Eligieron esa comunidad porque es un lugar que tiene potencial turístico que aún no se aprovecha a plenitud principalmente por razones de comodidad e infraestructura.

 22 junio, 2014
Captura de pantalla del Volcán Telica
Captura de pantalla del Volcán Telica

La comunidad nicaragüense de San Jacinto acoge un campo geótermico, un hervidero y un volcán. Este es el más reciente destino turístico que está promocionando el país centroamericano, que cuenta con el apoyo de cooperantes europeos.

El caluroso lugar, ubicado en el municipio de Telica del departamento de León, alberga un sinnúmero de cráteres volcánicos y ofrece un espectáculo natural que permite observar la permanente ebullición de lodo, dióxido de carbono y otros gases provocados por el magma que calienta el agua que fluye bajo la superficie terrestre.

Tiene como telón de fondo al imponente volcán Telica, de 1.061 metros de altura y uno de los más activos de Nicaragua. Cuando entra en actividad, emana de su interior un ruido de turbina de jet y de las fumarolas sonidos semejantes a disparos de escopetas.

San Jacinto cuenta con unos hervideros en donde el turista puede caminar sintiendo las altas temperaturas bajo sus pies y el vapor, con olor a azufre, que recorre sobre su entorno.

Por todo ello, la localidad es una nueva apuesta turística de ocio de la fundación nicaragüense Centro Empresarial Pellas, con el apoyo de cooperantes.

La representante de la fundación, María Alaniz, explicó que el proyecto turístico tiene un coste de unos $271.974 financiados por la Agencia Luxemburguesa para la Cooperación y el Desarrollo Local.

La contrapartida de la italiana Asociación de Cooperación Rural de África y América Latina es de unos $67.993.

Según Alaniz, los cooperantes eligieron esa comunidad porque es un lugar que tiene potencial turístico que aún no se aprovecha a plenitud principalmente por razones de comodidad e infraestructura.

El proyecto, denominado Apoyo al desarrollo del potencial turístico en los hervideros de San Jacinto, pretende promover sacar provecho al calor de los volcanes y a las altas temperaturas en los hervideros desde el punto de vista turístico.

En la actualidad el sitio es administrado por una cooperativa integrada por los mismos habitantes del lugar, que también hacen de guías turísticos y explican a los visitantes sobre el origen volcánico de los hervideros y los beneficios del barro que extraen de los hoyos.

El proyecto, que tiene una duración de 18 meses, comenzó en diciembre pasado y consiste en organizar el manejo de los hervideros, implementar un programa de capacitación de los vecinos, construir senderos que permitan realizar recorridos al volcán Telica así como acampar en los alrededores del coloso.

“Queremos que no solamente los turistas se bajen a ver los hervideros, sino que también suban al volcán”, indicó Alaniz.

Adelantó que están trabajando en mejorar la infraestructura en el lugar para dar mayor comodidad y seguridad a los turistas cuando visiten los microcráteres y el volcán.

También que construirán una tienda de recuerdos donde ofrecerán materiales elaborados con barro que serán extraídos de los mismos hervideros.

Actualmente, un promedio de 280 turistas extranjeros visitan semanalmente los hervideros de San Jacinto, de acuerdo con cifras de la fundación Centro Empresarial Pellas.

Etiquetado como: