanqueo de capitales relacionado con el caso de los sobornos de la empresa constructora brasileña Odebrecht.

“Como directivos (del Parlacén) no procederán con la juramentación de los diputados nombrados por las particularidades especiales que tiene el caso”, indicó el Parlamento Centroamericano en un comunicado.

Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, de 38 y 48 años, respectivamente, fueron elegidos como diputados suplentes al Parlacén para el período 2019-2024, y sus juramentaciones despertaron sospechas de que pretendían obtener inmunidad para evadir a la Justicia estadounidense.

Ambos fueron detenidos el 6 de julio en el aeropuerto internacional de la capital guatemalteca cuando intentaban abordar un vuelo humanitario a su país.

La detención obedeció a una orden de captura provisional con fines de extradición a Estados Unidos por "conspiración para cometer lavado de dinero".

Ambos alegaron tener inmunidad por ser diputados suplentes del Parlacén aunque aún no habían jurado al cargo.

El Departamento de Justicia estadounidense en un comunicado explicó después de la captura que los detenidos "participaron presuntamente" en el plan de expansión de Odebrecht, que pagó "más de 700 millones de dólares en sobornos" en América Latina.

Según la Justicia norteamericana, los hermanos Martinelli facilitaron el pago de $28 millones mediante cuentas bancarias secretas a nombre de empresas fantasma en jurisdicciones extranjeras.

Los arrestados permanecen en un cuartel militar de la capital guatemalteca acondicionado para reos considerados vulnerables.

En Panamá se les acusa de cobrar sobornos millonarios de Odebrecht para facilitar trámites burocráticos para la construcción de una autopista y el saneamiento de la bahía de Panamá durante el gobierno de su padre.

Según esas acusaciones, los hijos de Martinelli habrían recibido en distintas sociedades $6 millones de Odebrecht entre el 2009 y el 2010. Posteriormente habrían cobrado cerca de $50 millones por otros servicios a la empresa brasileña.