11 agosto, 2010

Dublin, AFP. El Vaticano rechazó las dimisiones de dos obispos católicos irlandeses, presentadas al hilo de unos escándalos de pedofilia protagonizados por sacerdotes en Irlanda, indicó el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin.

En una carta a los sacerdotes de su diócesis, el arzobispo Martin señala que los obispos auxiliares Eamonn Walsh y Raymond Field conservarán sus funciones, aunque con competencias modificadas, según un portavoz de la conferencia episcopal irlandesa.

"Tras las dimisiones presentadas al papa Benedicto XVI, se ha decidido que el obispo Eamonn Walsh y el obispo Raymond Field seguirán siendo obispos auxiliares", indicó el arzobispado, en la carta citada por el portavoz.

El portavoz no precisó a la AFP de qué forma habían sido modificadas las competencias de los obispos.

Ambos presentaron su dimisión al sumo pontífice el pasado diciembre, después de publicarse un informe que concluía que las autoridades católicas habían encubierto los abusos sexuales que varios sacerdotes y religiosos infligieron a niños en la diócesis de Dublín durante treinta años.

El 20 de marzo, Benedicto XVI reconoció la responsabilidad de toda la Iglesia en los abusos cometidos por sacerdotes y religiosos irlandeses, y expresó su "vergüenza" en una carta dirigida a los fieles de ese país.