AFP. 4 abril
La carta que envió el fiscal general, Bill Barr, al Congreso con sus conclusiones sobre el informe de Robert Mueller.
La carta que envió el fiscal general, Bill Barr, al Congreso con sus conclusiones sobre el informe de Robert Mueller.

Washington. Donald Trump cantó victoria tras el aparente fracaso de la investigación por la posible colusión con Rusia, pero este jueves, 11 días después, vio como se le amargaba la alegría.

Una y otra vez el presidente ha proclamado que la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los vínculos del equipo de Trump con Moscú dio como resultado una “exoneración” total.

Pero esa afirmación del mandatario se basa en las conclusiones de William Barr, el fiscal general elegido por él mismo, quien publicó un resumen de cuatro páginas del informe. El texto íntegro, de cientos de páginas, aún no se ha hecho público.

Informaciones de medios estadounidenses con fuentes del equipo de Mueller aseguraron que, en su síntesis, Barr ignoró los hallazgos potencialmente dañinos para Trump.

“Miembros del equipo de Mueller se han quejado a los colaboradores cercanos de que las pruebas que reunieron sobre la obstrucción fueron alarmantes y significativas”, informó el diario The Washington Post el miércoles por la noche.

El Departamento de Justicia se vio obligado a defender el resumen de Barr el jueves, diciendo que “cada página” del informe de Mueller fue catalogada por su material potencialmente confidencial e insistió en que el texto se hará público íntegramente una vez que se hayan hecho las “redacciones apropiadas”.

Trump escribió en Twitter que el Times “no tenía fuentes legítimas, que serían totalmente ilegales, en relación con el Informe Mueller. De hecho, probablemente ¡no tenían ninguna fuente! ¡Son un periódico de noticias falsas que ya se han visto obligados a disculparse por sus incorrectas y muy malas informaciones sobre mí! “

Durante dos años, Trump reprochó en repetidas ocasiones la “caza de brujas” de Mueller y tildó de tontería la idea de que podría haberse puesto de acuerdo con Rusia para inclinar la opinión pública en su favor durante las elecciones del 2016.

¿Trump reivindicado?

El resumen de Barr parecía una reivindicación asombrosa. Según Barr, Mueller descubrió que nadie en el equipo de Trump había “conspirado o coordinado con Rusia”.

Sobre la cuestión de si Trump había tratado de obstruir la Justicia y evitar que Mueller investigara libremente, Barr afirmó que el fiscal especial no llegó a una conclusión definitiva. “Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”, agregó en referencia a una conclusión de Mueller.

Esa afirmación sonaba peligrosamente ambigua para el presidente, pero el propio Barr hizo el juicio de que si no había ningún delito de obstrucción, Trump podía decir que era una victoria.

En una serie de tuits, en comentarios a periodistas y en un mitin de celebración, Trump manifestó que se había demostrado que tenía razón. Incluso acusó de traición a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y a los políticos del Partido Demócrata que apoyaron la investigación de Mueller.

Pero el cuestionamiento de los demócratas acerca de por qué el informe completo no se ha publicado y ahora las filtraciones a los medios de los miembros del equipo de Mueller están agriando esa victoria.

En una declaración el jueves, la portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, defendió el resumen del informe hecho por Barr.

”Dado el extraordinario interés público en el asunto, el fiscal general decidió divulgar los resultados finales del informe y sus conclusiones de inmediato, sin intentar resumir el informe, en el entendido de que el informe se publicará después del proceso de redacción”, explicó.

Barr “no cree que el informe deba publicarse de manera ‘en serie o de manera fragmentada’”, agregó.

Mientras, Trump volvía a sus hábitos en Twitter, con ataques a oponentes que se podrían haber escrito hace meses.

“De acuerdo con las encuestas, a pocas personas parece importarles el engaño de la colusión rusa, pero algunos demócratas están luchando por mantener la caza de brujas con vida”, escribió el jueves.

“Deben centrarse en la legislación o, mejor aún, en una investigación de cómo comenzó el ridículo de la Ilusión Colusión, ¡tan ilegal!”.

El abogado de Trump, el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, quiso volver a pelear la batalla supuestamente terminada.

El miércoles por la noche, en Fox News, llamó al equipo de Mueller “un grupo de furtivos y poco éticos filtrantes”, al tiempo que les calificó de “demócratas rabiosos que odian al presidente de Estados Unidos”.

“Creemos que podemos probar más allá de cualquier duda que no hay nada de colusión”, declaró Giuliani sobre la participación de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.