AFP. 19 enero
El presidente de Colombia, Iván Duque, brindó un discurso, el 18 de enero, sobre el coche bomba detonado en Bogotá que dejó 20 fallecidos en una academia policial. Foto: AFP
El presidente de Colombia, Iván Duque, brindó un discurso, el 18 de enero, sobre el coche bomba detonado en Bogotá que dejó 20 fallecidos en una academia policial. Foto: AFP

Bogotá. El presidente de Colombia, Iván Duque, realizó este sábado un firme llamado a Cuba para que le entregue a un grupo de negociadores de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras pedir su captura internacional como consecuencia de un ataque con coche bomba atribuido a esa guerrilla.

Duque, quien la víspera dio por terminados los esfuerzos de paz que había iniciado su antecesor con el ELN en el 2017, se mostró contrariado con un pronunciamiento de la Cancillería cubana frente a su decisión.

Anfitrión y garante de las frustradas negociaciones de paz, el gobierno de La Habana aseguró el viernes que cumplirá con los compromisos fijados ante la ruptura de las conversaciones abiertas en el 2017 y que pretendían acabar con un alzamiento armado de más de medio siglo.

Según Duque, Cuba no debería ofrecer ninguna garantía a los rebeldes, puesto que su gobierno no se sentó a la mesa de negociaciones precisamente a la espera de que "liberaran a los secuestrados y que cesaran los ataques terroristas".

La explosión se produjo en las inmediaciones de la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá, el jueves 17 de enero del 2019.
La explosión se produjo en las inmediaciones de la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá, el jueves 17 de enero del 2019.

Lo ocurrido con el coche bomba, que mató a 20 jóvenes estudiantes de una academia de policía y al presunto atacante, “fue un acto criminal, violador de los derechos humanos y ningún acto de esa naturaleza amerita ningún protocolo que evite que se haga justicia”, expresó el mandatario.

“Por eso le pedimos a ese gobierno que entregue a esos criminales para que se haga justicia”, destacó durante un acto de gobierno en el departamento de Tolima (centro).

Tras poner fin a los esfuerzos de paz de su antecesor Juan Manuel Santos, el jefe de Estado ordenó reactivar las órdenes de captura a los diez miembros del Ejército de Liberación Nacional que integran la delegación de este grupo en La Habana.

De momento, la guerrilla no se ha pronunciado sobre el ataque que le adjudican ni la decisión de Duque.

Una mujer coloca flores frente a la academia policial Francisco de Paula Santander, un día después de que explotó un coche bomba en el lugar, ubicado en Bogotá. Foto: AP
Una mujer coloca flores frente a la academia policial Francisco de Paula Santander, un día después de que explotó un coche bomba en el lugar, ubicado en Bogotá. Foto: AP

En setiembre, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) ya había anticipado que si las conversaciones cesaban debía ser “en la misma mesa donde se organice el retorno de nuestra delegación de diálogos, con las garantías requeridas y como está acordado con la Comunidad Internacional”.

Chile, Venezuela, Brasil y Noruega son garantes del proceso.

Los protocolos –que el canciller cubano no detalló en su mensaje– comprenderían la intervención de un país amigo para el retorno de la delegación de la guerrilla.

Este sábado, Duque también convocó a marchar el domingo en repudio al atentado contra la academia de policía, el más grave registrado en Bogotá desde febrero del 2003.

Roces con Venezuela

Desde que Iván Duque asumió la presidencia en agosto, las denuncias sobre presencia de mandos del ELN en territorio venezolano han agriado aún más la disputa entre Bogotá y Caracas, que prácticamente no mantienen relaciones diplomáticas desde mediados del 2017.

Colombia ha acusado a Venezuela de albergar a los rebeldes y ha pedido al gobierno de Nicolás Maduro hacer efectivas las órdenes de captura internacionales en contra de comandantes guerrilleros.

Caracas niega que haya rebeldes en su territorio, en unas acusaciones que vienen desde la presidencia de Álvaro Uribe.

"El ELN tiene mucha tropa en esa zona. Entonces Venezuela va a ser un factor, para bien o para mal, determinante", apunta Ávila.

Sin embargo, según el investigador Ronald Rodríguez, el ELN no solo tiene presencia en Venezuela, sino que ha expandido recientemente sus actividades en varios estados venezolanos con la benevolencia del chavismo.

Esto hace poco probable que mandos rebeldes puedan ser detenidos y extraditados en un proceso de cooperación, agrega el internacionalista del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

Por ese motivo, añade, Colombia podría tratar de llevar la situación "a escenarios multilaterales como la OEA, donde se reclame al Estado venezolano una acción concreta contra este grupo", considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Venezuela fue acompañante en los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y garante en los del ELN, aunque Duque les revocó esta condición en setiembre.