AFP. 22 junio, 2018

Washington. La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dictaminó el viernes que la Policía debe solicitar una orden judicial para rastrear a una persona a través de su teléfono móvil, en uno de los casos de libertades públicas más importantes en los últimos años.

Edificio de la Corte Suprema de Justicia, en Washington. En una decisión de 5-4 el viernes, el Tribunal dijo que la Policía necesita una orden de registro si quieren rastrear a sospechosos de delitos a través de su teléfono celular.
Edificio de la Corte Suprema de Justicia, en Washington. En una decisión de 5-4 el viernes, el Tribunal dijo que la Policía necesita una orden de registro si quieren rastrear a sospechosos de delitos a través de su teléfono celular.

Esta sentencia del máximo tribunal estadounidense, dictada por una mayoría de cinco jueces contra cuatro, es una gran victoria para los partidarios de la Cuarta Enmienda de la Constitución, que protege a los ciudadanos contra cualquier intrusión en su privacidad sin una presunción seria.

El caso surgió cuando la Policía obtuvo, sin una orden judicial, información sobre un sospechoso de un robo a partir de la ubicación de su teléfono móvil durante 127 días, lo cual para los activistas en favor de las libertades públicas supone un claro abuso y una violación de la privacidad.

El fallo de la Corte supone un hito para la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que era respaldada por destacados académicos y por los gigantes tecnológicos Apple, Facebook, Twitter, Verizon, Google y Microsoft, pero también por organizaciones conservadoras, incluso militantes por el derecho a portar armas que estaban preocupados por su anonimato.